La ciudad sopesa ampliar la ayuda legal por evicción a comerciantes

El concejal Levin quiere cubrir con un servicio gratuito a negocios vulnerables
La ciudad sopesa ampliar la ayuda legal por evicción a comerciantes
En la ciudad se registran un promedio de 174 desalojos comerciales al mes./Archivo
Foto: Getty Images

Renta. Renta. Renta. Cuando los pequeños comerciantes independientes de la ciudad hacen un listado con sus preocupaciones, lo que literalmente les quita el sueño, el alquiler del local comercial desde el que operan, ocupa los primeros lugares. Porque la renta es alta, porque vence el contrato, porque no se renueva o porque se ha iniciado un trámite de desalojo que suele acabas con un negocio y los empleos que genera.

El miembro del Concejo, Mark Levin, presentó el miércoles una propuesta para que los pequeños comerciantes puedan hacer uso de servicios legales gratuitos de la ciudad cuando hagan frente a un procedimiento de desalojo. Es algo que hace un año y medio se aprobó para casos residenciales y los desalojos se han reducido desde entonces un 37%. “Los procedimientos que afectan a los comerciantes no son tan elevados, un promedio de 174 al mes, pero están aumentando”, explica.

Según Levin entre los comerciantes hay muchos que son inmigrantes que son muy vulnerables “y no es justo que hagan frente a un desalojo sin representación legal”.  En el distrito de este concejal que incluye entre otros a Washington Heights, Hamilton Heights y Upper West Side buena parte de los comerciantes son latinos y yemeníes.

Es precisamente el éxito del programa residencial lo que ha llevado a este concejal a presentar esta propuesta que de aprobarse beneficiaría a los inquilinos de locales comerciales en la ciudad con un negocio independiente, que no sea dominante en su sector y cierto nivel de recursos.

Muchos comerciantes tienen el problema de que operan con contratos vencidos que el casero no renueva y mantienen el alquiler de forma precaria e incierta de mes a mes. “Aunque el negocio no tenga un contrato en vigor, calificaría para esta ayuda”, explica Levin.

Los costos de esta ayuda a inquilinos residenciales ronda los $2,500 por caso y “no estamos hablando de un presupuesto muy grande para ampliarlo”, detallaba Levin a este diario.

Aunque a la propuesta le queda mucho recorrido en el procedimiento legislativo, este concejal explica que ha percibido mucho apoyo por parte de sus colegas, no cree que sea complicado convencer de que se puede ayudar de esta manera a los negocios de la ciudad y no prevé polémica en su tramitación.

Esta iniciativa se suma a otra que está en la agenda del Concejo con respecto al alquiler comercial. Es una medida que lleva años levantando polémica, el Small Business Jobs Survival Act, pero que en la actual legislatura ha tenido oportunidad de ser debatida en audiencia pública. Esta propuesta prevé alquileres mínimos de 10 años, recurso al arbitraje en la negociación y restricciones a la hora de transferir los impuestos de propiedad al inquilino.