Las enfermedades trasmitidas por mosquitos que debes conocer

Los casos de enfermedades transmitidas por mosquitos están en aumento en Estados Unidos.

Pocos de nosotros olvidaremos la epidemia del virus del Zika de 2016, que resultó en cientos de bebés con defectos de nacimiento después de que sus madres se infectaron durante el embarazo.

Durante ese tiempo, se advirtió a las mujeres embarazadas que no viajaran a áreas donde había brotes de Zika activos, tanto en Estados Unidos como en el extranjero.

Desde entonces, ese riesgo ha disminuido en Estados Unidos, pero sigue siendo una preocupación en algunas otras áreas, junto con varias otras enfermedades que pueden transmitirse por la picadura de un mosquito.

Los expertos en salud están enfocándose en otros virus transmitidos por mosquitos. “Los casos de enfermedades transmitidas por mosquitos están en aumento en Estados Unidos”, señala Kate Fowlie, portavoz de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Un estudio de los CDC de 2018 señaló que las nuevas enfermedades transmitidas por garrapatas y mosquitos son una amenaza creciente para la salud pública en Estados Unidos.

Los expertos dicen que los problemas climáticos juegan un papel importante: los mosquitos son sensibles a los cambios de temperatura y el clima más cálido tiende a provocar más brotes de enfermedades transmitidas por mosquitos.

Los viajes internacionales también brindan oportunidades para introducir nuevas enfermedades en los Estados Unidos.

Las enfermedades transmitidas por mosquitos a menudo solo causan síntomas leves, como fiebre, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, dolor en las articulaciones, sarpullido, vómitos y náuseas, todo lo cual puede parecerse a los síntomas de otras dolencias.

Pero ocasionalmente, pueden progresar a enfermedades más graves, causando síntomas severos como parálisis, inflamación del cerebro (encefalitis), inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal (meningitis) y otros síntomas neurológicos.

Los científicos se refieren a los casos de enfermedades transmitidas por mosquitos con este tipo de síntomas como “neuroinvasivos”, los cuales pueden ser mortales.

Cuando una enfermedad transmitida por mosquitos se vuelve severa, por lo general no existe un tratamiento efectivo aparte de la atención médica de apoyo, como medicamentos para el dolor. (La malaria, para la cual hay varios tratamientos disponibles, es una excepción fundamental). Todo esto hace que la prevención sea crítica.

Aun así, el riesgo de contraer una enfermedad transmitida por mosquitos en los Estados Unidos es bajo. Para muchas enfermedades, solo unos pocos casos se reportan cada año en todo el país. Pero varias medidas inteligentes pueden ayudarte a prevenir las picaduras de mosquitos desde el principio.

A continuación, te explicamos lo que necesitas saber sobre las enfermedades de mosquitos en los Estados Unidos y a nivel internacional, además de cómo evitar contraer cualquiera de ellas.

Virus del Nilo Occidental

El virus del Nilo Occidental puede causar algunos días o semanas de fiebre y otros síntomas similares a la gripe, vómitos, diarrea y sarpullido, así como fatiga y debilidad que pueden durar semanas o incluso meses durante la recuperación. Según los CDC, aproximadamente 1 de cada 150 personas infectadas con el virus desarrollan encefalitis o meningitis, y cerca del 10% de esas personas mueren.

El virus del Nilo Occidental es la enfermedad transmitida por mosquitos más común en el territorio continental de los Estados Unidos, responsable de unas 2,647 enfermedades el año pasado, según un estudio publicado el mes pasado en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) de los CDC. Y 1,658 de esos casos fueron considerados neuroinvasivos. California, Illinois, Nebraska, Texas y Pensilvania tuvieron el mayor número de casos del virus del Nilo Occidental durante 2018.

Pero estos son solo los casos que conocemos, porque las personas pueden tener este virus sin darse cuenta. Con el virus del Nilo Occidental y varias otras enfermedades transmitidas por mosquitos en los Estados Unidos, la mayoría de las personas infectadas tienen pocos o ningún síntoma, dice Robert Smith, MD, director de la división de enfermedades infecciosas del Centro Médico de Maine e investigador principal del Laboratorio de Enfermedades Transmitidas por Vectores del Instituto de Investigación del Centro Médico de Maine.

Así que los números verdaderos pueden ser mucho más altos. El estudio MMWR señala que otra investigación sugiere que por cada caso neuroinvasivo, puede haber entre 30 y 70 personas más con virus del Nilo Occidental.

Virus La Crosse

La Crosse, un miembro de lo que se conoce como los virus del serogrupo de California, puede causar fiebre y síntomas similares a los de la influenza. Su forma grave, que puede provocar convulsiones, encefalitis, coma y parálisis, tiende a afectar a los niños menores de 16 años. Menos del 1% de los casos son mortales.

Aunque La Crosse fue la segunda enfermedad transmitida por mosquitos más común reportada en Estados Unidos en 2018, los funcionarios de salud recibieron el reporte de solo 86 casos. Pero 83 de ellos fueron clasificados como neuroinvasivos. Los CDC dicen que la enfermedad menos severa debido a este virus probablemente no se reporta sustancialmente. El virus de La Crosse se observa principalmente en los estados del medio oeste superior, atlántico central y sureste.

Encefalitis equina del este y encefalitis de St. Louis

La encefalitis equina del este, una enfermedad rara pero potencialmente mortal transmitida por mosquitos, ha aparecido recientemente en las noticias. Funcionarios de salud de Florida advirtieron que el virus fue descubierto en pollos de ese lugar en julio, y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan encontró dos casos en caballos en agosto.

Solo unos cuantos casos ocurren cada año. Se informó solo de 6 casos neuroinvasivos en 2018, y 5 en 2017, principalmente en estados de la costa este, el Golfo de México y los Grandes Lagos.

Aunque algunas personas solo tienen síntomas similares a los de la influenza, otras desarrollan una encefalitis total. Cerca de un tercio de todas las personas que desarrollan encefalitis equina del este mueren por esa causa. Otros a menudo se quedan con discapacidades, incluyendo discapacidad intelectual, parálisis o trastornos convulsivos.

Otra forma de encefalitis poco común pero potencialmente severa, la encefalitis de St. Louis, puede causar síntomas manejables como fiebre, dolor de cabeza, mareos y náuseas. Pero cerca del 90% de los adultos mayores que la padecen desarrollan meningitis como resultado, y del 5 al 15% muere. Solo se reportaron 5 casos neuroinvasivos el año pasado, 6 en 2017 y 7 en 2016, la mayoría de ellos en California, Arkansas y Texas.

Enfermedades trasmitidas por mosquitos fuera de los Estados Unidos

Si viajas al extranjero, puedes obtener información sobre las enfermedades transmitidas por mosquitos en tu destino antes de salir de casa. Los CDC tienen información para los viajeros sobre el Zika, así como sobre el chikungunya, el dengue y la malaria.

En la actualidad, ninguna de ellas se considera motivo de preocupación en los Estados Unidos. Incluso Puerto Rico, que fue muy afectado duramente por el Zika en 2016, ha reportado solo 23 casos transmitidos por mosquitos locales hasta ahora (en comparación con más de 35,000 casos en 2016).

Cada año se reportan más de 1,000 casos de dengue y malaria en los Estados Unidos, pero la gran mayoría se contrae en el extranjero.

El chikungunya ha causado ocasionalmente algunas enfermedades adquiridas localmente en los 50 estados desde 2014, cuando causó un brote importante en Puerto Rico. Sin embargo, solo se registraron 8 enfermedades adquiridas localmente en el territorio en 2018, en comparación con las 4,242 enfermedades registradas en 2014.

Mantén a raya a los mosquitos y sus enfermedades

Si sospechas que te has enfermado como resultado de una picadura de mosquito, díselo a tu médico. Para ayudar a prevenir estas enfermedades desde el principio, sigue estos pasos:

Usa repelente de insectos. En nuestras pruebas de repelentes de insectos, hemos encontrado que los productos que contienen de 25 a 30% de DEET (ingrediente más habitual de los repelentes de insectos) proporcionan los niveles más altos de protección contra los mosquitos. Aplica repelente siempre que puedas estar expuesto a los mosquitos. A continuación, te presentamos algunos de nuestros productos mejor calificados:

Bloquea su acceso. Usa mangas largas y pantalones cuando sepas que estarás expuesto a los mosquitos. Y revisa que las mallas en tus ventanas y puertas estén en perfecto estado para mantener a las plagas fuera de tu hogar.

Tira el agua estancada. Los mosquitos necesitan agua estancada para reproducirse. Tira y limpia regularmente las fuentes de agua estancada en tu jardín, como las fuentes para pájaros, macetas, neumáticos, cubetas y más. Los CDC recomiendan hacer esto semanalmente.

Presta atención a los brotes locales. Presta atención a las advertencias de los funcionarios de salud locales sobre el aumento del riesgo. En el caso reciente de encefalitis equina oriental, por ejemplo, el hallazgo del virus en los pollos provocó la advertencia a los residentes de Florida de intensificar su régimen de protección contra los mosquitos.

Cuídate al viajar. Antes de que viajes al extranjero, consulta con tu médico si debes vacunarte de antemano, por ejemplo, contra la fiebre amarilla transmitida por mosquitos. Los CDC ofrecen una herramienta que enumera todas las vacunas que puedes necesitar para viajar a ciertos países. Una vez que llegues, usa repelente de insectos, si es posible que haya enfermedades como el dengue o la malaria. Opta por un alojamiento donde las ventanas y las puertas estén protegidas, o duerme debajo de un mosquitero.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2022, Consumer Reports, Inc.