Nueva York apuesta por una ciudad menos contaminada y más ecológica

La Ciudad aprobó un paquete de leyes para reducir emisiones de carbono, promover edificios y techos verdes, usar mayor energía renovable y luchar contra el calentamiento global
Nueva York apuesta por una ciudad menos contaminada y más ecológica
Nueva ley pretende reducir las emisiones contaminantes en NYC
Foto: El Diario

Nueva York es la ciudad de los rascacielos, la urbe de las películas de Hollywood, la Capital del Mundo, pero también es el lugar donde cada año se queman más de 1,000 millones de galones de combustible en edificios, para proveer calefacción y otros servicios, generando un alto volumen de partículas contaminantes, que incluso supera el carbono generado por autos y camiones en los cinco condados. “Nueva York es una ciudad con mucha contaminación”, es la frase con la que la colombiana Leticia Pazmino resume el efecto negativo que a diario las emisiones causan en el Medio Ambiente de la Gran Manzana.

Y con la intención de poner freno a la producción de materias que sigan contaminando el aire, promover paneles solares, techos ecológicos, volver a Nueva York un espacio con más plantas, usar energía renovable y hacer de los cinco condados una ciudad ecológica, en la víspera de la celebración del Día de la Tierra (este 22 de abril), el futuro de Nueva York parece más claro y verde. Al menos en las leyes.

Esas son las esperanzas de activistas, defensores y protectores del Medio Ambiente y del planeta, como Andrés Vallejo, un abuelo quien sueña con poder dejarle a sus nietos una ciudad más vivible, en materia ambiental. Y sus ilusiones aumentaron, luego de que el Concejo Municipal aprobara el jueves pasado un paquete de nueve iniciativas, denominado Leyes de Movilización Climática, con las que pretende combatir los efectos crecientes del cambio climático y crear conciencia ecológica entre los neoyorquinos.

NY aprueba leyes ambientales

“Este es un paso inicial sobre el futuro de la Ciudad de Nueva York, un paso que garantiza que lideremos el camino en la lucha contra el cambio climático”, aseguró el presidente del Comité de Protección Ambiental del Concejo, Costa Constantinides.

“Estamos enviando ese mensaje al mundo al promulgar el mandato más audaz de reducir las emisiones de carbono, y abordar uno de los mayores impulsores del cambio climático”, agregó el líder político, tras explicar que una de las iniciativas aprobadas, obliga a los  edificios, señalados de producir el 70% del total de las emisiones contaminantes en toda la Gran Manzana, a cambiar ese modelo.

A través del proyecto Acuerdo Verde (Green Deal), que llevaba años sin ver la luz en la Gran Manzana y que a nivel federal empuja la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, se espera que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan en la Gran Manzana en 40% para 2030 y en 80% para el 2050.

La meta es que con las nuevas normas, unos 50,000 edificios, que representan el 2% del millón de inmuebles altos que hay en Nueva York, responsables de producir el 30% de las emisiones contaminantes, reduzcan de manera colectiva sus enormes dosis de carbono en un 40% para el 2030.

Constantinides agregó que se creará además una Oficina de Rendimiento de Emisiones y Energía de Edificios, manejada por el Departamento de Edificios de la Ciudad, para trabajar directamente con los dueños para poner freno a las emisiones.

El concejal Rafael Espinal, uno de los líderes más activos del organismo legislativo, calificó la aprobación de las nuevas leyes como “un momento histórico para el planeta”, y advirtió que no basta con fomentar educación ecológica, sino que urge tomar manos a la obra.

“Aumentar la conciencia sobre las consecuencias ambientales tendrá un impacto limitado, a menos que lo respaldemos con acciones y la Ley de Movilización Climática es el plan más ambicioso del país para tomar el control de nuestro destino climático y establecer un rumbo hacia un futuro más sostenible para nuestra ciudad”, dijo el político de Brooklyn.

El concejal Costa Constantinides, promotor de varias de las leyes para proteger el medio ambiente, anunciando su aprobacion

Asimismo el concejal Ben Kallos, copatrocinador de la ley que establece estándares más estrictos sobre los peores contaminadores y edificios antiguos de la ciudad, destacó que toda esta revolución ambiental, servirá como fuente de trabajos.

“Al modernizar los edificios para elevar los estándares de eficiencia, reduciremos drásticamente la contaminación a largo plazo”, dijo Kallos. “La modernización para la eficiencia y la sostenibilidad reducirá la huella de carbono de nuestra Ciudad y creará miles de empleos, muy necesarios y bien pagados”.

El político destacó que por muchos años los grandes consorcios inmobiliarios quisieron frenar estas leyes porque no les conviene a sus bolsillos, pero advirtió que ahora deberán acatar las reglas.

“La gente de Real Estate estuvo peleando con uñas y dientes contra estas leyes, pero hoy le estamos dejando claro al mundo que nosotros no trabajamos para las inmobiliarias, nosotros trabajamos para la gente y no importa quién eres cuando se trata de salvar al planeta, pues cada uno tiene que hacer su parte”, dijo el concejal.

El ecuatoriano Felipe Idrobo llama a que haya acciones efectivas a favor de proteger el Medio Ambiente

Además de la ley que meterá en cintura a los edificios que produzcan emisiones contaminantes de alto calibre, otras de las iniciativas ambientales que la Gran Manzana implementará será la promoción de aerogeneradores de energía, eliminando la burocracia actual para su instalación, al igual que promover techos verdes con plantaciones naturales y paneles solares en edificios de cinco pisos o más.

Asimismo se deberá determinar para el 2021 cuáles de las 21 centrales eléctricas de gasolina que hay en los cinco condados se pueden cerrar de manera viable para cambiarlas por fuentes de energía renovables y manejar con mayor transparencia los proyectos dentro de la Oficina de Energía Alternativa.

El presidente del Comité del Medio Ambiente del Concejo, aseguró que las reformas ambientales llegan en un momento en que todavía se pueden frenar consecuencias terribles para la ciudad, con hechos como el Huracán Sandy, que en el 2012 dejó decenas de pérdidas humanas y más de $19,000 millones en daños.

Según el político, si no se empiezan a tomar medidas inmediatamente, varios estudios advierten sobre circunstancias catastróficas a partir del 2030. La Evaluación Nacional del Clima, advirtió que la región de Nueva York podría ver hasta 100,000 refugiados climáticos para el 2100 debido a las intensas inundaciones , que podrían empeorarse en áreas como Rockaway, Coney Island y Staten Island.

Felipe Idrobo, activista ambiental de la organización Make the Road NY, hizo un llamado para que la Ciudad y el Estado también inviertan más en programas de arborización y redistribuyan mejor los recursos para que los grandes parques de la Gran Manzana estén más reforestados.

“En Nueva York tenemos parques suficientes para que sean verdaderos pulmones en nuestra ciudad, como el de Flushing, Prospect Park, pero hace falta más recursos, más proyectos y que los empleados encargados de cuidar y plantar sean más equitativos, pues un parque como Porspect que es más pequeño que el de Flushing, tiene más empleados”, dijo el ecuatoriano. “También tenemos que promover planes de limpieza de las riveras de los ríos, plantar árboles altos, promover paneles solares y educar a nuestras familias sobre la importancia de la protección del Medio Ambiente”.

La Gran Manzana apuesta por ser una ciudad verde y con menos contaminantes

Maritza Silva Farrell, directora de la Alianza de una Gran Nueva York, que vela por la protección del Medio Ambiente, mencionó que las emisiones contaminantes actuales de los edificios y la falta de acciones ecológicas, tienen una incidencia especial entre la comunidad hispana.

“Mucha de nuestra gente vive en las orillas de zonas de agua y lugares vulnerables ante cambios climáticos y en edificios que generan huellas contaminantes”, dijo la activista, destacando que la proliferación de techos verdes ayuda a hacer más frescos los edificios y reducir así el uso de energía tradicional y cambiarla por energía renovable.

Henry Garrido, Director Ejecutivo del Consejo de Distrito 37, AFSCME, se mostró optimista con el nuevo rumbo por el que se encaminará Nueva York.

“Estas leyes ayudarán a frenar los peligros del cambio climático y creará empleos y dará a nuestros hijos un futuro más seguro con el medio ambiente en la ciudad que amamos “, dijo Garrido.

Pero las medidas ambientales, no son solo asunto de la Ciudad. A nivel estatal la Administración Cuomo asegura que está comprometida con el logro de que para el 2030 el 70% de energía que se use sea renovable y el 100% de electricidad limpia para el 2040.

“Lanzamos el Green New Deal, que se está moviendo hacia un 100 por ciento de electricidad sin carbono para 2040. Es el mandato más audaz de los Estados Unidos de América. Y es un mandato real. Todos quieren llegar a la energía limpia, pero las velas no son realmente una alternativa. Necesitamos un plan de transición, y este es un plan de transición, y el nuestro es más agresivo que cualquier otro estado del país”, dijo Cuomo, quien destacó varias de las leyes que fueron aprobadas en la actual sesión legislativa a favor del Medio Ambiente.

Iniciativas como la ayuda de daños a la calidad del agua, la ley de desperdicio de alimentos que promueve el reciclaje de alimentos, la ley que prohíbe las bolsas de plástico de un solo uso en tiendas, y el impuesto de congestión, que reducirá las emisiones contaminantes de autos en Manhattan, son, entre otras, el granito de arena del Estado en la protección del Medio Ambiente.

Anuncian la cuarta fecha del Día sin carro en Nueva York

Una vez más y por cuarto año consecutivo, Nueva York está promoviendo el Día sin carro, en defensa de la protección del Medio Ambiente y la promoción de otros medios de transporte que no aumenten emisiones de carbono, y líderes y activistas están anunciando que se llevará a cabo el sábado 27 de abril.

El evento de este año se desarrollará a lo largo de la avenida St. Nicholas, desde las calles 181 a 190 en Washington Heights y en Broadway, desde Union Square hasta Times Square.

“Durante este importante evento celebraremos a la Madre Tierra y abriremos las calles para que disfruten los neoyorquinos. Este año expandiremos el evento a todos los condados, educando a los neoyorquinos sobre la importancia de la sostenibilidad y la justicia ambiental”, aseguró el presidente del Comité de Transporte del Concejo, Ydanis Rodríguez.

La comisionada del Departamento de Transporte de la Gran Manzana, Polly Trottenberg, hizo un llamado a los neoyorquinos para que se integren a la jornada.

“Por cuarto año consecutivo, estamos encantados de trabajar con el concejal Rodríguez para transformar las bulliciosas calles de Broadway y St Nicholas en paraísos para los neoyorquinos”, dijo la funcionaria. “Alentamos a los neoyorquinos a pensar ecológicamente y unirse a nosotros para nuestro Programa anual de Paseos de fin de semana, que comenzará este sábado”.