Empleados federales afectados por el shutdown del gobierno podrán posponer sus pagos de auto mensuales con Hyundai

La marca extiende los pagos de arrendamiento y préstamo de automóviles de Hyundai Capital por 30 días durante el cierre del gobierno para los empleados del gobierno federal afectados
Empleados federales afectados por el shutdown del gobierno podrán posponer sus pagos de auto mensuales con Hyundai
Se estima que 800,000 empleados federales están sin trabajo debido al Cierre de Gobierno más largo en la historia de EEUU
Foto: Hyundai

La marca de autos japoneses Hyundai permitirá a empleados federales afectados por el cierre de gobierno posponer los pagos de sus vehículos por un mes, anunció la compañía de autos el lunes.

El programa llamado Govenment Shutdown Payment Relief fue implementado por primera vez en el 2013 y está disponible para todo empleado del gobierno federal actualmente sin trabajo a causa del actual cierre.

“Según el plan, Hyundai extenderá todos los pagos de préstamos y arrendamientos de automóviles de Hyundai Capital durante 30 días para los propietarios actuales de Hyundai que son empleados del gobierno federal suspendidos durante el cierre”, explica la compañía en un comunicado.

Hyundai se une a General Motors, Ford, Mercedes-Benz, Toyota y Lexus, además de otros fabricantes de automóviles que financian a través de J.P. Morgan Chase, para ofrecer alivio a corto plazo en préstamos de automóviles, informó esta semana Automotive News.

“Reconocemos que hay muchos empleados federales que son propietarios de Hyundai y no reciben su cheque de pago normal”, dijo Brian Smith, Director de Operaciones de Hyundai Motor America, en el comunicado.

Aquellos interesados pueden contactar Hyundai Motor Financing para recibir este plazo al 1-800-523-4030.

El cierre de gobierno, que comenzó el 21 de diciembre – el más largo en la historia de Estados Unidos -,dejó a casi 800,000 personas sin empleo y actualmente mantiene inactivos a nueve departamentos ejecutivos (Homeland Security, Educación, Transportacion, etc.), poniendo un alto a ¼ del las actividades gubernamentales. Este conflicto surgió después de que el Presidente Donald Trump y los Demócratas, que actualmente controla la Cámara Baja, no acordarán en un trato para financiar el muro fronterizo de Trump.

Trump quiere que en el nuevo presupuesto federal para el año fiscal 2019 se incluyan $5.6 billones para construir el muro, pero los Demócratas se rehúsan a cumplir dicha demanda y hasta que ambas partes acuerden un trato, el cual debe ser autorizado por Trump, el cierre de gobierno seguirá activo.