Se esfuma la legalización de la marihuana en Nueva York… por ahora

El gobernador Cuomo retira de las negociaciones del presupuesto la propuesta de poder vender la droga para uso recreacional  
Se esfuma la legalización de la marihuana en Nueva York… por ahora
Cuomo había prometido que legalizar la marihuana sería una de sus prioridades en los primeros 100 días de su tercer mandato.
Foto: Archivo

Nueva York ya no se convertirá en el estado número 11 en legalizar el uso recreacional de la marihuana, al menos por ahora. A pesar de la fanfarria con la cual el gobernador Andrew Cuomo anunció a comienzos de año que esa sería una de sus prioridades, la falta de un acuerdo entre los legisladores en Albany llevó al mandatario a retirar del presupuesto estatal la propuesta sobre la hierba.

Desde hace más de un año las autoridades del estado, y también la Gran Manzana, habían estado analizados los pros y los contra de legalizar la marihuana, y al asumir su tercer periodo como Gobernador el pasado enero, Cuomo prometió que el asunto estaría dentro su agenda de los primeros 100 días de mandato.

Pero cuando falta poco menos de dos semanas para que se apruebe el presupuesto estatal el 1 de abril, no se ha logrado un consenso entre los senadores y asambleístas estatales, a pesar que ambas cámaras están controladas por los demócratas.

¿En esta sesión legislativa? No lo creo”, indicó el mandatario al ser consultado si pensaba que la propuesta de ley pasaría, agregando que creía “había sido claro desde el principio que los líderes legislativos habían dado señales de que iba a ocurrir (las discusiones sobre la marihuana) fuera de las negociaciones del presupuesto”.

Cuomo tomó la decisión el martes de retirar la legalización de la marihuana de su propuesta de presupuesto, luego que algunos legisladores no dieran su apoyo total al proyecto de ley, a menos que se garantizara que las comunidades de color fueran las más beneficiadas, luego de ser las que por años sufrieron las peores consecuencias por la criminalización del uso de la droga.

El proyecto de legalización estipulaba, entre otras cosas, que la edad legal para consumir la hierba fuera los 21 años, además garantizar que parte de los fondos que ingresaran por concepto de impuestos por la venta de la hierba, se usaran para hacer las urgentes reparaciones que se necesitan en el Subway de la Gran Manzana.

“Creo que el presidente de la Asamblea fue claro en eso, en que sería mejor discutir el asunto fuera de estas negociaciones, que son complicadas y toman mucho tiempo. Pero, después del presupuesto, pasará en la sesión legislativa”, indicó Cuomo.

Una reciente encuesta publicada el pasado 6 de marzo, por NBC 4 New York/Marist, demostró que la mayoría (un 57%) de los votantes neoyorquinos apoya legalizar la marihuana, mientras los que se oponen alcanzaban el 38%.

Otro sondeo publicado en enero, no solo reflejó un gran apoyo a la medida, sino que la mayoría dijo estar de acuerdo en que se eliminaran las convicciones pasadas por posesión de la hierba.