La nueva infección resistente a los antibióticos que representa una amenaza mundial y que afecta principalmente a Nueva York

Chicago, California y Texas también han registrado casos. Toma tus precauciones

Una infección por hongos.
Una infección por hongos.
Foto: Shutterstock

El incremento de los gérmenes que no sucumben a los medicamentos, conocidos como “superbacterias”, es una preocupación de las autoridades de salud en muchos países. Pero esta nueva infección resistente a los antibióticos, se considera ya una amenaza mundial y afecta principalmente a Nueva York.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) acaban de publicar una advertencia sobre el Candida auris, “un hongo emergente que presenta una grave amenaza para la salud mundial”. Esta infección preocupa especialmente a las autoridades de salud de EEUU por tres razones fundamentales:

  1. Es resistente a múltiples fármacos, incluyendo muchos de los medicamentos antimicóticos que se usan comúnmente para tratar las infecciones por Candida.
  2. No se identifica fácilmente con pruebas de laboratorio, por lo que puede confundirse con otras afecciones y retrasar un tratamiento adecuado.
  3. Ha provocado brotes en hospitales, donde las condiciones sanitarias son sumamente cuidadosas y donde puede infectar a personas con sistemas inmunológicos comprometidos por otras enfermedades. “Por esta razón, es importante identificar rápidamente C. auris en un paciente hospitalizado para que las instalaciones de salud puedan tomar precauciones especiales para detener su propagación”, señala la advertencia de los CDC.

La mayoría de los casos de Candida auris registrados en EEUU se han detectado en Nueva York (336), Chicago (180) y Nueva Jersey (124), aunque también se han confirmado en California (55) y Texas (44).

Los CDC explican que la mayoría de las cepas encontradas en este país se han relacionado con otras partes del mundo, donde los pacientes han recibido atención médica. A su regreso a EEUU, han introducido el hongo de manera involuntaria. De hecho, la primera vez que se identificó esta infección en el mundo fue en Corea del Sur en 1996.

bacterias
Las infecciones resistentes a los medicamentos son una seria amenaza.

¿Cómo se contagia?

Una persona puede contagiarse de Candida auris al tener contacto con superficies (incluidas camas, ropa y alimentos) o material quirúrgico contaminado; incluso puede transmitirse a través de las manos de otra persona que haya tenido contacto con el hongo.

Las personas más vulnerables a contraer esta infección son recién nacidos, diabéticos, ancianos, fumadores y enfermos de trastornos autoinmunes.

Los síntomas

Los síntomas pueden ser tan generales como fatiga, fiebre y dolor general, por lo que la única forma de detectar la infección es a través de pruebas muy específicas de laboratorio. El hongo puede infectar heridas, la sangre, los oídos o las vías respiratorias y puede causar la muerte en 90 días.

En abril pasado The New York Times informó que la infección por Candida auris es tan potente, que en el renombrado hospital Mount Sinaí de Nueva York, tuvo que retirar baldosas del techo y del piso de sus habitaciones para erradicar el hongo que es sumamente invasivo y se alojó en todos los rincones, desde los colchones hasta los teléfonos y las puertas.

La única recomendación de los CDC para evitar la propagación del hongo entre pacientes y familiares es “limpiarse bien las manos antes y después de tocarse entre sí o el área alrededor del paciente, especialmente al salir de la habitación del paciente”, así como mantener una buena higiene de manos al regresar a casa o utilizar guantes desechables al manipular a un enfermo.