Exagente fronterizo defiende uso de gas contra caravana: “Puedes ponerlo en tus nachos y comerlo”

VIDEO: El exoficial afirmó que el producto lacrimógeno es "sólo disuasivo"

Ronald Colbur, un exagente de la frontera y director de la Fundación de la Patrulla Fronteriza, defiende el uso de gases lacrimógenos contra la caravana migrante en la frontera de México con los Estados Unidos, argumentando que el compuesto químico es comestible.

“Para aclarar, el tipo de elemento disuasivo que se utiliza es el spray de pimienta es, literalmente, agua, pimienta con una pequeña cantidad de alcohol para fines de evaporación”, dijo Colburn en programa Steve Doocy de Fox News.

Luego argumentó que el agente inductor de lágrimas podría ser consumido con alimentos. “Podrías ponerlo en tus nachos y comerlo. Es una buena manera de disuadir a las personas sin daño a largo plazo”, afirmó.

Un grupo de migrantes centroamericanos, alrededor de 500, intentaron cruzar la frontera y fueron disuadidos con gases.

El portal Newsweek consultó a un experto sobre productos biológicos, quien afirmó que tanto el gas lacrimógeno y gas pimienta se usan indistintamente, pero ambos compuestos tienen una composición química diferente.

Sin embargo, los dos causan quemaduras extremas en los ojos y la nariz y un aumento de la presión arterial, además de una disminución significativa de la visión y otros efectos adversos, en síntomas que pueden durar más de 30 minutos.

El domingo, un grupo de migrantes de la caravana de centroamericanos que avanzó hacia la garita de San Ysidro se desvió de la ruta prevista para intentar cruzar el muro fronterizo por otros puntos, en tanto la policía fronteriza estadounidense les lanzó gas lacrimógeno.

“Se pararon unos amigos que iban a tirarse (del muro). Y nos tiraron una bomba y un americano nos hacía señas que nos iba a matar”, indicó a Efe Alexis, un migrante hondureño integrante de la caravana.

Con información de EFE