Crece rechazo de la comunidad al plan de construir una gran cárcel en el Bajo Manhattan

Critican que el alcalde tomó decisiones fundamentales sin consultar a los vecinos

Maqueta de la alcaldía para la cárcel en 80 Centre St
Maqueta de la alcaldía para la cárcel en 80 Centre St
Foto: NYC Mayor’s Office

Varias empresas, asociaciones de propietarios y organizaciones comunitarias están uniendo esfuerzos para rechazar la propuesta de la alcaldía de construir una nueva cárcel en el Bajo Manhattan.

El proyecto integra el amplio plan del alcalde Bill de Blasio para cerrar la cuestionada cárcel de la isla Rikers en un plazo de una década y reemplazarla con cuatro penales más pequeños en toda la ciudad, anunciado en febrero.

En agosto, el alcalde dio a conocer más detalles sobre cuatro cárceles -una en cada condado, excepto Staten Island- que albergarían a aproximadamente a 1.510 presos cada una y ofrecerían a las comunidades de los alrededores espacio comercial o un centro juvenil en la planta baja.

Pero el plan contiene un “defecto fundamental”, según Nick Stabile, miembro de la junta directiva de Chatham Green Cooperative en Chinatown, lo que sostiene es un motivo para descartar toda la propuesta y comenzar de cero.

“Se centra sólo en la mitad de la ecuación: las personas dentro de la cárcel. E ignora la otra mitad de la ecuación: la gente de las comunidades aledañas “, dijo.

En febrero, la administración de Blasio había propuesto que la cárcel de Manhattan se construyera en 125 White St. En agosto la ubicación se cambió a 80 Center St., sorprendiendo a miembros de la comunidad, dijo Stabile a amNewYork.

La idea es derrumbar el edificio que está allí para levantar la prisión.

Entre la creciente lista de miembros de la coalición opositora se encuentran representantes de Chatham Towers, una cooperativa con alrededor de 600 residentes; Chatham Green, con 900 residentes; The Park Row Alliance; The Chinatown Core Block Association; and Wing on WO & Co. owner Mei Lum.

“Al crear el plan, emitir el borrador del alcance y comenzar el proceso de [Estudio de Impacto Ambiental] en menos de un período básicamente de dos meses, el alcalde tomó dos decisiones fundamentales sin la participación de la comunidad“, dijo Stabile. “Primero, si construir una nueva cárcel en el Bajo Manhattan y segundo, dónde construirla, concretamente 80 Center St.”

Después de que se completen las audiencias y las revisiones ambientales, se espera que la ciudad presente planes para las cuatro cárceles en una aplicación de uso de la tierra que el Concejo Municipal considerará el próximo verano.