‘La Migra’ arresta a otro padre ecuatoriano en el estado de Nueva York

Oficiales de ICE llegaron hasta la propia casa de Carlos Quichimbo en la ciudad de Ossining, en Westchester
‘La Migra’ arresta a otro padre ecuatoriano en el estado de Nueva York
Marcia Pinos, esposa de Carlos Quichimbo, inmigrante ecuatoriano detenido en el norte del estado. Foto: Westchester hispano

La ciudad de Nueva York se autoproclama como el epicentro de la inmigración en el país. Un concepto que la ha llevado a convertirse en un refugio para millones de inmigrantes indocumentados, sin embargo, a pocos minutos del área metropolitana, la situación es otra. Redadas de ‘La Migra’, detenciones y deportaciones están creando pánico en algunas zonas del norte del estado, al igual que en Long Island.

El caso más reciente ocurrió el pasado 15 de agosto en la ciudad de Ossining, en Westchester, a tan solo una hora de la Gran Manzana, donde Carlos Quichimbo, un inmigrante ecuatoriano fue detenido por oficiales de ICE mientras se encontraba en su casa. Desesperada, su esposa Marcia Pinos relató el angustioso momento.

“Él se estaba preparando para el trabajo cuando agentes de ICE llamaron a la puerta alrededor de las 6 a.m. con una orden de arresto para un hombre llamado Luis”, dijo Pinos, quien tras decirle a los oficiales que estaban en el hogar equivocado, ellos continuaron preguntando quién vivía con ella.

La mujer, quien también es indocumentada, aseguró que después de explicar que vivía con su esposo y su hijo, los oficiales entraron a la fuerza y arrestaron a Quichimbo, “sin una orden o explicación”. Ella fue esposada pero luego fue liberada debido a que tiene un hijo de dos años.

La mujer contó que su esposo ha estado en el proceso de regularizar su situación migratoria por las últimas dos décadas sin ninguna suerte.

Luis Yumbla, miembro de la Coalición Comunitaria de Hudson Valley, rechazó la detención y la calificó de “cruel, arbitraria y violenta”.

“No es posible que ICE y sus agentes continúen sembrando el terror en las comunidades y sin ninguna orden judicial procedan de una forma violenta a detener a Carlos y agredir a su esposa Marcia que reclamaban y preguntaban por la orden de un juez”, dijo el activista. “Carlos ha sido una víctima más y el mismo día nos hemos movilizado y pedido que las autoridades locales condenen este acto”.

La Coalición, junto a la líderes comunitarios locales se encuentra preparando una protesta programada para el próximo 21 de septiembre, “Haremos una marcha en repudio a las políticas migratorias y las crueles acciones de ICE“.

El caso de Quichimbo, quien se encuentra recluido en el Centro Correccional del Condado de Orange, en Nueva Jersey, no es el único. De acuerdo con la consúl de Ecuador en Nueva York, Linda Machuca, cada 15 días llega un avión a Ecuador con al menos 40 ecuatorianos deportados.

“Estamos haciendo un trabajo muy fuerte para poder atender los asuntos migratorios de nuestros compatriotas“, explicó Machucha, agregando que su equipo está visitando regularmente los centros de detención para ayudar a los ecuatorianos que se encuentran detenidos.

Pesadilla en los suburbios

Tan cerca y a la vez tan lejos. Así lo resume Carlos Castro, un residente de Long Island que ha sido testigo de cómo agentes de ICE se pasean diariamente por las mismas calles que visita el gobernador Andrew Cuomo. Para él, los suburbios de Nueva York no son sitios seguros para inmigrantes.

“Aquí ellos son los amos y dueños de todo porque deciden a quien visitar o a quien detener en las calles“, relató el inmigrante ecuatoriano, quien, tras 4 años de haberse mudado de Queens a Hempstead, en el condado de Nassau, vive preocupado de ser detenido mientras conduce.

“En la ciudad las cosas son distintas porque uno toma el tren y el bus y ya, pero acá es necesario conducir para todas partes”, indicó Castro, quien pidió que se cambiara su identidad, debido a que no tiene una licencia de conducción.

Programa de Ayuda al Migrante

Con la llegada del Donald Trump a la Casa Blanca, el número de ecuatorianos deportados continúa en aumento, un hecho que, según la cónsul Machuca, les impulsó a crear el Programa de Ayuda al Migrante, mediante el cual, además de brindar soporte en temas de inmigración, el gobierno ecuatoriano ofrece un plan de ayuda a quienes son deportados.

“Cada 15 días llega un avión con 40 ecuatorianos deportados y en Guayaquil hay una delegación que los recibe. Les entregan kits de aseo y recursos económicos para que se trasladen a las localidades donde están sus familias”, explicó la ecuatoriana.

La “pesadilla” en los suburbios es real, y es que según un informe del Proyecto de Defensa de Inmigrantes (IDP) y el Centro de Derechos Constitucionales (CCR), las tácticas de ICE incluyen ingresar a hogares sin el consentimiento voluntario requerido, y en algunos casos haciéndose pasar por policía local. La estrategia, según el reporte, incluye también la vigilancia de comunidades de inmigrantes

Es por esto que Machucha y su equipo están trabajando en una campaña de prevención en temas de conducción bajo la influencia del alcohol y violencia intrafamiliar, dos de los delitos que están poniendo a más ecuatorianos en deportaciones “express”.