Inquilinos en Manhattan que denunciaron acoso recibirán miles de dólares en compensación

La Fiscalía General del estado anunció que, tras el acuerdo con el casero Steven Croman, la próxima semana serán entregados los primeros cheques a unas 800 familias

Un total de $8 millones de dólares en compensaciones recibirán unas 800 familias que actualmente son, o que fueron, inquilinos del propietario Steven Croman, quien es dueño de decenas de edificios en Manhattan y es apodado el ‘Rey de los caseros’, gracias a un acuerdo logrado por la Fiscalía General del estado en un caso de acoso para desalojarlos de sus apartamentos.

Este es el acuerdo monetario más grande de la historia que envuelve a un propietario individual, y la fiscal general Barbara D. Underwood anunció que en la primera ronda de pagos, de unos tres que se realizará en los próximos meses, cada familia recibirán la próxima semana un cheque por $2,424.

“Croman intentó llenar sus propios bolsillos a expensas del bienestar de sus inquilinos. Tenemos tolerancia cero con los propietarios depredadores y, ahora, los inquilinos de Croman finalmente obtendrán la restitución y las protecciones que merecen como resultado de este acuerdo sin precedentes”, dijo la Fiscal General.

La investigación contra Croman surgió luego de varias denuncias presentadas en la Fiscalía, que señalaban al propietario de realizar acciones ilegales en contra de los inquilinos, incluyendo el acoso, la coerción y el fraude.

“Este pago inicial de Steve Croman a los inquilinos en sus propiedades en toda la ciudad es una victoria sin precedentes para todos aquellos que se enfrentaron a la intimidación y el sufrimiento causados por las prácticas de construcción de 9300 Realty”, dijo la Alianza de Inquilinos de Croman.

La demanda que logró el histórico acuerdo de restitución de fondos, indica que la intención del casero, uno de los más importantes en la ciudad de Nueva York, era forzar a inquilinos con alquiler regulado a salir de sus apartamentos y convertir esa unidades al precio de mercado altamente rentables.

“Me complace que esta primera ronda de controles salga antes de la temporada festiva, y que los inquilinos puedan esperar al menos tres rondas más de restitución”, indicó Underwood en un comunicado.

“La Coalición Stop Croman agradece a la Fiscal General Barbara Underwood y su personal que han trabajado arduamente en el caso Croman. La Coalición de Stop Croman agradece el inicio de la distribución del fondo de restitución, que es una buena noticia para los inquilinos que han sufrido décadas de acoso por parte de Croman y sus agentes”, dijo Cynthia Chaffee, inquilina de Croman y cofundadora de la Coalición de Stop Croman.

Acuerdo en cifras:

  • 100 edificios involucrados.
  • $8 millones de dólares en total en restituciones.
  • 800 familias recibirán pagos.
  • $2,425 será el primer pago, de tres en total.

El acuerdo no solo favorece a inquilinos actuales, sino también otros que ya no residen en los inmuebles pero presentaron reclamos al Fondo de Restitución de Inquilinos de Croman el mes pasado.

En la demanda estuvieron envueltas más de 100 propiedades que ahora, y por los próximos cinco años, serán operadas por una administración independiente, y un monitor que supervisará que el propietario cumpla el acuerdo.

Para ser elegibles para la restitución, los inquilinos tenían que haber vivido en un apartamento de alquiler estabilizado o controlado por Croman entre el 1 de julio de 2011 y el 20 de diciembre de 2017, sin incluir a los inquilinos que recibieron una compra por más de $20,000 (sin incluir ningún monto que pretendía cubrir la renta o atrasos).

De conformidad con el Decreto de consentimiento, Croman realizará tres pagos adicionales en cuotas al Fondo de restitución para inquilinos de Croman. Después de recibir cada pago, la Fiscalía General, a través de su administrador de reclamos, enviará nuevamente los pagos a todos los hogares elegibles. La cantidad exacta de pagos futuros puede cambiar según la cantidad de reclamantes elegibles.

En octubre de 2017, Croman fue condenado a un año de cárcel y pagó un acuerdo fiscal de $5 millones a raíz de cargos penales separados presentados por la Fiscalía General de Nueva York por refinanciamiento fraudulento de préstamos y fraude fiscal.