Ameba come-cerebros mata a un hombre que se contagió en un parque acuático

El parásito se encontraba en el agua dulce y tibia
Ameba come-cerebros mata a un hombre que se contagió en un parque acuático
La ameba come-cerebros se encuentra naturalmente en cuerpos de agua.
Foto: Shutterstock

A la amenaza de la bacteria come-carne este verano, se suma la de la ameba come-cerebros que recientemente cobró la vida de otra víctima. El parásito mató a un hombre que se contagió en un parque acuático de Carolina del Norte.

Eddie Gray acudió al parque Fantasy Lake en Hope Mills, el pasado 12 de julio, como parte de sus actividades de verano. Nadó en un largo artificial del centro de diversiones y ahí fue donde contrajo la ameba que infectó su cerebro y finalmente le quitó la vida.

Los síntomas

El Departamento de Salud y Recursos Humanos del estado informó en un comunicado de prensa que la ameba se encontraba de manera natural en el agua dulce y tibia del lago. La ameba conocida como Naegleria fowleri o ameba come-cerebros, causa meningoencefalitis amebiana primaria (MAP), una infección que provoca la destrucción del tejido cerebral. En sus primeras etapas, los síntomas pueden ser similares a los de la meningitis bacteriana.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los primeros síntomas de la enfermedad ocurren en los primeros siete días después del contagio, y pueden manifestarse con dolor de cabeza, fiebre, náuseas o vómitos. Posteriormente puede haber convulsiones, confusión, rigidez en el cuello, pérdida de equilibrio, falta de atención y alucinaciones.

La infección evoluciona rápidamente y suele causar la muerte unos cinco días después. Generalmente, el contagio ocurre cuando el agua contaminada entra al cuerpo a través de la nariz.

Aunque no se ha revelado mayor información sobre esta nueva víctima, se sabe que era originario del condado de Guilford y que le sobrevive su esposa, quien tomará acciones legales.