A buen paso circula la ‘tarifa de congestión’ en la Legislatura estatal

La medida crea un cobro extra para vehículos que circulen al sur de la calle 61 en Manhattan durante las horas pico
A buen paso circula la ‘tarifa de congestión’ en la Legislatura estatal
Tarifa de congestión comprendería todo al sur de la calle 61 en Manhattan
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

A cinco días de que se cumpla la fecha límite para que se apruebe el presupuesto estatal, la posibilidad de que los legisladores en Albany aprueben la ‘tarifa de congestión‘ está cada vez más cerca. Aunque todavía hay muchos detalles de la propuesta que deben ser definidos, ya existe un consenso sobre lo necesaria que es la medida para recaudar fondos y usarlos en las urgentes reparaciones que hay que hacer al Subway de la Gran Manzana.

Así lo dejó ver el presidente de la Asamblea estatal Carl Heastie, quien aseguró que en la Cámara Baja ya se cuenta con los votos necesarios, y “están listos para avanzar en la fijación de tarifas de congestión”. Sin embargo, agregó que aún hay varios detalles que deben ser analizados.

“No queremos tener un sistema en el que las personas tengan [que pagar] doble peaje”, apuntó el líder político, quien recalcó que parte de la medida debe tomar en cuenta que conductores que ya han cruzado puentes, no terminen pagando nuevamente al ingresar a la zona propuesta para la ‘tarifa de congestión’, que comprende todo al Sur de la calle 61 en Manhattan.

Y son esos detalles sobre cuáles conductores deberían pagar más, los que han creado una polémica en torno a la propuesta de ley. Pero además, la forma cómo se prevee que el dinero que se recaude sea invertido, también ha sido rechazada por legisladores que representa a los suburbios, quienes han demostraron su oposición al proyecto. Como lo explicó Heastie, se teme que un gran número de ciudadanos que viven en los suburbios de Long Island y Upstate y que diariamente viajan a Manhattan para trabajar, terminen pagando aún más para llegar a su destino.

Pero en medio de las negociaciones, esas mismas críticas de algunos oficiales electos han sido tomadas en cuenta para crear lo que serían las “posibles excepciones”, por lo que ahora se analiza que quienes crucen un puente con peaje, puedan ser eximidos de pagar la ‘tarifa de congestión’ en Manhattan.

‘Optimismo cauteloso’

Este martes, el gobernador Andrew Cuomo, durante una entrevista en la emisora WNYC, dejó ver su “optimismo cauteloso” sobre el futuro del proyecto, ya que esas excepciones, que según el mandatario han sido expresadas tanto por asambleístas como senadores, terminarían “cortando las ganancias”.

“Exime este puente, exime aquel puente, exime mi puente… es al final lo que están diciendo”, apuntó Cuomo. “Y sí se puede hacer, pero si tú lo haces, es un pedazo de pastel más pequeño y necesitamos el pastel completo para financiar la congestión”.

Aun así, el mandatario neoyorquino recalcó su total apoyo al proyecto al que rebautizó como “reforma de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA)“.

“Quiero llamarlo reforma de la MTA porque lo que siempre he dicho, y lo que todo neoyorquino le dirá, es que no quiero pagar nada más hasta que se sepa que la MTA está gastando el dinero mejor y es más eficiente y eficaz”, afirmó Cuomo, agregando que una vez aprobado el proyecto, se instalarían peajes electrónicos similares a los ubicados en puentes y túneles, proceso de instalación que demorará aproximadamente 10 meses.

“Para cobrar peaje en el distrito central de negocios, como lo llamamos, tenemos que instalar una serie de sitios de peaje electrónico, equipos, y que estamos estimando demore casi dos años”, concluyó Cuomo.

Algunos senadores no están convencidos

En la otra ala de la Legislatura estatal también parece haber optimismo en cuanto a la posibilidad de que el proyecto sea aprobado e incluido en el presupuesto final que debe ser puesto a votación antes del 1 de abril.

En el Senado estatal, controlado también por demócratas, la mayoría de legisladores han clamado su apoyo al proyecto, pero en repetidas ocasiones han pedido que se modifique la propuesta “para garantizar que el plan final trate a los conductores de manera justa, reduzca la congestión en las horas pico, incentive los viajes comerciales y de negocios de una manera eficiente, se dediquen los ingresos de manera equitativa y se aplique de manera adecuada y transparente”.

No obstante, todavía hay algunos senadores que no están convencidos del todo. Por ejemplo, la delegación de Long Island, que incluye a los senadores John Brooks, Jim Gaughran, Anna Kaplan, Todd Kaminsky, Monica Martínez y Kevin Thomas, aseguró que “no podemos apoyar la propuesta en su estado actual”.

“Como representantes de millones de pasajeros de Long Island, es nuestra responsabilidad garantizar que cualquier plan de precios de congestión no se financie a sus espaldas sin un beneficio sustancial. En general, apoyamos el concepto de disminuir la dependencia en los viajes en automóvil a la ciudad de Nueva York, mientras que al mismo tiempo protegemos el medio ambiente y aliviamos la congestión en el Distrito Central de Negocios de Manhattan. Sin embargo, la propuesta de plantea inquietudes preocupantes”, afirmó la delegación en un comunicado conjunto.

Propuesta de tarifa de congestión’:

  • 61 la calle de Manhattan que sería el límite tope, desde ese punto hacia todo el Sur de la isla, se cobraría la ‘tarifa de congestión’.
  • $1 mil millones de dólares anuales podrían recabarse.
  • $15,000 millones sería el monto total que podrían usarse para financiar parte del próximo Plan de Capital de la MTA estimado en $45 mil millones de dólares.
  • $11.52 sería la tarifa que se cobraría a vehículos particulares.
  • $11.52 a los camiones.
  • $2 y $5 a los taxis que usan apps.
  • 13% podría reducirse la congestión en Manhattan con la ‘tarifa de congestión’.
  • 2021 año en que entraría en vigor la medida, una vez se instalen los peajes electrónicos para hacer los cobros.