7 alimentos que echarán a perder tus riñones

Te conviene revisar tu dieta
7 alimentos que echarán a perder tus riñones
Evita llegar a la diálisis.
Foto: Shutterstock

La enfermedad renal crónica es un padecimiento que, a la larga, puede desencadenar una insuficiencia renal que sólo se controla con diálisis o un trasplante de riñón. Y de acuerdo con una investigación de la Universidad de California en San Francisco, algunos alimentos pueden echar a perder los riñones si se consumen habitualmente y durante mucho tiempo.

El estudio analizó los hábitos de alimentación de una muestra nacional de 1,084 adultos durante 14 años. De ellos, el 11.1 por ciento, alrededor 120 personas, desarrollaron enfermedad renal crónica. Los investigadores observaron que los enfermos consumían algunos alimentos en común, que se han relacionado con altas concentraciones de sustancias inflamatorias. Dichas sustancias, a la larga, afectan negativamente a los riñones.

La tarea de los riñones es filtrar la sangre para que alimente correctamente a los otros órganos del cuerpo; eliminar el desecho y el exceso de agua a través de la orina; ayudar a controlar la presión arterial, producir hormonas y mantener el equilibrio químico del cuerpo.

Cuando se presenta la enfermedad renal crónica, los riñones están tan dañados que no pueden filtrar la sangre de manera óptima, lo que provoca la acumulación de desechos en el cuerpo y fallas en otros órganos.

Aunque sufrir diabetes o hipertensión arterial con las causas más comunes del padecimiento, algunos alimentos con alto potencial inflamatorio también pueden desencadenar la enfermedad renal crónica, o incluso insuficiencia renal.

De acuerdo con la investigación, que se presentó en la American Society of Nephrology (ASN) Kidney Week 2018 esta semana, entre los alimentos que pueden echar a perder los riñones se encuentran:

  1. Bebidas carbonatadas.
  2. Carne procesada como embutidos.
  3. Carne roja.
  4. Vísceras.
  5. Pescado que no sea de carne oscura
  6. Tomates
  7. Vegetales que no sean de hojas verdes y de color amarillo oscuro.

Algunas recomendaciones para evitar esta enfermedad son controlar el nivel de azúcar en la sangre y la presión arterial, limitar el consumo de alcohol y sal, mantener un peso saludable, no fumar y hacer ejercicio.