Abre el Hudson Yards: ‘una ciudad dentro de la ciudad’

Al menos 23,000 trabajadores fueron empleados para la construcción del complejo de edificios
Abre el Hudson Yards: ‘una ciudad dentro de la ciudad’
Hoy se abrió oficialmente al público el Hudson Yards, marcando un momento histórico en la Ciudad de Nueva York.
Foto: José Martínez / El Diario NY

Si el tren 7 siguiera su camino en vez de terminar su recorrido en la parada 34-Hudson Yards, al oeste de Manhattan, tendría que atravesar el río Hudson hasta llegar a Nueva Jersey para transportarnos a otra urbe. Sin embargo, a partir de este viernes la posibilidad de visitar una ‘ciudad dentro de la misma ciudad’ es real.

Pero, no es simplemente una nueva área en desarrollo ni un barrio más. A tan solo unos pasos de la salidad del Subway, un majestuoso nuevo horizonte lleno de rascacielos repletos de apartamentos, restaurantes y tiendas de diseñadores se abre, conectando a los ocho millones de neoyorquinos a un universo de desarrollo arquitectónico que no se había visto en los últimos 80 años.

Una vez el reloj marcó las 9:30 a.m., la zona entre las calles 30 y 34, sobre la avenida 11, recobró la vida que estaba esperando desde hace casi 20 años, cuando la idea de construir “algo” en una de las pocas áreas desocupadas en la isla, fue vista por desarrolladores y agencias de la ciudad como una alternativa para un proyecto que pudiera revivir la zona.

Vivian Dupuy, una de las primeras en recibir su oficina en el nuevo complejo.

Este proceso es particularmente interesante para Vivian Dupuy, una ecuatoriana que llegó a Nueva York cuando tenía tan solo siete años, y quien hoy tiene la suerte, asegura, de ser una de las primeras en ocupar una de las oficinas en el edificio 30 Hudson Yards, ubicado en la esquina suroeste de la calle 33 y la Décima avenida, el segundo edificio de oficinas más alto de la Gran Manzana.

“Han sido muchos sentimientos detrás de este proyecto”, dijo Dupuy, quien trabaja para Warner Media, antiguamente conocida como Time Warner Media, una multinacional dueña de canales como HBO y CNN, y que aún conserva oficinas en el edificio Time Warner Center en Columbus Circle. “Ahora estamos en proceso de mudanza y la idea es que este edificio va a consolidar todas las empresas”.

Con café en mano y una sonrisa sin fin, Dupuy señala la ubicación de su oficina, justo al tiempo en que un grupo de visitantes comienza a adentrarse en el Hudson Yards, el desarrollo urbanístico más grande en la historia de los Estados Unidos, un camino de rascacielos cristalinos que en los próximos años espera albergar un estimado de 55,752 neoyorquinos por día.

“Este es un proyecto tremendo porque dicen que es una pequeña comunidad así que estamos felices, pero a la vez ansiosos porque es un proceso importante para nosotros como empleados en esta nueva zona, sobre todo en el proceso de trancisión”, apuntó la ecuatoriana.

Uno de los principales atractivos

Frente a ella, una impresionante edificiación le hace un llamado y ella lo acepta. Es imposible, indica, no dejarse maravillar por ‘la belleza y el esplendor” de la pieza central, un punto de referencia interactivo conocido temporalmente como ‘The Vessel’, donde el público podrá subir las escaleras de la vertiginosa escultura de Thomas Heatherwick Vessel.

Pero, Dupuy no es la única que ya ha hecho de este nuevo desarrollo, su hogar, al menos durante las ocho horas de su trabajo. Los inquilinos de su edificio, al igual que el 55 Hudson Yards, dos torres comerciales de gran escala, comenzaron a mudarse el año pasado, luego de que el 10 Hudson Yards abriera sus puertas en 2016, reuniendo marcas como Coach, L’Oreal, VaynerMedia, entre otros.

“Esto lo llaman el patio de los multimillonarios”, bromeó la mujer. Y tiene razón. Los desarrolladores del proyecto, Related Companies, indicaron que, una vez el proyecto sea finalizado por completo, contribuirá con casi $19,000 millones anuales al PIB de Nueva York y generará más de $500 millones en ingresos fiscales.

Y sin duda uno de los temas que más suena, no solo durante la inauguración, sino en los barrios de la Gran Manzana, es la posibilidad de que este proyecto reúna a más de 55,000 trabajadores diariamente. Esto, sumado a los casi 23,000 obreros que levantaron las edificaciones desde el 2012, cuando se comenzó el proceso sobre lo que es un patio para estacionar trenes.

Junto a Dupuy también celebran los oficiales electos, los mismos que hace poco más de un mes recibieron la noticia que Amazon, la compañía tecnológica que pretendía hacer un proyecto de construcción similar en Long Island City, decidiera buscar otros horizontes, luego del rechazo del Concejo Municipal, y legisladores estatales.

“En la ciudad de Nueva York, hacemos lo imposible una realidad, incluyendo la construcción de nuevos vecindarios sobre los antiguos patios de trenes”, expresó el alcalde Bill de Blasio. “Hudson Yards está trayendo miles de empleos, nuevos espacios verdes y transporte ampliado al West Side. El proyecto es un ejemplo del ingenio que ayuda a hacer de Nueva York la mejor ciudad del mundo”.

El gobernador Andrew Cuomo también celebró cómo este proyecto “ha transformado el West Side de Manhattan, creando empleos y oportunidades económicas para los neoyorquinos”.

“Con la construcción de un nuevo complejo de la Estación de Pennsylvania-Moynihan Farley, vamos a conectar este vecindario emergente a un centro de transporte de primera clase del siglo XXI”, indicó Cuomo. “Hoy marca nuestro compromiso continuo hacia la construcción de una ciudad y región aún más sustentables, y estamos orgullosos de crear un futuro más sólido para nuestro estado”.

Entre tanto, el presidente del Concejo, Corey, Johnson, una de las voces que más oposición mostró frente a la llegada de Amazon a Nueva York, aseguró que la apertura de Hudson Yards “es un gran día para mi distrito y para toda la ciudad”.

El líder político agregó: “Estoy particularmente entusiasmado con los buenos empleos sindicales que este proyecto ha creado y seguirá creando, la base tributaria de la ciudad en expansión como resultado de este proyecto, y las viviendas asequibles y los nuevos espacios públicos y ofertas culturales que Hudson Yards aportará a barrio”.

Sin embargo, un estudio reciente de la New School, revela que el desarrollo ha recibido casi $6,000 millones de dólares en forma de exenciones fiscales y asistencia gubernamental adicional, el doble de los controversiales $3,000 millones en incentivos que iban a ser otorgados a Amazon.

Abierto al público

A lo largo del fin de semana, los neoyorquinos tendrán la oportunidad de ser parte del proceso inaugural, asistiendo a celebraciones con numerosas presentaciones públicas de arte y teatro en The Public Square and Gardens, uno de los espacios exclusivos, con cinco acres de plazas públicas, jardines y arboledas diseñadas por la compañía de arquitectos Nelson Byrd Woltz Landscape en colaboración con Heatherwick Studio.

El chef español José Andres se trajo un pedazo de España a la Gran Manzana.

Además, ‘The Vessel’, que según los constructores, prometer convertirse en toda una atracción turística, debido a estar compuesto por 154 tramos de escaleras interconectadas y 2,500 escalones individuales, mostrando una vista de Manhattan y Nueva Jersey y por supuesto, The Shops & Restaurants, el principal destino de tiendas y restaurantes ubicado en el 20 Hudson Yards. Este centro comercial de un millón de pies cuadrados reúne una colección de tiendas y experiencias gastronómicas, dentro de las cuales se destaca el nuevo restaurante del reconocido chef español José Andres, quien se trajo su país natal a Manhattán a travé del Mercado Little Spain”.

El proyecto:

  • Hudson Yards es el mayor desarrollo inmobiliario privado en la historia del país.
  • Contribuirá con unos $19,000 mil millones anuales al PIB de la Ciudad
  • Generará más de $500 millones en ingresos fiscales.
  • Reunirá a más de 55,000 trabajadores diariamente.
  • Empleó a 23,000 obreros durante su construcción.
  • La segunda parte, Western Yard, se espera abra en 2025.