Neymar regresó al pasto y un joven argentino lo puso en su lugar

A pesar de todo Brasil se impuso en el límite a la albiceleste en Arabia Saudita
Neymar regresó al pasto y un joven argentino lo puso en su lugar
El brasileño Neymar no pudo contra el argentino Renzo Saravia. (Foto: AFP/Getty Images)
Foto: AFP / Getty Images

El clásico entre Argentina y Brasil en Arabia Saudita dejó varios detalles. Tras la victoria del equipo de Neymar y compañía el seleccionado albiceleste llegó a la derrota número 41 en el duelo más caliente de Sudamérica. Se enfrentaron en 104 oportunidades y la Argentina se impuso en 38 e igualaron en 25 oportunidades.

Resultó un choque intenso en el que la fricción se advirtió desde el comienzo. Los dos equipos jugaron al límite y se rasparon en cada sector del campo. El futbolista que más sufrió el rigor fue Neymar. Es que el astro brasileño fue el futbolista que más tuvo el balón en Brasil y la Argentina le cometió 8 de las 21 faltas que registró en todo el juego. En el conjunto que dirige Lionel Scaloni , la rudeza de Brasil (le sancionaron 14 faltas en contra) se la llevó Paulo Dybala que recibió 4 infracciones.

Y justamente Dybala volvió a quedar en el centro de la escena porque ya son 16 partidos los que acumula en la selección y sigue sin poder convertir en celeste y blanco. Pero más allá del negativo dato estadístico, su rendimiento no aparece. No se convierte en un eslabón del eje creativo ni en un segunda punta agresivo. Más allá de un tiro libre que se perdió afuera por muy poco, lo persigue la misma sensación que guió sus días con Martino, Bauza y Sampaoli: deambula con indiscutible voluntad, pero con poca influencia.

El poder de gol de la Argentina tampoco encuentra soluciones y mientras algunos podía pensar que con Mauro Icardi podían resolverse esa sequía, el delantero de Inter parece tener el arco cerrado en la selección, ya que en 6 juegos (1 con Alejandro Sabella, 3 con Jorge Sampaoli y 2 con Scaloni) no pudo convertir con la camiseta celeste y blanca.

Más allá de la derrota la mayoría de los jugadores de la Argentina valoraron el esfuerzo del equipo y se enfocaron en la formación del grupo. Y uno de los hombres de más experiencia, Sergio Romero, apuntó a ese aspecto: “Los chicos demuestran día a día que no se quieren sacar nunca esta camiseta”.

También para Leandro Paredes las sensaciones tras la caída en el clásico resultaron buenas: “Hemos jugado de igual a igual ante una selección que viene jugando hace mucho tiempo y tiene grandes figuras. Nos faltó hacer el gol, dimos todo en cada pelota”.

Otro de los ejes de las declaraciones de los futbolistas argentinos y de Scaloni fue el gol de Brasil, que llegó con un cabezazo de Miranda a los 47 minutos del segundo tiempo. Uno de los que habló del tema fue Germán Pezzella. “Fue un centro muy rápido, en el que se encuentran con un hueco muy grande en el primer palo nuestro. En esos últimos minutos es difícil con los cambios, se pierden un poco las referencias con las marcas, pero está bueno analizar todo el partido para ver dónde estamos parados”, dijo el defensor de Fiorentina.

El ‘coco’ de Neymar

Se llama Renzo Saravia, un chico de 25 años que juega de lateral. El cordobés que pertenece al Racing le puso el alto al estelar brasileño del PSG en muchas jugadas y fue el culpable de que Neymar regresara a su mal hábito de tirarse para fingir faltas, salvo en una jugada que a decir verdad fue muy violenta.

Saravia debutó con la albiceleste apenas el pasado 2 de septiembre cuando alineó como titular ante Guatemala en el Memorial Coliseum de Los Angeles, y aunque no apareció contra Colombia en East Rutherford, ni contra Irak en Riyad el pasado 11 de octubre, Scaloni volvió a confiar en su buen hacer defensivo para el partido ante Brasil y no se equivocó. Neymar lo va a soñar.

Alrededor de la web