Cae uno de los peores caseros de Nueva York

Promovía de forma fraudulenta y discriminatoria el desalojo de inquilinos inmigrantes para incrementar la renta en sus edificios
Cae uno de los peores caseros de Nueva York
Steven Croman, el propietario de al menos 140 edificios podrían enfrentar hasta 25 años de prisión.

Steven Croman, el propietario de al menos 140 edificios a través de Manhattan se entregó este lunes a la justicia una vez que fuera acusado de múltiples cargos entre ellos: robo, fraude fiscal, falsificación de documentos y por su participación en un presunto plan para obtener fraudulentamente varios millones de dólares en préstamos de refinanciación entre 2012 y 2014.

Croman era constantemente denunciado por sus prácticas abusivas y discriminatorias contra inquilinos inmigrantes a quienes amenazaba y desalojaba de sus edificios.

EL DIARIO reportó en febrero denuncias de la organización Movimiento por Justicia de El Barrio que Croman compró 13 edificios en East Harlem e inmediatamente promovió el desalojo ilegal de los inquilinos, en su mayor parte hispanos.

“Estamos contentos por los cargos contra Steven Croman. Los inquilinos de Croman en East Harlem, miembros de Movimiento por Justicia Barrio, participaron en la investigación de la Fiscalía General y nos da mucho gusto los resultados”, expresó Juan Haro, organizador de Movimiento por Justicia del Barrio.

El activista acotó que esperan que por fin con la acusación y arresto del casero, se ponga un alto a las tácticas de desplazamiento.

“Gracias a la incansable lucha de los inquilinos, esta acción contra Croman demuestra que la unión hace la fuerza”, dijo Haro.

El anuncio del arresto de Croman y su socio Barry Swartz y lo hizo el Fiscal General del Estado de Nueva York Eric T. Schneiderman.

“Mi mensaje a los propietarios sin escrúpulos es simple: si ponen sus propios beneficios por encima de la protección legal de sus inquilinos, vamos a investigarlos y someterlos con todo el peso de la ley”, dijo Schneiderman. “Mi oficina no tolerará que  nadie se llene los bolsillos burlando el sistema. Nadie está por encima de la ley, no importa cuán rico o poderoso sea”.

Croman también fue vinculado, junto con el investigador privado Anthony Falconite, en la demanda civil presentada por la Fiscalía General por presuntamente participar en una operación fraudulenta en conexión a las operaciones de bienes raíces de Croman.

El movimiento por Justicia de El Barrio que ha estado defendiendo a los inquilinos por varios años se mostró satisfecho por la acción de la justicia contra Croman.

“Estamos encantados de que este propietario enfrente ahora  su responsabilidad por los abusos infligidos a nosotros. Los inquilinos merecemos ser tratados con dignidad, respeto y justicia y Croman no nos dio ninguna de esas cosas”, dijo Esperanza Figueroa, una de las inquilinas que luego se tornó en activista del movimiento.

De su parte José García otro inquilino de East Harlem dijo, “este es un paso importante para detener el abuso por parte de Steve Croman y Anthony Falconite”.

García agregó que los acusados intimidaron frecuentemente a los inquilinos basados en que pertenecen a las minorías  de bajos porque piensan que no conocen sus derechos.

derechos.

“Ellos merecen ir a la cárcel. Nuestra lucha por la justicia y la vivienda digna continúa”, enfatizó García.

La demanda argumenta que Croman dirigía una operación ilegal que ejercía el acoso, la coacción y el fraude para sacar a la fuerza a inquilinos de renta regulada de sus apartamentos y convertir sus apartamentos en unidades a precio de mercado altamente rentables.

De acuerdo con la investigación, Croman enviaba a Falconite, un ex oficial de policía, a intimidar a los inquilinos de renta regulada para que abandonen sus apartamentos.

El propietario Steven Croman encabezó en dos oportunidades la lista de los peores caseros de la ciudad de Nueva York, una nómina que es elaborada anualmente por el Village Voice.

Los casos contra Croman en el ámbito criminal y civil son el resultado de investigaciones independientes, paralelas durante los últimos dos años, dijo la Fiscalía General.

Detalles de los cargos criminales

Croman supuestamente presentó documentos falsos de hipoteca al los bancos New York Community Bank y Capital One, incluyendo datos  que falsamente reflejaban rentas a precio de mercado para las unidades que realmente estaban ocupadas por inquilinos de renta estabilizada.

Croman inflaba el monto del alquiler cobrado por ciertos espacios comerciales en sus edificios en un esfuerzo por mostrar una mayor renta. Además presuntamente falsificaba estos datos de alquiler con el fin de inflar el ingreso de renta anual de sus edificios para refinanciar los edificios.

En total, durante un período de tres años, Croman supuestamente recibió más de $ 45 millones en préstamos bajo estas falsas pretensiones.

Un gran jurado acusó Croman de 20 cargos de delitos graves, incluyendo siete cargos de robo mayor en primer grado, siete cargos de falsificación de registros comerciales en primer grado, un cargo fraude en primer grado, cuatro cargos por falsificación de documentos  y un cargo de fraude fiscal criminal en cuarto grado.

Barry Swartz, quien trabajaba como socio de Croman en el proceso de hipotecas, también enfrenta 15 cargos por delitos graves, incluyendo siete cargos de robo mayor en primer grado, siete cargos de falsificación de registros comerciales en primer grado y un cargo de fraude en primer grado.

De ser declarados culpables, Croman y Swartz podrían enfrentar hasta 25 años de prisión.