Nueva York mantiene su promesa de apoyar a víctimas de María

La Ciudad y el Estado defienden el trabajo que han realizado con más de 11,000 puertorriqueños damnificados y evacuados, aunque activistas piden más atención a sus necesidades
Nueva York mantiene su promesa de apoyar a víctimas de María
Minutos antes del anuncio, la boricua Sofía Miranda estuvo en una manifestación en la Alcaldía pidiéndole a De Blasio que no los dejara solos

En septiembre del año pasado, a pocas horas de que el huracán María dejara a su paso por Puerto Rico devastación y miles de damnificados, los líderes políticos de Nueva York levantaron su voz y prometieron no dejar solos a los boricuas. Públicamente, tanto el alcalde Bill de Blasio como el gobernador Andrew Cuomo aseguraron que la Gran Manzana y el Estado darían la mano a las víctimas que llegaran buscando ayuda.

Y este jueves, al conmemorarse el primer aniversario del ataque de María, la Ciudad y el Estado aseguran que han cumplido su promesa y siguen comprometidos en no abandonar a los afectados. También acusan al Gobierno de Trump de haberle dado la espalda a los desplazados que dejó la tormenta.

La Ciudad especificó a El Diario, que hasta la fecha han ayudado a más de 2,500 familias boricuas, de las cuales 1,200 fueron conectadas con servicios de vivienda. Asimismo revelaron que actualmente 187 familias puertorriqueñas se encuentran en albergues y 543 evacuados de la isla están en refugios, donde reciben ayuda para ser conectados con agencias municipales en temas de vivienda, educación, salud, entrenamiento laboral y servicios sociales.

“Continuaremos brindando refugio y servicios a los evacuados que ingresaron al sistema DHS (Departamento de desamparados) que no tienen otro lugar a donde ir, así como a los evacuados de los hoteles de la TSA federal que necesitan refugio, debido a la nueva fecha límite federal”, aseguró Jaclyn Rothenberg, vocera de la Administración De Blasio, quien recalcó que ante la falta de ayuda del Gobierno federal, la Gran Manzana no da la espalda a los boricuas.

La Administración Trump abandonó a la gente de Puerto Rico. Nuestro Alcalde no lo hará. Hemos protegido y seguiremos protegiendo a nuestros compatriotas estadounidenses y haremos todo lo posible para ayudarlos a recuperarse”, agregó la funcionaria.

Demanda contra el Gobierno federal

La misma postura comparte la Administración del gobernador Cuomo, al destacar que el Gobierno Estatal ha invertido casi $13 millones para apoyar a más de 11,000 desplazados que dejó María, quienes buscaron protección en Nueva York. De igual manera mencionan que parte de su compromiso con los damnificados es una inversión inicial de $2 millones a través de organizaciones para conectar a puertorriqueños vulnerables con servicios básicos, como empleo, vivienda, asesoramiento sobre beneficios y atención médica.

“El Estado ha acogido a nuestros hermanos y hermanas de Puerto Rico con los brazos abiertos, dedicando $13 millones hasta la fecha para conectar a las familias desplazadas”, aseguró Hazel Crampton-Hays, portavoz del Gobernador.

La funcionaria también criticó la respuesta que ha mostrado la Administración Trump: “A medida que el Gobierno federal sigue fallando en ayudar adecuadamente a los puertorriqueños a recuperarse y reconstruirse, el Gobernador Cuomo continuará haciendo lo que sea necesario para ayudar a nuestros compatriotas estadounidenses a recuperarse”.

Crampton-Hays destacó que a principios de este mes, el Gobernador Cuomo anunció que Nueva York encabezará el esfuerzo para que los puertorriqueños desplazados presenten una demanda contra el presidente Donald Trump y el Gobierno federal, por no responder adecuadamente y brindar ayuda después del huracán María.

Y sobre el compromiso con los jóvenes damnificados, la vocera de la Gobernación del estado dijo que se invirtió $1 millón en servicios de administración de casos de puertorriqueños desplazados, y $10 millones en programas capacitación laboral y colocación. Además, destacó que 255 estudiantes desplazados fueron matriculados en las universidades públicas de CUNY y 137 están registrados en las de SUNY.

Entre tanto, el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, señaló “la ineficiente respuesta de la Administración Trump al desastre” y dijo que en coordinación con las agencias municipales y las organizaciones comunitarias, ese organismo seguirá ayudando a las víctimas del desastre, pues advierte que la recuperación no ha terminado.

“Muchos todavía están luchando y continuaremos ayudándolos a acceder a los servicios básicos. Los lazos entre Nueva York y Puerto Rico son fuertes, y nunca abandonaremos a nuestros amigos y familiares”, dijo Johnson.

Un panorama no muy positivo

La defensora del pueblo, Letitia James, quien ha estado involucrada en labores de ayuda a los damnificados, no ve el recuento tan positivo como lo manifiestan las autoridades de la Ciudad y el Estado, y aseguró que tristemente, un año después de la devastación del huracán María, los evacuados de Puerto Rico siguen cargando una dura problemática a cuestas.

“Ellos siguen siendo víctimas debido a la falta de servicios de salud y salud mental, vivienda, alimentos, oportunidades de empleo y otros recursos que necesitan para sobrevivir. El gobierno federal les dio la espalda por completo”, dijo la Defensora. “De eso no se trata este país. Continuaré trabajando con organizaciones comunitarias y funcionarios electos para garantizar que estas familias no se sientan abandonadas, y que reciban la dignidad y el cuidado que merecen”.

James, quien ha trabajado directamente con unas 70 familias, advirtió que los evacuados que ahora están en refugios, experimentan condiciones insalubres y regulaciones que aumentan su trauma, viviendo limitantes fundamentales como no tener acceso a cocinas, no recibir tarjetas del Metro, tener que comer afuera y pagar de su bolsillo.

Julio López Varona, director de campañas del Centro para la Democracia Popular (CPD), destacó que aunque es cierto que el Gobierno federal no ha tratado a los damnificados con ninguna consideración y ha fallado en su obligaciones, la responsabilidad de velar por el bienestar de las víctimas cae en el Estado y los municipios donde ahora residen, por lo que exigió más acciones.

“Los gobiernos locales deben brindar la ayuda necesaria ya sea de vivienda, trabajos y educación. Los gobiernos locales no pueden hacerse de la vista gorda mientras el Gobierno federal le quita los vouchers a las familias que quedaron en hoteles y ahora no tienen hogar”, aseguró el activista, advirtiendo que una necesidad urgente es ayudar a que tengan empleos. “Algunos ya están hasta solicitando programas como Sección 8 porque no tienen otra alternativa”, dijo.

Sonia Velásquez, directora de la organización Your Network Caring Community Advocate, quien acompañó a 32 damnificados que fueron sacados de los hoteles el pasado 14 de septiembre, cuando venció el plazo de ayuda federal, también aseguró que la prioridad ahora es el empleo, aunque destacó que la Ciudad ha estado comprometida con las víctimas.

“Puedo decir que la oficina del Alcalde no les ha fallado en asuntos de albergue y vivienda; ha cumplido. Pero en asuntos de empleo no se ha hecho nada”, dijo la activista, quien pidió más programas de ayuda laboral. “Sobre el Gobernador, mejor no voy a opinar, porque aunque ha hecho un trabajo enorme por Puerto Rico, no ha ocurrido lo mismo aquí con los evacuados”.

Datos de damnificados de María en NY

  • 11,000 damnificados de Puerto Rico que llegaron a Nueva York han sido ayudados por la Ciudad y el Estado
  • 2,500 familias víctimas del huracán María han sido ayudadas en la Gran Manzana.
  • 1,200 familias fueron conectadas con servicios de vivienda sin incluir los albergues.
  • 187 familias puertorriqueñas se encuentran en albergues de la Ciudad actualmente.
  • 543 evacuados de Puerto Rico están en refugios.
  • 30 familias continúan en hoteles pagados por FEMA.
  • $13 millones ha invertido el Estado en ayudar a los damnificados.
  • $10 millones se han invertido en programas capacitación laboral y colocación.
  • 255 estudiantes desplazados fueron matriculados en las universidades públicas de CUNY.
  • 137 están registrados en las de SUNY.

Compromisos de la Ciudad

  • La Ciudad brinda servicios integrales de administración de casos a través de Catholic Charities para conectar a las familias con viviendas, servicios sociales y apoyos educativos.
  • La Ciudad asegura que las familias con beneficios de TSA federales que estén vencidos recibirán transporte directo desde sus hoteles a los albergues.
  • Todas las familias elegibles ingresarán al sistema de refugios de DHS, en el que recibirán servicios de administración de casos y asistencia para la vivienda.
  • La ciudad trabaja con el Departamento de Educación para manejar asuntos de ubicación en refugios y acceso de los estudiantes a las escuelas, al igual que en programas de entrenamiento y programas de empleo.