Policías latinos se conmueven y pagan la compra de mujer que robaba en supermercado de Nueva York

"Fue un genuino acto de bondad", afirmó un cineasta que presenció la escena por casualidad

Policías latinos se conmueven y pagan la compra de mujer que robaba en supermercado de Nueva York
Supermercado Whole Foods en Union Square
Foto: google maps

Una detención potencial se convirtió en un momento de compasión, lágrimas y posible redención el jueves en el supermercado “Whole Foods” en Union Square, Manhattan.

Todo comenzó cuando una mujer no identificada fue detenida por agentes de la seguridad interna, por supuestamente tomar artículos de comida y colocarlos en su bolsa. Cuando llegó la policía a investigar, los agentes se conmovieron y pagaron por ella, lo que provocó que la acusada rompiera a llorar.

Los agentes fueron identificados más tarde como Esnaidy Cuevas, Louis Sojo y Michael Rivera. “No es la primera vez que la pago la comida a alguien. Lo he hecho por 23 años”, dijo Sojo ayer a la prensa.

“No hago esto todo el tiempo, pero cuando miras la cara de alguien y sabes que te necesitan y que en realidad tienen hambre, como ser humano es muy difícil alejarse de algo así, ¿sabes? No fuimos criados así”, agregó.

“Fue agradable poder presenciar un genuino acto de bondad”, comentó el jueves vía Twitter el documentalista Paul Bozymowski, testigo casual de la escena y quien dio a conocer la noticia, que se hizo viral.

Un policía le dijo a la mujer: “‘Voy a comprar tu comida’. De manera simple y clara”, detalló Bozymowski. Los tres agentes finalmente acompañaron a la mujer al mostrador de servicio al cliente y compraron los artículos.

Esperando un resultado mucho peor frente a la policía, la mujer comenzó a llorar. “Ella estaba abrumada de gratitud por estos oficiales”, añadió el cineasta.

“No me sorprendió”, dijo Bozymowski. “He vivido en Nueva York 25 años. Fue un momento realmente conmovedor”.

El Departamento de Policía de Nueva York confirmó el incidente y reenvió la publicación de Bozymowski, que acumuló cientos de aplausos y comentarios positivos.

“Gracias a la policía de Nueva York”, escribió una persona. “A veces lo correcto es el movimiento compasivo”.