DJ jefe de Goldman Sachs demanda a quien compró vinos robados por su asistente suicida

Lo señalan por comprar los vinos exóticos sustraídos de su casa
DJ jefe de Goldman Sachs demanda a quien compró vinos robados por su asistente suicida
El lote robado incluía botellas valoradas en cientos de miles de dólares
Foto: Archivo

El multimillonario David Solomon, jefe de Goldman Sachs y DJ en su tiempo libre, está demandando a un comerciante de vinos por comprar las botellas exóticas que su asistente Nicolás DeMeyer le habría robado, acusación que presuntamente causó su suicidio.

DeMeyer (41) se lanzó al vacío la semana pasada en un hotel del Upper East Side, mientras sus abogados lo esperaban en el tribunal. Tenía previsto declararse culpable ante un juez federal por robar $1.2 millones de dólares en vinos exóticos a Solomon.

Ayer, Solomon (DJ D-Sol) y la compañía de seguros de su esposa Mary presentaron la demanda ante el Tribunal Supremo de Manhattan, por robo, fraude y conversión contra el distribuidor Ryan Chaland (30), propietario de una empresa en línea llamada “Wine Liquidator”.

Están buscando recuperar el millón de dólares, más los intereses y los costos legales.

Entre 2014 y 2016, DeMeyer, entonces asistente de confianza personal del matrimonio Solomon, robó cientos de botellas de vinos exóticos del apartamento de la familia en Manhattan y las vendió a Chaland bajo un seudónimo, según los fiscales.

DeMeyer fue atrapado cuando un comprador de Napa Valley rastreó las botellas antiguas, incluidas unas muy valiosas de la finca francesa Domaine de la Romanée-Conti. Admitió el robo en 2016 antes de tomar un avión a Roma. Fue arrestado 14 meses después, cuando regresó al país.

El acusado enfrentaba hasta 10 años de prisión en un cargo de transporte interestatal de propiedad robada.

Al conocerse su muerte, la familia Solomon emitió una declaración. “Estamos profundamente tristes al escuchar que Nicolás se suicidó”, dijo. “Estuvo cerca de nuestra familia durante varios años, y todos estamos desconsolados al escuchar su trágico final”.