5 formas en que los supermercados te venden más caros los alimentos

Desde la iluminación hasta la presentación, podrían influirte en gastar más
5 formas en que los supermercados te venden más caros los alimentos
Todo está diseñado con el único propósito de hacerte desembolsar más billetes de los que deberías.
Foto: rawpixel.com / Pexels

Los supermercados usan muchas tácticas y estrategias para hacerte gastar la mayor cantidad de dinero posible; y una de las secciones en la que más trucos usan es en la de frutas y verduras.

Sigue leyendo y descubre la forma en que te hacen comprar más.

1–Rocían agua

Constantemente rocían agua a la fruta y verdura, y a esta práctica se le llama ‘nebulización’. El asunto es que, al hacer esto, pueden hacer que los productos pesen hasta un 5% más.

Por eso, lo mejor es sacudir un poco los productos para quitarle el exceso de humedad.

2–Empaquetan las uvas

Cuando ponen las uvas en bolsas te hacen pensar que debes llevarte todo el paquete, pero esto no es así. Tranquilamente, puede retirar los racimos que no quieras para llevarte sólo lo que necesites y lo que tu presupuesto te permita.

3–Frutas y verduras picadas

Al vendértelas así, los supermercados te llegan a vender hasta el doble del precio original, lo cual podría ser exagerado. Una mejor opción es comprarla completa y cortarla tú mismo.

4–Iluminación ventajosa

A la gente le gusta las cosas brillantes. Por eso, las tiendas usan iluminación específica para hacer que las frutas y verduras se vean más brillosas, lo que te dará más tentación de comprar más.

5–Te venden alimentos vencidos

Los productos que están empezando a echarse a perder suelen usarse en los platillos o alimentos preparados. Es decir, que si notan que una lechuga está a punto de marchitarse o un tomate se está pudriendo de un lado, los cortan y los cocinan para la sección de comida preparada.

El problema con esto es que tú estarías pagando casi el doble por los platillos hechos con productos para nada frescos.

–También te puede interesar: Por qué se ha encarecido el precio mundial de los alimentos (y cuáles son los productos más afectados)