Decomisan más de 20,000 pastillas con Fentanyl en la Gran Manzana

El NYPD y la DEA confirmaron que eran vendidas como si fueran la medicina para el dolor Oxycodone
Decomisan más de 20,000 pastillas con Fentanyl en la Gran Manzana
Los agentes encontraron 14 bolsas que contenían cada una 1,000 pastillas azules.
Foto: NYPD

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y la Administración para el Control de Drogas (DEA)  decomisaron durante dos operativos en Manhattan y El Bronx 20,000 pastillas falsas de la medicina para el dolor Oxycodone, que en realidad contenían Fentanyl. Además, recuperaron dos bloques de dos kilos de heroína cada uno.

Uno de los alijos de la droga, 6,000 pastillas, se decomisó dentro de un taxi ‘livery’ en el lado Este de Manhattan, mientras el resto, 14,000 pastillas, se localizaron en una tienda de venta de teléfonos celulares en el vecindario de Fordham Manor, El Bronx.

Las autoridades arrestaron a cuatro personas, que fueron impuestas de cargos criminales de posesión de sustancias controladas, e indicaron creer que gran parte de la droga provenía de México y tenía un valor en el mercado de $600,000 dólares.

El Fentanyl es altamente peligroso, y las autoridades aseguran que con este decomiso se han salvado muchas vidas. “Si alguien toma pastillas de prescripción que no vinieron directamente de una farmacia, puede poner en riesgo su vida”, indicó Bridget G. Brennan, fiscal especial de narcóticos de Nueva York.

Las pastillas eran de color azul y tenían la marca “M30” para hacerlas lucir como si fueron Oxycodone recetado. “Consumir estas pastillas falsas es como jugar a la Ruleta Rusa”, dijo Brennan.

Más de la mitad de todas las muertes por sobredosis el año pasado en la Gran Manzana estuvieron relacionadas con Fentanyl, y tanto la DEA como el NYPD han reportado un incremento en el uso de falsas pastillas de Oxycodone para tratar de vender la mortal sustancia.

Hispanos detenidos

En un comunicado explicando el operativo, Brennan, junto al comisionado del NYPD James P. O’Neill y Ray Donovan, agente especial de la DEA División Nueva York, indicaron que el pasado 7 de febrero las autoridades obtuvieron una orden de registro de la tienda de celulares, y entraron cuando estaban reunidos el presunto narcotraficante Andrés Reyes-Martínez y el dueño de la tienda Jesús García.

En el segundo piso del negocio, agentes encontraron 14 bolsas que contenían cada una 1,000 de las pequeñas pastillas azules, además de los bloques de heroína. Cuatro días después, y como parte de una investigación separada, detuvieron un taxi ‘livery’ que había estado siendo vigilado, y arrestaron a David Espinal y Víctor Almanzar-Cárdenas, quienes tenían una bolsa de plástico grande que contenía 6,000 pastillas de Fentanyl que lucían como Oxycodone.

O’Neill indicó que detectives del NYPD “continúan el incansable trabajo para apresar a los responsables de traficar con opioides y Fentanyl en nuestras comunidades y contribuir con los casos de sobredosis que han devastado a numerosas familias. Seguiremos trabajando con nuestros compañeros de las autoridades federales y estatales para detener esta actividad criminal”.

Fentanyl: El más letal

El 52% de las muertes por sobredosis con opioides entre latinos de la Gran Manzana se deben al abuso de la potente y peligrosa droga Fentanyl, según el Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH).

El fármaco Fentanyl —o Fentanilo como se le conoce en español— es un opioide sintético, extremadamente potente, que ha inundado rápidamente el mercado de drogas ilícitas en las calles de todo el país y ha creado una crisis de salud pública sin precedentes por el número de sobredosis letales que está dejando a su paso.

En la Gran Manzana la situación es tan preocupante que las autoridades se refieren a ella como una epidemia. Tan sólo en el 2016, según datos del Departamento de Salud, ocurrieron 1,268 muertes por sobredosis con opioides de las cuales el 50% fueron atribuidas al consumo de Fentanyl. Esto representa más muertes que los fallecimientos por homicidios y accidentes de tránsito combinados ese mismo año.

Y, cuando se trata de los hispanos, la situación es aún más alarmante. Las estadísticas del DOHMH muestran que el 52% de las 378 muertes por sobredosis con opioides entre residentes latinos de Nueva York en 2016 fueron causadas por Fentanyl no farmacéutico.

Lo que hace al Fentanyl tan mortal es que se trata de un opioide 50 a 100 veces más fuerte que la heroína y la morfina. Esto aumenta el chance de morir por sobredosis, porque reduce el tiempo para reaccionar —o revivir a la persona— entre el momento en que se consume la droga y el momento en que comienzan los efectos adversos en el cuerpo.