Jumaane Williams: “Corrí esta campaña para ser la voz de la gente”

El nuevo Defensor del Pueblo de la Gran Manzana ahora se enfrentará en junio a una elección primaria para tratar de ganar en los comicios de noviembre
Jumaane Williams: “Corrí esta campaña para ser la voz de la gente”
Jumaane Williams logró ganar las elecciones de este martes con el 33% de los votos en la contienda por la Defensoría del Pueblo
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El concejal del distrito 35 en Brooklyn, Jumaane Williams se conviritó este martes en el ganador de las elecciones para la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Nueva York, una contienda en la que derrotó a otros 16 candidatos, incluidos Melissa Mark-Viverito, Ydanis Rodríguez y Rafael Espinal, tres hispanos que buscaron el voto inmigrante durante toda la contienda.

Pero, desde que anunció su candidatura, Williams se puso en la delantera. Haciendo uso de la imagen creada desde 2018, cuando el neoyorquino desafió a la vicegobernadora titular Kathy Hochul en la primaria demócrata, de la mano de Cynthia Nixon, que buscaba desafiar al gobernador Andrew Cuomo, su equipo logró impulsar una campaña que hace eco de algunos de los problemas más discutidos en la Gran Manzana: la crisis de NYCHA, la violencia con armas y el abuso policial.

Y esa conexión se volvió real a medida que los votos fueron leídos la noche del martes, llevando a que el afroamericano diera un discurso completamente emocional en el que las lágrimas se apoderaron de él y de su madre, Patricia Williams, quien lo acompañó durante toda la campaña.

“Corrí esta campaña para ser la voz de la gente”, dijo Williams, minutos después de enterarse que obtuvo el 33% de los votos, de acuerdo con los totales preliminares de la Junta Electoral, tras el conteo de aproximadamente 396,000 votos emitidos. “Y prometo elevar mi voz y plantear los problemas de la gente de esta ciudad. Pero no se trata solo de mi voz … Se trata de nuestras voces, juntos. Nuestras voces juntas envían un mensaje alto y claro. Nuestras voces juntas pueden elevarse por encima de la política, por encima de la mezquindad”.

Williams dejó claro que no tiene miedo de enfrentarse a las fuerzas políticas locales y estatales. En su mensaje dedicó unos segundos para recordarle al alcalde Bill de Blasio que su misión no era estar detrás de su trabajo, sin embargo, para algunos expertos, la posición como defensor del pueblo se ha convertido en una plataforma para lograr convertirse en Alcalde.

“La gran pregunta es si él se postulará o no para alcalde en 2021”, apuntó el experto en política neoyorquina Russell Schaffer. “El principal candidato en este momento parece ser el contralor de la ciudad Scott Stringer, ¿desafiará a Stringer o se postulará para la reelección como Defensor del Pueblo en 2021 y luego quizás se postule a nivel estatal? Tendrá que tomar algunas decisiones importantes en los próximos años”.

De Blasio, por su parte, se sumó a quienes lo felicitaron y a través de un comunicado aseguró que “Como ex defensor público, sé de primera mano lo importante que es esta oficina para nuestra ciudad”.

“Espero con interés trabajar con Williams para continuar haciendo de esta la ciudad grande más justa de Estados Unidos”, afirmó el líder municipal, quien se unió al presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, quien ha actuado como Defensor del Pueblo Interino y quien deberá entregar el poder a Williams en los próximos días.

“En mi breve tiempo como Defensor de Pueblo Interino, encontré que el corazón y el alma de la oficina es escuchar a los neoyorquinos y ayudar a las personas con los problemas que enfrentan”, dijo Johnson, quien es también candidato a la Alcaldía. “Sé que el defensor del pueblo electo Williams encarna el espíritu de ayudar a los neoyorquinos más necesitados y le deseo la mejor de las suertes cuando asuma el cargo”.

¿Republicanos se despiertan?

Pese a que las elecciones no son basadas en partidos políticos, los republicanos en Nueva York sorprendieron a la opinión pública con un movimiento que creían dormido. Su candidato, el único conservador entre los 17, el concejal Eric Ulrich, representante del distrito 32, logró ocupar el segundo puesto, una posición que algunos expertos esperaban fuera ocupada por la puertorriqueña Melissa Mark-Viverito.

El resultado muestra “que no hay una receta mágina para ganar como republicano en Nueva York en estos días”, explicó Schaffer, quien afirmó que Ulrich recibió el mismo porcentaje de votos que Donald Trump en 2016.

Concejal y excandidato a la Defensoría del Pueblo, Eric Ulrich.

“Eric Ulrich, quien fue el único republicano importante que se postuló, recibió el 19% de los votos. Ese es el porcentaje exacto de la votación que Donald Trump ganó en la ciudad de Nueva York en 2016″, indicó el analista, quien afirmó que “la marca republicana aquí es radiactiva. Es tóxica… Ulrich en realidad ni siquiera votó por Trump en 2016 y él no apoyó al candidato republicano para alcalde de Nueva York en 2017… Incluso si estás completamente en contra de Trump, sigues perdiendo. Los votantes no hacen la distinción”.

¿Qué viene para Mark-Viverito?

Aunque el resultado no fue el esperado, la expresidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, logró meterse en el “top 3” de los nombres que lideraron la campaña. El logro es inmenso para las nuevas generaciones latinas que crecen con el ejemplo de una líder política hispana que, según expertos, podría lanzarse a posiciones aún más ambiciosas a nivel federal.

Melissa Mark-Viverito se reunió con seguidores en East Harlem.

“No diría que su carrera política ha terminado”, aclaró Schaffer. “Tal vez ella pueda correr para ser la representante de un distrito del Congreso, o quizás para Defensor del Pueblo nuevamente en una elección regular cuando las condiciones no son tan extrañas con casi 20 candidatos postulantes”, apuntó el experto. “Muchos políticos tienen segundos actos”.

Y es que Mark-Viverito corrió una campaña en la que la diversidad fue clave. Su visión de ciudad en la que “la comunidad latina pueda tener una voz” espera crear una generación de latinos y latinas que busquen pelear por un cambio.

“El cambio en esta ciudad ha venido de la mano de personas de color, LGBTQ, que decidieron no esperar su turno y lucharon por ese cambio”, concluyó la boricua.