Murió mexicano sospechoso en insólito caso de homicido de la niña “Baby Hope” en Queens

Conrado Juárez estaba señalado de matar a su prima y evadir la justicia por más de dos décadas
Murió mexicano sospechoso en insólito caso de homicido de la niña “Baby Hope” en Queens
El acusado y la víctima
Foto: CAPTURA TELEMUNDO

Un nuevo capítulo inesperado se ha sumado para aparentemente cerrar el peculiar caso “Baby Hope”, al conocerse que el principal sospechoso, Conrado Juárez, falleció el fin de semana.

Juárez murió bajo custodia policial en un hospital del condado Rockland (NY), a los 57 años. La causa de la muerte no ha sido revelada,  mientras está pendiente una autopsia.

El acusado estaba en espera de juicio desde su arresto en 2013, sobre el asesinato en 1991 de su prima, la niña Anjélica Castillo.

El cadáver fue encontrado en una zona boscosa del Alto Manhattan, pero estuvo más de dos décadas sin ser identificado, por lo que los detectives usaron el nombre “Baby Hope”, hasta que las pruebas de ADN revelaron de quién se trataba.

Los fiscales dicen que Juárez, un lavaplatos de El Bronx, confesó en 2013 haber agredido sexualmente a Castillo y asfixiarla con una almohada en el pasillo de la casa de su hermana en Astoria 22 años antes, reportó New York Post.

Le dijo a la policía que él y su hermana colocaron el cuerpo en una nevera y lo tiraron en un área boscosa cerca de Henry Hudson Parkway, en el Alto Manhattan. Aunque confesó a la Policía, luego Juárez se declaró no culpable ante la corte.

Una pista anónima llevó a los investigadores a la madre de la niña en 2013, Margarita Castillo, y finalmente a Juárez.

Días después de ser acusado por el asesinato, la periodista de The New York Times Francis Robles entrevistó a Juárez en la cárcel de Rikers Island. Allí, él le dijo que ayudó a esconder el cuerpo de Castillo, pero que no la había asesinado, abriendo más tarde un debate sobre la libertad de prensa y la posibilidad de que la reportera fuese llamada al juicio.

El caso también fue polémico porque la madre de Anjélica, incapaz de comunicarse en inglés, nunca informó de su desaparición, creyendo además que la niña estaba en México con su padre y sus hermanas.