Advierten por aumento de visitas sorpresa de USCIS para evitar fraudes


A fin de evitar fraudes, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) realiza visitas a las oficinas de los empleadores que presentaron o solicitaron visas de trabajo temporal en nombre de sus empleados.

Dichas visitas son realizadas por personal de Servicios de Ciudadanía e Inmigracion (USCIS) y están en aumento, según abogados especializados en inmigración.

“Tales visitas están actualmente en aumento como parte de los esfuerzos de aplicación de la ley de la administración”, apuntó la firma Mintz Levin Cohn Ferris Glovsky & Popeo PC en un texto de lexology.com. “Es fundamental que los empleadores comprendan lo que el DHS está verificando y cómo responder cuando un oficial del DHS o un agente designado toca a su puerta”.

Esta rutina de vigilancia es financiada por la tarifa “antifraude” de $500 dólares que se integra en solicitudes de visas H-1B y L-1, indicó el análisis.

Las autoridades migratorias buscan comprobar tres cosas:

  1. Que el empleador es una organización de buena fe.
  2. Que el empleado está trabajando para la empresa que hizo la solicitud de visa o un tercero directo.
  3. Que el empleado recibe el salario prometido en la petición.

Los funcionarios migratorios deben estar perfectamente identificados para este tipo de visitas, las cuales son seleccionadas al azar.

“Si bien una empresa puede presentar cientos de solicitudes de visa para sus empleados, en una visita típica al sitio, el representante preguntará sobre el caso de un empleado en particular para asegurarse de que ‘se compruebe'”, se adelantó.

Los oficiales enviados por USCIS preguntarán al representante de la empresa detalles de la misma, incluso si suenan obvios, como año de fundación, ubicación de otras oficinas, número de empleados y horarios.

“También puede solicitar una prueba de los salarios pagados al empleado”, explican los expertos.