Acuerdan abrir cuatro cárceles pequeñas para cerrar Rikers Island

La Alcaldía y el Concejo anuncian un plan para crear nuevas instalaciones con menos presos, pero el anuncio ya crea controversia
Acuerdan abrir cuatro cárceles pequeñas para cerrar Rikers Island
Rikers Island alberga actualmente unos 9 mil presos
Foto: Archivo

En medio de la polémica por el caso del oficial de correccionales que fue golpeado brutalmente la semana pasada por un grupo de reos, el alcalde Bill de Blasio y presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, anunciaron este miércoles un acuerdo que permitirá avanzar en el plan para cerrar el complejo carcelario de Rikers Island.

Los funcionarios negociaron para que se realice una audiencia pública en la que se analizarán cuatro lugares, en los condados de Manhattan, Brooklyn, El Bronx y Queens, para abrir prisiones más pequeñas y más seguras, como parte de la reforma judicial que busca reducir la población carcelaria en 5,000 reos de los 9,000 que actualmente alberga Rikers.

“Este acuerdo marca un gran paso adelante en nuestro camino para cerrar Rikers Island”, indicó el Alcalde en un comunicado, agregando que junto al Concejo Municipal “ahora podemos avanzar en la idea de crear un sistema carcelario-vecinal más pequeño, seguro y justo”.

Para las pequeñas prisiones se usarán tres instalaciones del Departamento de Correccionales (DOC) que ya existen en Manhattan, Brooklyn y Queens, y se creará una nueva en El Bronx, localizada en el 320 de la avenida Concord en Mott Haven, noticia que no fue muy bien recibida por el presidente del Condado de la Salsa.

Me sorprendí al enterarme que la Administración ya había seleccionado un lugar para una nueva cárcel en El Bronx. Espero que, en el futuro, esta falta de comunicación no sea un presagio de la participación que tendrán los residentes de El Bronx en el proceso. Espero que la Administración presente a mi oficina un bosquejo detallado de sus planes para la nueva cárcel, y examinaré esos planes cuidadosamente a medida que el proceso avance”, indicó Rubén Díaz Jr. en un comunicado.

Entre tanto, el presidente del Concejo elogió el acuerdo enfatizando que era producto de los planes presentados por la Comisión Lippman que creó ese organismo legislativo. “Todos sabemos que cerrar Rikers Island significa abrir instalaciones más humanitarias en nuestras comunidades”.

Aumentarán la seguridad

Este miércoles también se anunció que el DOC pondrá en práctica una serie de medidas para incrementar la seguridad de los guardias que trabajan en las prisiones, en respuesta a la brutal paliza que sufrió el oficial Jean Souffrant por parte de un grupo de reos en una cárcel del complejo de Rikers Island.

Las nuevas políticas de seguridad, que serán completadas este verano, buscarán no sólo ofrecer más protección a los guardias, sino también reducir significativamente el ambiente de violencia dentro de las cárceles de la ciudad.

Con el fin de lograr ese objetivo, la Administración De Blasio anunció el incremento de fondos por $4.5 millones de dólares para poner en práctica, de manera rápida, medidas de seguridad inmediatas para contener la violencia contra los oficiales de correccionales.

Entre las nuevas medidas se añadirá más personal a la Unidad de Servicios de Emergencia que patrulla las prisiones donde hay más violencia, se expandirá el número de pistolas ‘teasers’ disponibles para ese personal de emergencia y otros oficiales uniformados especialmente seleccionados, y se incrementará la cooperación con el Departamento de Policía (NYPD) para intercambiar información de ‘inteligencia’ sobre pandillas, así como se dará entrenamiento en ‘inteligencia’ al personal del DOC en las cárceles.

“Con estas medidas de gran visibilidad, mandaremos un claro mensaje a las pandillas y presos violentos que están detrás del reciente ataque: No toleraremos esto”, dijo la comisionada del DOC Cynthia Brann.

El ataque contra Souffrant provocó una ola de protestas por parte de los oficiales de correccionales y de funcionarios electos que exigen al Alcalde garantizar la seguridad del personal de las cárceles.

Dos de ellos fueron el presidente del condado de Brooklyn, Eric L. Adams, y el presidente de la Asociación Benevolente de Oficiales de Correccionales, Elias Husamudeen, quienes encabezaron este miércoles una demostración junto a decenas de oficiales frente al Complejo de Detención en Downtown Brooklyn.

“Tenemos que hacer las cárceles más seguras tanto para los oficiales como los presos no violentos. Tenemos que combatir las pandillas dentro de las celdas con la misma fuerza con que las combatimos en las calles de la ciudad”, dijo Adams.

Cárceles existentes que se renovarán y la nueva en El Bronx: