Último empujón a la Legislatura para que legalice de la marihuana

Aunque Albany dejó a un lado las discusiones, activistas no pierden las esperanzas, mientras el Gobernador responsabiliza a legisladores
Último empujón a la Legislatura para que legalice de la marihuana
Anthony Posada en el 2003, siendo apenas un adolescente, fue arrestado por tener una bolsita de marihuana
Foto: El Diario

Faltan apenas cuatro días para que la Legislatura estatal presente el presupuesto final para el próximo año fiscal, y aunque hace unos días el gobernador Cuomo anunció que la ley para legalizar la marihuana en el estado no sería aprobada en la actual sesión, activistas y líderes políticos de la Gran Manzana no pierden las esperanzas. Este jueves lanzaron sus últimos cartuchos para tratar de convencer a Albany de que no deje el asunto en el tintero, además de recordar el impacto negativo que retrasar la despenalización de la hierba tendría en más familias pobres, hispanas y afroamericanas, mayormente.

La Legislatura no puede seguir ignorando los daños que se le han hecho por mucho tiempo a 1 millón de personas que han sido arrestadas, y por ello necesitamos que incluyan en el presupuesto, no solo la legalización de la marihuana sino los planes para resarcir los daños que se han ocasionado en nuestras comunidades”, aseguró Anthony Posada, de la organización Legal Aid Society, quien en el 2003, siendo apenas un adolescente, fue arrestado por tener una bolsita de marihuana en Jackson Heights, Queens. “Nuestras comunidades no pueden esperar más, y vamos a decirlo claro y fuerte: necesitamos que se aprueben estas leyes ahora mismo, porque se trata de un asunto de justicia racial”.

Dionna King, de la organización Drug Policy Alliance, exigió a la Asamblea y a el Senado que pongan la ley sobre la mesa nuevamente y la aprueben antes del 1 de abril, cuando vence el plazo para presentar el repsupuesto.

“Necesitamos una solución inmediata. No podemos esperar otro año ni más estudios o investigaciones. Hay que ver también el daño colateral que esto está causando, las evidencias están allí y si no la aprueban ahora, vamos a tener más personas afectadas por la criminalización”, dijo la activista. “No solo se trata de que haya acceso a la marihuana recreacional, se trata de hacer justicia con miles de personas”.

Kesi Foster, de la organización Make the Road NY hizo un llamado a la Legislatura para que no le falle a las comunidades afectadas por la penalización de la marihuana, y pidió que muestren con hechos el sello progresista que tienen.

Concejales de NYC hacen llamado

Al clamor se unieron líderes políticos del Concejo Municipal, que hace unos días aprobó un paquete de resoluciones con las que le piden a Albany que apruebe la ley de despenalización de la hierba y además que permita que las municipalidades tomen medidas autónomas sobre la autoridad para regular el consumo público de marihuana dentro de sus jurisdicciones.

“Muchos no han entendido el verdadero sentido de esta ley, pues creen que solo se refiere a la legalización del consumo. De lo que aquí estamos hablando es del sistema de justicia penal, de acabar con el racismo sistemático que ha existido contra jóvenes de color”, dijo el concejal Antonio Reynoso. “Por eso urgimos a la Legislatura que apruebe la ley y deje de jugar con el futuro de la gente pobre”.

El presidente del Comité de Justicia del Concejo Municipal y candidato a la oficina del Fiscal de Queens, Rory Lancman, dijo que es el momento “de aprobar esta ley, no solo para evitar que la gente no termine yendo al sistema de justicia penal sino para que se le de participación a las comunidades que por años han sido impactadas en la manera de decidir cómo invertir de regreso en ellos para aliviar los daños que se han ocasionado y obviamente para borrar el récord criminal por marihuana que miles tienen que cargar”.

Hispanos con opiniones divididas

Y mientras los legisladores siguen ultimando los detalles del presupuesto final, las opiniones sobre la legalización de la marihuana están divididas entre los hispanos que viven en Nueva York.

Jocelyn Calderón, madre de un niño pequeño, manifestó su oposición a la legalización de la hierba

Aunque la puertorriqueña Lilia Rodríguez confesó que le da igual la decisión que se tome, se mostró a favor de que no se castigue a los consumidores. “A mí eso no me afecta porque yo no fumo marihuana, entonces me da lo mismo, pero no me parece justo que metan presa a la gente que la consume”, dijo la boricua.

Por su parte Jocelyn Calderón, madre de un niño pequeño manifestó su oposición con la legalización de la hierba y apoyó que Albany haya sacado el tema de las discusiones en la presente sesión.

Yo me opongo a que aprueben eso, porque me preocupa que los niños estén más propensos a volverse adictos. Creo que ya hemos visto a muchos jóvenes con la vida arruinada por las drogas y no es buena idea aumentarles esa curiosidad”, dijo la hondureña.

Defienden postura del Gobernador

Tyrone Stevens, portavoz del gobernador Cuomo negó que el mandatario estatal esté poniéndole freno a la ley, y por el contrario recordó que el demócrata ha estado comprometido con la aprobación de la ley y culpó directamente a los legisladores de fallar en ese asunto.

“Ahí están los hechos, que estos funcionarios electos han pasado por alto, o que ignoran intencionalmente. El Gobernador ha estado luchando por un programa de canabis de uso adulto en Nueva York”, dijo el funcionario. “En nuestra propuesta de presupuesto, propusimos un programa de equidad social sólido como parte de un plan legal de cannabis en todo el estado. Y creemos en corregir los errores cometidos por años de criminalización de la marihuana”.

Entre tanto, al últimas horas de este jueves, legisladores progresistas como Crystal People-Stokes intentaban convencer a sus colegas de retomar la ley de legalización, en lo que parece ser una diminuta luz al final del camino, pero otros, más pesimistas, consideran que el tema tendrá que esperar antes de que haya humo verde.