Abogados advierten sobre leyes para otorgar “green card” que avanzan en Congreso

Los ajustes impactarían, por ahora, a visas laborales
Abogados advierten sobre leyes para otorgar “green card” que avanzan en Congreso
Los ajustes se enfocan en visas laborales, por ahora.
Foto: John Moore/Getty Images

Abogados migratorios alertaron de los cambios que el Congreso podría aprobar para Residencia Permanente o “green card”, sobre todo para inmigrantes “altamente calificados”.

La Cámara de Representantes aprobó la Ley de Equidad para Inmigrantes Altamente Calificados (H.R. 1044), la cual cambiaría radicalmente la forma en que se asignan las visas basadas en el empleo mediante la eliminación de las cuotas específicas de cada país, alertó la firma Kramer Levin Naftalis & Frankel LLP.

Conforme a la ley actual, no se puede asignar más del siete por ciento del número total de visas de inmigrantes basadas en el empleo a los nativos de un solo país, independientemente del tamaño de la población, destaca el artículo publicado en el sitio especializado lexology.com.

Lo que destacan los abogados es que esto impactaría considerablemente a algunos países más que a otros, ya que mientras los solicitantes de naciones como China o India esperarían menos para recibir una respuesta a sus peticiones, aquellos de naciones más pequeñas, como Suiza, tardarían hasta siete años en obtener uno de esos permisos laborales.

Actualmente, si hay más solicitudes de “green card” en una categoría basada en el empleo para un país específico, el Departamento de Estado determina una fecha de ‘corte’ para las solicitudes.

“Como resultado de este cambio, una gran cantidad de empleados extranjeros nacidos en la India o China que han estado esperando durante años… verían disminuir sus tiempos de espera para una tarjeta verde”, indican. “Pero aquellos nacidos en cualquier país que no sea India o China ahora enfrentarán largos tiempos de espera, posiblemente hasta seis o siete años”.

Los expertos destacaron que una ley complementaria en el Senado (S. 386), la cual incluye disposiciones agregadas por el senador Chuck Grassley (R-Iowa), que aumentarían las obligaciones del empleador H-1B (como imponer una tarifa para presentar una Solicitud de Condición Laboral (LCA) y requerir que los empleadores presenten nuevas peticiones H-1B para publicar información sobre el trabajo en un nuevo sitio web del Departamento de Trabajo y reclutar durante 30 días antes de presentar un LCA.

Algunos de esos cambios incluso son partes de nuevas reglas de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), pero quedarían establecidos en leyes.

También eliminaría el B-1 en lugar de la disposición H-1B de la ley que permite el ingreso de B-1 (visitante de negocios) para los empleados de compañías extranjeras que se envían al país para proporcionar servicios temporales y que continuarán recibiendo sus salarios del extranjero.

El futuro de la ley es incierto, a pesar de su avance, pero los expertos destacan que el senador Rand Paul (R-Ky.) ha presentado su propio proyecto de ley (conocido como la Ley de Mejora de Visas Anotadas, Inmigración Legal y Mejora de Visas de Empleo, conocida como BELIEVE, S. 2091), la cual buscaría duplicar el número de visas basadas en el empleo y eliminaría que los dependientes (es decir, los cónyuges e hijos) se contabilicen en esa cuotas.

Otro beneficio de esa reforma es que permitiría a los empleados extranjeros solicitar su Residencia Permanente sin tener en cuenta la disponibilidad de números de visa, aunado a que recibiría autorizaciones continuas de empleo y viaje por el tiempo que demore en aprobar su caso de Residencia.