Entra en vigor ley que obliga sacar a menores de Rikers y trasladarlos a El Bronx

ACS aseguró que ya se empezó a mover a 90 jovencitos, pero políticos y activistas siguen criticando que vayan a continuar siendo cuidados por los mismos guardias de la violenta cárcel
Entra en vigor ley que obliga sacar a menores de Rikers y trasladarlos a El Bronx
Vecinos del Sur de El Bronx opinan sobre el traslado de menores de la carcel Rikers Island al centro de detencion Horizon.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Este lunes 1 de octubre entra en vigor en el estado de Nueva York la Ley de Aumento de la Edad de Responsabilidad Penal, conocida como “Raise the Age”, que establece que a partir de ahora los infractores menores de 17 años no serán detenidos ni tratados como adultos; a partir de octubre del 2019 la edad se extenderá a menores de 18. Además, la ley exige que todos los reclusos de menos de 18 años presos actualmente en la cárcel de Rikers Island, sean transferidos desde este lunes al Centro de Detención Juvenil Horizon, en El Bronx, manejado por la Administración de Servicios Infantiles (ACS).

Actualmente hay 28 jóvenes en el centro juvenil Horizon y casi 90 internos serán movidos desde Rikers hasta allí.

Y aunque las autoridades municipales aseguran que ya todo está listo para garantizar el bienestar de los menores trasladados y cumplir con el mandato de la ley, aprobada por el Senado estatal en abril del año pasado, líderes políticos y activistas de la Gran Manzana están denunciando que la Ciudad se hizo de oídos sordos ante las preocupaciones expuestas en los últimos 17 meses. Cuestionan que sean los mismos guardias de la violenta cárcel quienes vayan a custodiar a los jóvenes en el centro de detención de ACS y no sean nuevos especialistas, y hasta solicitaron al gobernador Andrew Cuomo y a la Ciudad que frenaran la implementación de la norma hasta que no existan plenas garantías.

Creo que la Ciudad está cometiendo un gran error al implementar un nuevo sistema que no está en pleno funcionamiento”, aseguró Andy King, presidente del Comité de Justicia Juvenil del Concejo Municipal, destacando que no tiene sentido usar los servicios de los guardias de Rikers, que no están entrenados para un sistema de trabajo distinto. “Como exconsejero, conozco el trabajo y tengo preocupaciones sobre los profesionales de correccionales entrenados que se utilizan en un entorno y una cultura diferente que la que la ley de aumento de la edad de responsabilidad penal pretende crear”.

El líder del Comité hizo un llamado a los encargados de implementar la nueva ley, a que promuevan un sistema que “verdaderamente proteja y sirva a nuestros niños”.

El presidente del Comité de Justicia del Concejo, Rory Lancman, se sumó a las críticas y destacó que le preocupa que el traslado de los jóvenes no represente mejoras reales que los saque de la cultura de violencia que impera en Rikers.

Los oficiales entrenados en cárceles para adultos no deberían estar supervisando a los niños. El objetivo de Raise the Age era cambiar fundamentalmente la forma en que los jóvenes interactúan con el sistema judicial y cómo son tratados”, destacó el concejal, quien fustigó duramente a la Administración local y pidió repensar su plan de acción. “Al usar el personal del Departamento de Correccionales en las instalaciones de la correccional juvenil, la Ciudad está violando el espíritu y los objetivos de esta histórica reforma de la justicia penal”.

Carmen Arriaga. Vecinos del Sur de El Bronx opinan sobre el traslado de menores de la carcel Rikers Island al centro de detencion Horizon.

ACS segura cumple con nueva ley

Ante los señalamientos, el comisionado adjunto de Juventud y Justicia Familiar de ACS, Felipe Franco, no solo los desestimó sino que garantizó que “todo está listo para implementar la nueva ley” y destacó que los cambios se van a notar, pues el Centro Juvenil de Horizon funciona con directrices distintas a las de la cárcel de Rikers, por lo que pidió un voto de confianza.

La diferencia de Rikers y Horizon es del cielo a la tierra. No solo en el aspecto físico sino en la cantidad de servicios que se proveen a los muchachos y en el manejo de las cosas, pues mientras en una cárcel los guardias pretenden regular el comportamiento, suprimiéndolo, aquí pretendemos enseñar para que aprendan a hacer las cosas de manera diferente, y esos guardias ya fueron reentrenados para eso”, dijo el comisionado adjunto de ACS.

Franco agregó que el amplio número de oficiales del Departamento de Correccionales que estará en Horizon (330), obedece a que la ley obliga que por cada 6 menores haya un oficial para prestarles atención y explicó que la razón por la que los transferidos de Rikers van a permanecer bajo la vigilancia de personal de su antiguo penal junto a consejeros de ACS, es que la ley especifica que aunque sean movidos tendrán que seguir bajo las regulaciones penales juveniles.

“Nuestra meta es terminar el traslado de los jóvenes de Rikers el 1 de octubre, pero aquí hay que aclarar que ellos van a seguir siendo supervisados por oficiales de correccionales no porque nosotros lo queramos sino porque no son parte de la nueva legislación”, dijo el funcionario. “A diferencia de los menores cobijados por la nueva ley, que tiene como principal intención que ahora los niños de 16 años que cometan delitos puedan ser procesados por la corte de familia, ellos siguen bajo el sistema criminal, custodiados por guardias de Rikers, pero estarán en una unidad que sirve solamente a menores”, dijo Franco.

Y sobre los llamados especialistas de desarrollo juvenil, creados por la nueva normativa, que desde el 1 de octubre serán los encargados de vigilar y trabajar con los menores, Franco manifestó que solo estarán en Horizon desde el 2019 cuando se hayan contratado más de 300.

Comisionado Adjunto de ACS Felipe Franco

Hemos contratado ya a 175 y muchos de ellos ya están en el centro juvenil Crossroads, en Brooklyn, y hay un grupo que llega la próxima semana para trabajar directamente con los jóvenes infractores que hay allí y que lleguen al sistema”, destacó el funcionario, confesando que necesitan más personal hispano, a quienes invitó a aplicar.  “Todo este proceso ha tomado tiempo no por lentitud sino porque queremos contratar a la mejor gente y somos muy minuciosos revisando muy bien su historial”, concluyó.

Nuevos especialistas de desarrollo juvenil

Uno de esos 175 especialistas es Jorel Holland, un exempleado de Rikers Island, dedicado a trabajar con los adolescentes recluidos y sus familias, quien recibió un entrenamiento de seis semanas y desde el 1 de octubre monitoreará a menores infractores y desarrollará labores de consejería y acompañamiento, tendientes a cambiar la cultura de violencia y el delito.

“Creo que todos los entrenamientos que hemos recibido nos han preparado bien y estamos listos para cambiar una cultura que existe, pero tenemos que ser claros de que eso no va a ocurrir de la noche a la mañana. Estamos listos para enseñarles cosas diferentes, como cómo desarrollarse como jóvenes y poder incorporarse a la sociedad”, dijo Holland. “Hemos sido educados no solamente en el manejo de las experiencias difíciles por las que estos jóvenes han pasado sino también en los métodos de ayuda y en entender la salud mental de los menores, al igual que en manejo de crisis”, comentó el especialista juvenil, quien admitió que el trabajo por hacer es tan grande que nadie puede garantizar que todos los jóvenes logren resocializarse bien.

“La única garantía que podemos tener es que vamos a ser diligentes para que la cultura cambie y para que la población esté mejor y salga mejor de como entraron. Yo garantizo que voy a implementar todo lo que hemos aprendido pero nadie puede garantizar nada más que eso”, dijo el nuevo especialista.

Izq. Miguel Fuente y Edwin Hernandez.
Vecinos del Sur de El Bronx opinan sobre el traslado de menores de la carcel Rikers Island al centro de detencion Horizon.

Dan bienvenida en El Bronx

Y mientras el Departamento de Correccionales y ACS ultiman los traslados de los casi 90 menores desde la cárcel de Rikers al centro juvenil Horizon, en el Sur de El Bronx, vecinos del área coinciden en afirmar que no les preocupa la presencia de los nuevos internos en su vecindario y hasta afirmaron que los reciben con los brazos abiertos.

“Nosotros aquí hemos tenido ese centro de detención de chamaquitos hace muchos años y nunca ha pasado nada malo y me parece bien que los saquen de Rikers, porque allá no solo aprenden más cosas malas sino que están expuestos a más violencia y condiciones que no son buenas para niños que tal vez por inmadurez se metieron en problemas”, aseguró Edwin Hernández, empleado de la carnicería “The Butcher Shop”, a una calle del centro Horizon.

Asimismo, mientras pasaba por el frente del nuevo hogar de los internos menores de Rikers, Carmen Arriaga aplaudió la decisión de moverlos, pero pidió que se vigile muy bien que no terminen hacinados.

“Juntar a los adolescentes y los adultos no estaba bien, que bueno que hayan corregido ese error, pero ojalá no los amontonen aquí y si el espacio no les alcanza, mejor que construyan más pisos”, dijo la madre, al tiempo que hizo un llamado a las autoridades a invertir más en los niños antes de que delincan.  “Yo vivo a tres cuadras de aquí y no me preocupa que ellos vengan al barrio, pero si me preocupa ver que aquí hay mucha violencia sería bueno que como mecanismo de prevención, la Ciudad cree nuevos programas, en artes, deportes y ciencia para evitar que muchos de nuestros hijos terminen allá”, agregó la boricua.

Vecinos del Sur de El Bronx opinan sobre el traslado de menores de la carcel Rikers Island al centro de detencion Horizon.

Y aunque Evelyn López, quien vive en el barrio hace más de 50 años, tampoco rechazó la llegada de los menores infractores a su vecindario, criticó que a la comunidad no se le tome en cuenta.

“Ellos deberían habernos informado, porque aquí nadie sabe nada de eso, y es muy feo que cuando la Ciudad hace una cosa, aquí nunca informan. Uno se entera ya cuando las cosas están hechas y creo que nosotros podemos ser útiles incluso en programas con los jóvenes”, dijo la antigua profesora, quien vive a una cuadra del centro.

Datos

  • 1 de octubre entra en vigor la nueva ley ‘Raise the Age’.
  • Menores de 17 años no van a ir a prisiones de adultos ni cortes criminales.
  • Menores de 18 años van a estar cobijados por la ley en octubre de 2019.
  • 28 jóvenes hay actualmente en Horizon.
  • 90 internos serán movidos desde Rikers hasta allí.
  • 34 menores infractores hay actualmente en el Centro Juvenil Crossroads, de Brooklyn.
  • 96 jóvenes están en el programa Close to Home.
  • $128 millones invertirá ACS en la implementación de la nueva ley.
  • 330 oficiales de Rikers trabajarán en la vigilancia de los menores trasladados al centro juvenil Horizon.
  • 6 oficiales de custodia por cada menor es el número ordenado por la nueva ley.
  • 175 especialistas de desarrollo juvenil se han contratado hasta el momento.
  • 300 y más se necesitan para cumplir con las disposiciones de la ley.
  • $45,000 empiezan ganando anualmente estos especialistas.
  • 2019 será el año en que estos especialistas estarán en el Centro Juvenil de Horizon.
Evelyn Lopez. Vecinos del Sur de El Bronx opinan sobre el traslado de menores de la carcel Rikers Island al centro de detencion Horizon.

Disminuye el número de menores que han pasado por el sistema penal:

  • 5,084 menores en 2010.
  • 3,419 menores en 2013.
  • 3,126 menores en 2014.
  • 2,755 menores en 2015.
  • 2,528 menores en 2016.
  • 1,979 menores en 2017.

Si alguien desea convetirse en un especialista de desarrollo juvenil puede visitar este sitio para conocer los requisitos: https://www1.nyc.gov/site/acs/about/work/yds.page