Borrarán tatuajes a menores expandilleros y víctimas de tráfico en NYC

Una iniciativa de la Administración de Servicios Infantiles busca darle una segunda oportunidad a mucho jóvenes que "tomaron una mala decisión en el pasado"
Borrarán tatuajes a menores expandilleros y víctimas de tráfico en NYC
David A. Hansell, comisionado del ACS, Selina Higgins, directora ejecutiva de la Oficina de Prevención y Política de Tráfico de Niños de ACS (OCTPP) Y David J. Ores, fundador y director de Fresh Start Tattoo Removal

Una adolescente neoyorquina, víctima de tráfico humano, vivía preocupada por cómo su experiencia traumática tendría un impacto en su vida cotidiana. Ella había sido obligada a prostituirse a través de una red de tráfico sexual que dejó, no solo una marca en su vida, si no también una muy visible en su rostro.

La joven cargó durante mucho tiempo con su frente tatuada con el nombre del proxeneta que se robó una parte importante de su niñez, un recordatorio que complicó aún más su proceso de recuperación mental y, por supuesto, afectó su desarrollo laboral.

Este es solo uno de los miles de casos en los que traficantes y líderes de pandillas tatúan a los jóvenes con signos de dólar en sus rostros, nombres de proxenetas en sus pechos o espaldas, o nombres de pandillas en sus manos o cuerpos. Una pesadilla que parece no tener fin para muchos de ellos que logran escapar de este flagelo, pero que luego no tienen los recursos necesarios para eliminarlos.

Es por esto que la Administración de Servicios para Niños (ACS) anunció este lunes el lanzamiento de un nuevo programa piloto que proporcionará servicios gratuitos de eliminación de tatuajes a jóvenes víctimas de tráfico humano y expandilleros, que hagan parte del sistema de bienestar infantil de la ciudad de Nueva York.

El anuncio hace parte de un programa de asociación entre ACS y tres proveedores médicos que ofrecerán servicios gratuitos de remoción de tatuajes a jóvenes afiliados a la agencia, cuyas marcas han obstaculizado su capacidad para avanzar positivamente en sus vidas.

Una segunda oportunidad

Así, como una segunda oportunidad, la administración De Blasio cataloga este programa que entrará en funcionamiento en septiembre y que espera poder ayudar a casi 3,000 jóvenes, que según un informe del 2017 de Programa Safe Harbor, han sido identificados como víctimas de trata o en riesgo de tráfico, un aumento del 21% frente a las cifras de 2016.

El comisionado del ACS David A. Hansell, explicó que este aumento muestra la creciente necesidad de desarrollar y proporcionar servicios para esta población tan vulnerable.

“No se debe obligar a ninguna persona joven a pasar por la vida con una marca permanente de explotación y abuso en su cuerpo”, dijo Hansell. “Estamos agradecidos con los profesionales médicos comprometidos que han ofrecido servicios pro bono para ayudar a algunos de los niños más vulnerables de la ciudad de Nueva York“.

Hansell agregó que la Red de Erradicación del Tatuaje Infantil de la Ciudad de Nueva York será un programa completamente confidencial diseñado para limitar el trauma infligido a los niños por parte de abusadores y pandillas. De acuerdo con ACS, esta red será operada por la Oficina de Prevención y Política de Tráfico de Niños de la ACS (OCTPP), con tres propósitos:

  • Garantizar que todos los jóvenes involucrados en ACS tengan la oportunidad de eliminar de manera segura las marcas de explotadores o pandillas.
  • Reducir el trauma conectando a los proveedores médicos con los planificadores de casos y los jóvenes para brindar una oportunidad para la discusión compartida de la situación y para proporcionar la eliminación de tatuajes en un ambiente seguro.
  • Proporcionar capacitación a proveedores médicos sobre el tráfico y la dinámica de pandillas para mejorar su conocimiento y empatía con los jóvenes.

El servicio será gratuito

Durante el anuncio del plan piloto, que se realizó en las instalaciones de uno de los proveedores de este servicio en el Lower East Side, estuvo presentes el doctor David J. Ores, fundador y director de Fresh Start Tattoo Removal, una organización sin fines de lucro que remueve tatuajes de manera gratuita, quien explicó la importancia del programa y los beneficios que trae a los más jóvenes para tener un “nuevo comienzo”.

“Es un privilegio para Fresh Start hacer lo que podamos para ayudar a los jóvenes en riesgo de nuestra ciudad y sobrevivientes de tráfico humano”, dijo Ores. “Eliminar tatuajes no deseados de una vida anterior puede marcar una gran diferencia en la búsqueda de empleo, y la recuperación emocional”.

Pese a que este servició será gratuito para los jóvenes que hacen parte del programa de bienestar familiar de la Ciudad, el doctor Ores dijo que no es proceso de bajo costo y mucho menos inmediato, razón por la cual celebró que la administración de Blasio haya puesto los ojos en este tema.

La remoción de un tatuaje puede costar entre $1,500 y $2,000, un proceso que puede tardar de 10 a 15 sesiones, dependiendo de la imagen y el color de piel del paciente, sin embargo, “les recomendamos que inmediatamente se hagan una alteración para cambiar el significado del tatuaje. Esto como primer paso ayuda mucho, sobre todo psicológicamente porque comienza a borrar estar identidad de pertenencia de la pandilla”, explicó el doctor Ores.

Problemas familiares

De acuerdo con la psicóloga Martha Caicedo, los tatuajes juegan un papel en la etapa de desarrollo de los seres humanos. Por un lado, se convierte en una forma de explorar una identidad propia, alejada de los padres, pero por el otro, como en estos casos, están asociados a prácticas de apropiación relacionadas con la esclavitud y hasta con la crianza de animales.

“La adolescencia es un proceso complejo para todos, pero tiene un impacto especial en aquellos jóvenes que no cuentan con una estabilidad emocional en sus hogares”, apuntó Caicedo, quien aseguró que el uso de tintas para expresar mensajes comienza desde muy temprana edad. “Desde que los niños están en el colegio están pintando mensajes en sus brazos. A esto hay que prestarle atención porque es lo que están expresando. Amor, temor, odio. Esto es importante”.

Caicedo celebró el programa presentado por ACS, pero aseguró que debe hacerse más en el proceso de identificación de menores que pueden estar en riesgo de ser atrapados por estas redes. “Esto debe darse desde muy temprana edad. Si bien hay un gran número de jóvenes idenfiticados, sería bueno que desde los cinco años se pueda intervenir en estos procesos educativos, de tal manera que no tengamos que llegar hasta el momento de la remoción de tatuajes. Que si los hay, sea por decisión personal y no por afiliaciones criminales y mucho menos por casos de tráfico sexual”.

Lucha contra pandillas

La iniciativa de ACS está enfocada en jóvenes menores de 18 años, uno de los grupos que más atención recibe por parte de pandilleros en varias zonas de la ciudad. De acuerdo con Selina Higgins, directora ejecutiva de la OCTPP, el concepto detrás del proyecto, no solo se trata de la eliminación de tatuajes.

“Realmente se trata de brindar a los jóvenes una oportunidad segura para erradicar los signos físicos de la propiedad, desarrollar la autoestima y avanzar positivamente con sus vidas. Llamamos al proyecto “Movin ‘activado”, porque eso es lo que ACS ofrece: una oportunidad para avanzar hacia un futuro más optimista”.

 

Alrededor de la web