¿Cuándo y a qué tipo de visas aplicará USCIS castigo a inmigrantes con regla de “carga pública”?

La normativa no solamente impactará a solicitantes de "green card"
¿Cuándo y a qué tipo de visas aplicará USCIS castigo a inmigrantes con regla de “carga pública”?
La regla aplicará solamente a nueva solicitudes de visa o "green card".
Foto: John Moore/Getty Images

El miércoles 14 de agosto, dos días después de dar a conocer la regla de “carga pública”, la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) publicó los lineamientos en el Registro Federal, los cuales serán efectivos a partir de las 12:00 a.m. del Este del 15 de octubre de 2019.

“Entrará en vigencia a las 12:00 a.m., hora del Este, el 15 de octubre de 2019. DHS aplicará esta regla solo a las solicitudes y peticiones con matasellos (o, si corresponde, enviadas electrónicamente) a partir de la fecha de vigencia o después”, especifia el Registro. “Las solicitudes y peticiones que ya estén pendientes en USCIS la fecha en que entra en vigencia… no estarán sujetas a la regla”.

La regla aplica un castigo a inmigrantes por el abuso de programas sociales, pero también proyecta si una persona podría ser una “carga pública” para los Estados Unidos, por lo que su aplicación no solamente impactará a quienes soliciten la Residencia Permanente o “green card”, sino a todas aquellos extranjeros que soliciten una visa de ingreso al país y a quienes pidan una extensión de estancia.

“Esta regla cambia la forma en que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) interpreta e implementa la carga pública por inadmisibilidad”, indica la normativa, que cita a la Ley de Nacionalidad e Inmigración (INA) como referente primario del reglamento.

Establece, entonces, que bajo estos lineamientos un extranjero podría no ser elegible para una visa; no ser elegible de admisión al país y no ser elegible para ajuste de estatus (“green card”), ya que los oficiales podrán evaluar si esa persona podría convertirse en cualquier momento en una “carga pública”.

Al principal argumento que establece el documento dado a conocer el lunes pasado es que los extranjeros que viven en los Estados Unidos “no dependen de los recursos públicos para solventar sus necesidades, sino que dependen de sus propias capacidades y los recursos de sus familias, sus patrocinadores y organizaciones privadas”.

Aunado a ello, señala que la disponibilidad de apoyos públicos “no constituyen un incentivo para la inmigración a los Estados Unidos”, por ello, un extranjero será evaluado para un beneficio migratorio considerando “la edad del extranjero; salud; estado familiar; bienes,
recursos y estado financiero; y educación y habilidades”.

Sobre las determinaciones de visas en el extranjero, USCIS establece que será el personal de Departamento de Estado (DOS) en los consulados, quienes aplicarán la regla, aunque esa dependencia determinará el procedimiento interno.

“Los funcionarios consulares del DOS son responsables de aplicar el motivo de inadmisibilidad de la carga pública como parte de el proceso de solicitud de visa y para determinar si un solicitante no es elegible para una visa por motivos de carga pública”, especifica.

Los únicos permisos de estancia en el país y visas que fueron expresamente descartados de la aplicación de la regla son: refugiados, asilados, solicitantes o portadores de visa T o visa U, personas protegidas por violencia doméstica (VAWA) y los Jóvenes Inmigrantes Especiales (SIJ, en inglés).

El director interino de USCIS, Ken Cuccinelli, defendió la decisión al considerar que todos los inmigrantes deben demostrar que son autosuficientes, pero expertos señalan que con la nueva disposición miles de personas podrían ser rechazadas de un beneficio migratorio y ser colocadas en proceso de deportación.