Crean juego de mesa ‘Deportation Time’ en escuela con mayoría hispana

Padres, activistas molestos y divididos por esto

Un juego de mesa creado por un estudiante de una escuela intermedia del condado de San Diego sobre el tema de la deportación ha generado mucha controversia y molestias entre padres de familia y activistas en ambos lados del espectro migratorio.

Jake Hull, un alumno de la escuela intermedia César Chávez en el Distrito Escolar Oceanside, creó el juego en respuesta a una asignación escolar en su clase de carreras.

El chico de 12 años dijo que el maestro aprobó que el objetivo del juego fuera el cruce fronterizo antes de que él y su grupo (compuesto por tres chicos anglosajones y un latino) diseñaran el juego, cuyo nombre – Deportation Time – por cierto está mal escrito, como se aprecia en una foto del mismo.

La meta del juego es ser el primer jugador en “cruzar la frontera de Estados Unidos y alcanzar la bandera Americana”. En el juego, es obligatorio que vayas a una tienda de bombas para hacer explotar un muro y poder cruzar la frontera.

Los jugadores cuyo dado cae en el número 2 pueden escoger deportar a otro jugador hasta el comienzo. Los jugadores son penalizados si caen en la casilla “La migra te agarró, regresa al punto de revisión”, o en la casilla “Te han arrestado, deja pasar tres oportunidades”.

En un comunicado, la superintendente del Distrito Escolar Oceanside, Julie Vitale, dijo que han contactado a los padres de los chicos que formaron parte del grupo que creó el juego.

“Aunque su intención quizá fue hablar de un evento actual, creemos que es nuestra responsabilidad como educadores ayudarles a entender que el tema es potencialmente doloroso para muchas personas”, lee la misiva. “Usaremos esta oportunidad para ayudar a los estudiantes a aprender que las palabras deben medirse cuidadosamente para que no tengan consecuencias involuntarias – una lección de vida importante”.

Los padres de Jake culpan al maestro por aprobar la creación de este juego.

Para Francine Lipman, profesora en la Escuela de Leyes Boyd de la Universidad Nevada Las Vegas (UNLV), considera que este tipo de problemas reflejan la influencia que el debate nacional sobre migración tiene en los jóvenes.

“Los niños de Estados Unidos están viendo las lecciones de la administración actual y la develación de todo este odio y como esponjas absorben algo de esta vil retórica”, dijo en referencia a la creación del juego.