La funeraria descubrió el secreto de un asesinato que ni la Policía sospechó

Hace falta ser muy observador para cambiar el rumbo de una investigación

Imagen genérica de un cadáver.
Imagen genérica de un cadáver.
Foto: Shutterstock

Una investigadora en Georgia le dijo a la familia de un hombre encontrado muerto en su casa durante el fin de semana que este falleció de causas naturales a pesar de que había una cantidad significativa de sangre en varias habitaciones.

Pero los empleados de una funeraria local notaron presuntas heridas de arma blanca en el cuello de Ray Neal y su muerte fue declarada un homicidio.

La Policía ahora está tratando de encontrar al asesino del hombre y su familia se pregunta cómo la investigadora, quien renunció desde entonces, cometió tal error.

“Tenías un trabajo que hacer y no hiciste tu trabajo”, le dijo Michelle Smalls, en declaraciones a la afiliada de NBC 11 Alive.

Smalls le dijo a la estación que encontró a su hermano, Ray Neal, muerto “en un charco de sangre” en el piso de su habitación el sábado por la noche. La mujer acudió a su casa de Lawrenceville después de que Neal, de 61 años, no contestó su teléfono.

Los oficiales del Departamento de Policía del Condado de Gwinnett entrevistaron a Smalls en su hogar y ella les dijo que había visto a su hermano por última vez la noche del viernes cuando lo dejó en su casa, según un informe policial obtenido por el Gwinnett Daily Post.

Smalls le contó a la Policía que Neal había estado bebiendo y ella le pidió que no saliera de la casa. También les dijo que su hermano tenía varias afecciones médicas, dijo el medio citando el informe policial.

Según una declaración de policía del condado de Gwinnett, los oficiales vieron sangre en la cama, las paredes del baño y en la cortina de la ducha.

“No estaba claro de inmediato si la sangre estaba relacionada con su condición médica o un delito”, dijo el departamento. “Los investigadores de homicidios fueron informados de la investigación en la escena”.

La investigadora de la oficina del médico forense del condado de Gwinnett, Shannon Byers, fue convocada a la casa y, unos 10 minutos después de llegar, determinó que la muerte de Neal fue natural, declaró Smalls a WSB-TV.

Smalls le dijo a 11 Alive que la investigadora afirmó que las arterias de su hermano explotaron y se desangró.

Debido a que se decretó que la muerte se debió a causas naturales, el cuerpo fue entregado a una funeraria local. Fue allí donde los empleados encontraron lo que parecían heridas de arma blanca en el cuello de Neal y le dijeron a Smalls que algo más siniestro podría haberle sucedido a su hermano.

Su muerte fue declarada homicidio después de una autopsia realizada el lunes, dijo la Policía. El jefe médico forense Eddie Reeves le dijo a NBC News el jueves que Byers “interpretó mal algunas cosas en la escena” cuando determinó que Neal murió por causas naturales.

Según Reeves, Byers dijo que pensaba que los problemas de coagulación derivados de las condiciones médicas de Neal contribuyeron a que se encontrara sangre en el hogar. Dijo que Byers renunció después de estar con el departamento durante dos años.

Smalls dijo a 11 Alive que la investigadora fue “negligente”. El medio también informó que podrían desaparecer pruebas cruciales porque Smalls dijo que la familia había comenzado a limpiar la casa de Neal.

Hasta el momento, no hay sospechosos. La policía del condado de Gwinnett le pidió a cualquier persona con información que contacte a los detectives. Smalls le dijo a WSB-TV que no tiene idea de quién podría haber matado a Neal.

 

(Por Minyvonne Burke/NBC News)