¿Qué es el kung fu vaginal y por qué puede ser peligroso?

La técnica que practican algunas celebrities para potenciar el orgasmo
¿Qué es el kung fu vaginal y por qué puede ser peligroso?
Los famosos huevos de jade.
Foto: Shutterstock

Es una antigua técnica taoísta que consiste en introducir en la vagina unos huevos de jade que tienen atados unos hilos; de esos hilos cuelgan otras piedras o frutas con peso. Entonces la mujer debe ejercer la fuerza suficiente con la vagina y el ano para apretar el jade, levantar el peso y balancearlo como un péndulo. De eso se trata el kung fu vaginal.

Sus defensores, ginecólogos y seguidores de terapias alternativas, aseguran que el kung fu vaginal puede proporcionar al canal femenino la fuerza necesaria para potenciar el placer sexual y los orgasmos; sin embargo, otros médicos expertos dudan de este método y aseguran que podría ser incluso peligroso.

La actriz Gwyneth Paltrow ha admitido ser seguidora del kung fu vaginal desde hace más de 7 años, de la mano de su amiga y guru sexual Shiva Rose. Incluso vende los huevos de jade para practicarla en su sitio web Goop por $66. La sexóloga Verónica Vivero explicó a El País que esta técnica ayuda a sentir orgasmos más intensos porque permite a las mujeres aprender a controlar y contraer los músculos vaginales.

Tonificar el suelo pélvico es otro de los beneficios ofrecidos por esta práctica, lo que previene afecciones como la incontinencia urinaria. Adicionalmente, introducir jade en la vagina supuestamente intensificaría la energía sexual femenina y alejaría vibras negativas.

Sin embargo, expertos como Jen Gunter, ginecóloga especializada en el piso pélvico, ponen en duda los beneficios del kung fu vaginal. En su famoso blog, Gunter asegura que no existe evidencia de que levantar peso de esta manera con la vagina puede ser más beneficioso que los reconocidos ejercicios de Kegel. Tampoco se sabe si, mediante esta técnica alternativa se ejercitan los grupos musculares correctos, si provocan lesiones en los músculos que elevan el ano o si pueden incluso causar quemaduras vaginales debido a la adición de peso.

Gunter asegura que cualquier técnica incorrecta para ejercitar un músculo, sea vaginal o de cualquier otra parte del cuerpo, puede generar lesiones y dolor, por lo que desaconseja la práctica de este método sin conocer más profundamente sus posibles consecuencias. Además, se desconoce si el jade sea el material adecuado para introducir en la vagina, incluso si se lava y se limpia bien, pues podría ser un foco de infecciones.

La experta sugiere practicar los ejercicios de Kegel que, comprobadamente, ayudan a las mujeres a fortalecer su piso pélvico y mejorar su experiencia sexual.

Ejercicios de Kegel que puedes practicar

  • Al orinar, trata de detener el flujo por unos segundos. Esto sólo te ayudará a localizar los músculos que debes ejercitar. Una vez que los identifiques, puedes contraerlos durante unos segundos y soltarlos de manera regular, mientras vas conduciendo, mientras subes en el ascensor de la oficina o mientras estás sentada en una junta de trabajo.
  • Coloca lubricante vaginal a base de agua en un tampón, introdúcelo en la vagina y aprieta mientras tiras suavemente de la cuerda. Si encuentras resistencia para sacarlo, estás ejercitando los músculos correctos. Lo mismo puedes hacer con uno o dos dedos de tu mano.
  • Para practicar los ejercicios de manera rutinaria, puedes hacer series de contracciones rápidas y alternarlas con contracciones sostenidas donde levantes el piso pélvico por unos segundos y lo sostengas, para luego soltarlo lentamente hasta que se relaje. Alterna estos dos ejercicios en tu vida diaria para mantener tu piso pélvico tonificado.