Fotos: Una bacteria come-carne devoró parte de su cuerpo, pero eso no le impide ser un atleta

Un profesor de Minnesota tiene una historia de supervivencia y superación

Un mal día al despertar, el profesor Chris Gordon notó una especie de golpe en su codo del tamaño de una pelota de tenis y que se sentía caliente al tacto. Acudió al hospital donde le diagnosticaron celulitis, le dieron algunos medicamentos y lo enviaron de regreso a casa. Pero conforme pasaron las horas, su situación empeoró.

View this post on Instagram

Four years ago, I was discharged from Mayo Clinic. I was thankful to be out, but I knew I still had a lot of work to do. Surviving was not enough. I’ve accomplished a lot in these past four years, not only physically but also professionally. I will still keep challenging myself, as there is still room for improvement (for instance, you can see how my skin grafts pull my body to the right slightly). I want some company, though, as I know there are others who have their own obstacles to face, and I want to help them as I have been. After all, society works best when we all work together. #gordoncdt #improvingimperfection #inspireotherstobegreat #crosstrainingforrunners #skingrafts #mayoclinic #necrotizingfasciitis #workoutwithyourfriends #challengeyourself

A post shared by Chris Gordon (@gordoncdt) on

Luego de varias revisiones, los médicos de la Clínica Mayo encontraron lo que le pasaba: el hombre había contraído una bacteria come-carne que devoró parte de su cuerpo, pero eso no le impidió ser un atleta a este hombre de 44 años que hoy comparte su historia en las redes sociales.

¿Qué es una bacteria come-carne?

Debido a la fascitis necrotizante que Gordon sufría, los médicos tuvieron que retirar mucha piel del lado derecho de su cuerpo, desde la mano hasta el cuello, el pecho y la espalda, lo que dejó grandes cicatrices en su cuerpo.

View this post on Instagram

Sometimes, you need to appreciate your hard work. However, don’t take yourself too seriously; no one likes a self-congratulatory d-bag! #gordoncdt #improvingimperfection #workingoutisfun #crosstrainingforrunners #skingrafts #necrotizingfasciitis #makeyourownsuperpowers

A post shared by Chris Gordon (@gordoncdt) on

La fascitis necrotizante es causada por una bacteria conocida como “bacteria come-carne”, pero que en realidad no la come, sino que intoxica los tejidos a una gran velocidad con efectos fatales en tan sólo unas horas. A menudo, es diagnosticada con claridad hasta que es demasiado tarde.

Algunos de los primeros síntomas incluyen un rasguño intensamente doloroso, aunque pequeño, en la piel, fiebre y algunos signos parecidos a la gripe. Posteriormente la zona del rasguño se inflama y otras partes de la piel presentan manchas oscuras o ampollas con líquido. También puede haber diarreas y vómitos.

Combatir la infección de inmediato con medicamentos es fundamental para evitar una sepsis y, en consecuencia, la muerte.

“Sobrevivir no fue suficiente”

Gordon explicó al New York Post que la fascitis necrotizante es como “un incendio que comienza en medio de un bosque seco y la única forma de detenerlo es realizar una quema controlada. Para ello, debes quitar los árboles antes de que el fuego pueda usarlos como combustible. Ahora imagina que el bosque es tu piel y el fuego es la fascitis necrotizante“.

A pesar de haber pasado dos semanas de 2015 en cuidados intensivos y otras seis en la habitación de un hospital al cuidado de 10 doctores y un cirujano plástico, bajo los efectos de un coctel de medicamentos que incluía ketamina, morfina, oxicodona y oxycontin, y muchas veces al borde de la muerte, Gordon se ha dedicado a cultivar su cuerpo como todo un atleta.

Practica esquí acuático, fútbol, box y es cinta negra de Tae Kwon Do. Corre medios maratones y entrena fitness para mantenerse en forma. A través de Facebook e Instagram comparte sus avances y sus retos físicos.

“Hace cuatro años, fui dado de alta de la Clínica Mayo, estaba agradecido de estar fuera, pero sabía que todavía tenía mucho trabajo por hacer. Sobrevivir no fue suficiente. He logrado mucho en estos últimos cuatro años, no sólo físicamente sino también profesionalmente. Seguiré desafiándome a mí mismo, todavía puedo  mejorar”, escribió recientemente en Facebook.