5 cosas que debes saber sobre la donovanosis, la bacteria que “come” genitales

La información que necesitas saber sobre la infección del momento
5 cosas que debes saber sobre la donovanosis, la bacteria que “come” genitales
Ante los primeros síntomas hay que acudir al médico.
Foto: Shutterstock

La donovanosis, cuyo nombre científico es Granuloma inguinale, es una rara enfermedad de transmisión sexual que causa graves laceraciones en los genitales y otras áreas del cuerpo, como la nariz, las mejillas, la boca y el pecho. El primer caso detectado en Inglaterra ha causado un gran revuelo en la sociedad y en la comunidad médica.

Estas son las 5 cosas que debes saber en este momento para protegerte y no alarmarte de más:

Puedes tenerla sin saberlo

Durante un tiempo, la donovanosis puede ser asintomática. En las primeras etapas no aparecen úlceras, aunque la bacteria que la causa, la Klebsiella granulomatis, esté presente. Es posible confundirla también con un chancroide y pueden pasar hasta 12 semanas para que aparezcan los síntomas característicos de la donovanosis.

Existen varios tipos

Según la Asociación Británica para la Salud Sexual y el VIH, hay cuatro tipos de donovanosis. El más común es el conocido como ulcerogranulomatoso, que provoca úlceras sangrantes. Otro tipo es el hipertófico, que se distingue por causar verrugas. Un tercer tipo es el necrótico, que produce úlceras con mal olor que acaban por matar el tejido del área afectada. Y la última es la esclerótica, que provoca cicatrices.

La misma Asociación asegura que aunque en el 90 por ciento de los casos de la enfermedad, las lesiones aparecen en los genitales, en un 6 por ciento también existen en labios, mejillas, paladar, encías y faringe.

Los síntomas

De acuerdo con MedlinePlus, la enfermedad presenta los siguientes síntomas:

  • Aparecen pequeñas protuberancias de color rojo vivo en los genitales o alrededor del ano.
  • La piel se desgasta gradualmente, y los bultos se convierten en nódulos aterciopelados, carnosos y rojos llamados tejido de granulación. A menudo son indoloros, pero sangran fácilmente si se lesionan.
  • La enfermedad se propaga lentamente y destruye el tejido genital.
  • El daño tisular puede extenderse a la ingle.
  • Los genitales y la piel alrededor pierden su color.

Si no se trata, las úlceras se erosionan, destruyen el tejido por completo y dañan de manera permanente los genitales. En su etapa avanzada, se parece al cáncer genital.

Se trata con antibióticos

Con la aparición de los primeros síntomas es importante acudir al médico de inmediato. El doctor inspeccionará el área afectada, revisará las úlceras y tomará una muestra con un hisopo para analizarla. Si el resultado es positivo para donovanosis, el médico prescribirá antibióticos que deben tomarse siguiendo cuidadosamente las instrucciones.

Será necesario realizar exámenes periódicos de control, pues la infección puede permanecer latente en el enfermo y reaparecer incluso después del tratamiento.

Es más común en países tropicales

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la donovanosis es rara en EEUU, pero es común en países tropicales. Se han reportado brotes en India, Brasil, Guyana, Nueva Guinea, El Caribe, Australia y Sudáfrica. Por ello, al viajar a estas áreas, es importante mantener precauciones si se tiene actividad sexual.