Sube la violencia en cárcel Rikers de Nueva York, aunque hay menos presos

37% han aumentado las lesiones graves a los oficiales y 24% a reclusos
Sube la violencia en cárcel Rikers de Nueva York, aunque hay menos presos
Rikers es la cárcel más grande de NYC
Foto: Captura ABC news

Si bien ha disminuido la población en el complejo penal Rikers Island, la violencia no se detiene y, al contrario, ha subido. 

Los violentos ataques de los reclusos entre sí y contra los oficiales del Departamento de Corrección (DOC) en la mayor cárcel de NYC se dispararon durante el año pasado, según las nuevas estadísticas de la ciudad.

La “tasa general de incidentes violentos entre las personas bajo custodia aumentó 24.5%, y la tasa de lesiones graves como resultado de estos incidentes aumentó en casi 24%”, según el informe anual de gestión del alcalde publicado la semana pasada.

Los cortes y apuñalamientos subieron 10.4%. Las agresiones contra el personal también aumentaron 3.4% por ciento, lo que llevó a un asombroso aumento del 37% en las lesiones graves a los oficiales del Departamento de Corrección, según el informe.

“El recluso tiene muy poca o ninguna consecuencia por pelear o por mal comportamiento”, dijo a New York Post Joseph Russo, presidente de la Asociación de Vigilantes Adjuntos (DWA), grupo con alcance nacional.

“Entonces, al interno no le preocupa eso cuando tiene una pelea con otro interno o asalta al personal”, agregó.

El informe, escrito por la comisionada del DOC, Cynthia Braun, atribuye el aumento de la violencia a la disminución de la población de presos que forma parte del plan de la alcaldía de cerrar Rikers para el año 2027.

“A medida que la población general del Departamento ha disminuido, el DOC gestiona una población compuesta por personas con delitos más graves“, dice en el informe.

“Desde el año fiscal 2018 hasta el 2019, el porcentaje de la población con afiliación confirmada a pandillas aumentó de 15.4 a 16.4%”.

La población carcelaria diaria promedio de la ciudad cayó por debajo de 8 mil personas por primera vez el año pasado, desde 1980.

Un portavoz del DOC agregó: “Recientemente ampliamos las cámaras corporales a todos los oficiales en el Centro “George R. Vierno” en la Isla Rikers, y continuaremos implementando iniciativas como éstas para aumentar la seguridad“.