Nueva York reta a la Corte Suprema a proteger derechos de trabajadores gay y trans

Miembros de la comunidad LGBT denunciaron que si el Máximo Tribunal falla en su contra, se abriría una puerta más grande a la discriminación y violencia incluyendo en la Gran Manzana
Nueva York reta a la Corte Suprema a proteger derechos de trabajadores gay y trans
Jessica Guaman. Lideres y miembros de la comunidad LGTBQI con la primera dama, Chirlane McCray se manifiestan para exigir a la Corte Suprema la protección de sus derechos laborales.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Este martes la Corte Suprema de Justicia, de mayoría conservadora, comenzó a oír argumentos en tres casos en los cuales debe decidir si es legal o ilegal que un empleador despida a un trabajador, simplemente por ser gay o transgénero. Y de esas tres demandas, una proviene de un paracaidista de Long Island, quien fue despedido de su empleo, tras contarle a una clienta que es gay.

Y mientras el Máximo Tribuna realizaba su audiencia en Washington, aquí en la ciudad de Nueva York líderes, activistas, defensores de derechos humanos y miembros de la comunidad LGBT, hicieron un llamado a los magistrados para que no den vía libre a la discriminación.

Con pancartas con frases como “Más contratos menos despidos” y “Todos merecemos el mismo trato digno y justo”, los manifestantes realizaron un rally en la sede de la Alcaldía para advertir que aunque la Corte Suprema “falle en contra de la igualdad”, Nueva York seguirá dando la batalla por la protección de los trabajadores LGBT.

Así lo advirtió la primera fama de la Gran Manzana Chirlane McCray, quien mencionó que le parece muy grave que todavía en pleno 2019 el Supremo tenga que decidir sobre un derecho de sentido común para poner fin a la discriminación y que peor todavía, pueda legalizar los abusos.

“Sabemos que en Washington quieren retroceder sobre nuestros derechos humanos, pero desde Nueva York les queremos decir que sea cual sea la decisión con la que salga la Corte Suprema, aquí vamos a seguir protegiendo y haciendo respetar los derechos de la comunidad LGBT”, aseguró la esposa de Bill de Blasio, destacando que tanto la Ciudad como el Estado tienen leyes que penalizan la discriminación a trabajadores gay y transgénero. “En Nueva York vamos a seguir invirtiendo en ustedes, vamos a seguir contratándolos y vamos a protegerlos con las leyes que existen y que son de las más fuertes del país. La Corte debería seguir nuestro ejemplo”.

“¿Qué tipo de país promueven?”

El concejal Daniel Dromm, presidente del Cacus LGBT del Concejo Municipal, también envió un mensaje fuerte al Tribunal Supremo y pidió que a la hora de tomar una decisión sobre proteger o dejar sin protecciones a los trabajadores LGBT se pregunte “qué tipo de país” están promoviendo.

Lideres y miembros de la comunidad LGTBQI con la primera dama, Chirlane McCray se manifiestan para exigir a la Corte Suprema la protección de sus derechos laborales.

Es inexcusable que 50 años después de haber empezado a hacer valer nuestros derechos tengamos que seguir dando esta pelea y ahora que la gente sabe que es ser LGBT, no hay razones para seguir siendo discriminados y mucho menos que el Máximo Tribunal apoye esas ideas”, aseguró el concejal de Queens.

Eric Lesh, director de la organización The LGBT Bar Association hizo un llamado a la Corte Suprema para que sentencie con justicia.

“Las cortes menores han coincidido en que es necesario poner fin a la discriminación y que despedir a un empleado por su orientación sexual es discriminatorio, así que esperamos que el Supremo actúe con base en la ley y no que tengamos hostilidad”, dijo el activista. ‘No vamos a permitir que la Corte nos arrastre de nuevo a las sombras de los años 50. No vamos a regresar al clóset”.

Chanel López, representante de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad, que vela por el cumplimiento de la Ley de Derechos Humanos, que incluye la prohibición de discriminar a trabajadores por motivo de orientación sexual, aseguró que sea cual sea la determinación del Supremo, Nueva York seguirá protegiendo a su gente.

“Por fortuna no vivimos en ninguno de los 26 estados donde todavía se permite despedir a un empleado por ser gay o transgénero, pero pase lo que pase en Washington debemos ver este día como histórico, porque seguimos unidos luchando por lo que es justo”, aseguró la funcionaria de la Ciudad. “Ojalá que la Corte sepa hacer una buena decisión, porque si no, estaría abriendo puertas para más violencia y ataque a nuestra comunidad.

Temen más abusos y rechazo

Pero aunque existen leyes que protegen a las personas LGBT de ser discriminadas en el trabajo y despedidas simplemente por ser quienes son, Jessica Huaman, quien actualmente trabaja como cuidadora de enfermos, asegura que a diario muchos empleados sufren los abusos.

“Si aquí como todas las protecciones que hay y cuesta mucho que los empleadores nos reconozcan como iguales, no quiero ni pensar lo que pasaría si la Corte Suprema legaliza el despido de alguien solo por ser gay o trans”, dijo la mujer transgénero, quien confesó haber vivido en carne propia abusos y rechazo.

“Yo trabajé 10 años en la compañía de botes del parque y cuando le dije a mi jefe que iba a empezar mi transición me despidieron, solo por eso. Incluso me dijo que era muy buen trabajador pero que así ya no me podía tener allí. Eso lo sienten muchas personas a diario”, dijo la ecuatoriana, agregando que ante la falta de empleo, muchas mujeres trans no tienen otra opción que el trabajo sexual.

Gregory Nevins, director del proyecto de equidad laboral de Lambda Legal, aseguró que tras escuchar las preguntas de los jueces del Tribunal Supremo hay esperanza de que salgan con una decisión favorable.

Lideres y miembros de la comunidad LGTBQI con la primera dama, Chirlane McCray se manifiestan para exigir a la Corte Suprema la protección de sus derechos laborales.

“Si los jueces interpretan el texto de la ley, la decisión debería ser muy fácil. El texto de Título es tan claro como el agua: si un empleador se niega a contratar, despide o discrimina contra un empleado ‘debido al sexo de un empleado, estarán violando la ley”, dijo el abogado. “En estos tres casos, y en muchos otros, empleados LGBTQ han sido castigados por simplemente no conformar los estereotipos relacionados al sexo de un empleado sobre cómo deberían actuar o a quiénes deberían estar atraídos. La Corte tiene la oportunidad de determinar este asunto y es tiempo ya”.

“Me costó mucho conseguir trabajo”

Bianey García, quien actualmente es líder comunitaria de la organización Make the Road NY, también aseguró que por ser una mujer trans, sufrió las consecuencias de ser desempleada y discriminada.

“A mí me costó mucho conseguir trabajo. Existe una discriminación disfrazada y a veces directa. Fui a restaurantes y a tiendas a buscar trabajo pero te miran de arriba abajo y no te dan trabajo. Te dicen que te van a llamar y nunca te llaman”, dijo la mexicana, quien agregó que si la Corte no toma una decisión con justicia, estaría volviendo a poner a la comunidad LGBT como si fueran personas de segunda clase. “Es insólito que tengamos que estar teniendo estas discusiones para que nos den el trato de seres humanos que merecemos todos por igual. No deberíamos tener que estar pidiendo algo que es justo. Somos seres humanos y despedir a alguien solo por ser gay o trans es ilegal. No es difícil entender eso”.

Bianey Garcia. Lideres y miembros de la comunidad LGTBQI con la primera dama, Chirlane McCray se manifiestan para exigir a la Corte Suprema la protección de sus derechos laborales.

Qué tiene que decidir la Corte:

  • La Corte Suprema comenzó a escuchar los argumentos orales de tres casos de empleados que fueron despedidos por su orientación sexual o su identidad de género, en una diligencia donde los demandantes piden que se proteja sus derechos laborales, como ocurre con hombres y mujeres heterosexuales.
  • El Máximo Tribunal deberá considerar si la provisión de Título 7 de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe discriminación por motivo de sexo, cobija a los trabajadores gay, lesbianas, bisexuales, transgénero y de género no conforme. Y aunque el caso pareciera simple, por tratarse de proteger de manera igualitaria a cualquier trabajador evitando que sea despedido o no contratado solo por su orientación sexual, hay sectores del propio tribunal que pretenden excluirlos asegurando que cuando se habla de discriminación por motivos de sexo, allí solo caben las categorías masculino y femenino.
  • Las demandas presentadas son conocidas como Altitude Express vs Zarda, Bostock vs Clayton County y R.G. and G.R. Harris Funeral Homes vs EEOC. La futura decisión de la Corte Suprema se da justo cuando varias cortes menores han amparado la prohibición de discriminación por motivo de orientación sexual o identidad de género, pero actualmente en 26 estados del país es legal despedir a trabajadores simplemente por ser gay o transgénero.
  • La principal preocupación de defensores de los derechos LGBT es que si el tribunal falla en contra, miles de trabajadores gay no tendrían protecciones legales.

El caso de discriminación en NY que llegó a la Corte Suprema:

  • En 2010 Donald Zarda, quien inició la demanda conocida como “Altitude Express vs Zarda”, fue despedido por la compañía de Long Island Altitude Express de su trabajo como paracaidista. El profesional le dijo a una clienta que era gay para que se sintiera más cómoda estando atada a su lado, pero el novio de la joven reveló la información a los administradores y Zarda fue despedido. Al considerar que su desvinculación del trabajo era ilegal, en octubre de 2010 Zarda interpuso una demanda. La firma se defendió y dijo que el paracaidista había sido despedido por “conducta inapropiada en el lugar de trabajo”, y que había tocado inapropiadamente a la mujer, hecho refutado por el abogado de Zarda, que argumentó que la clienta era homofóbica y que la causa real del despido fue su orientación sexual. Zarda murió en 2014 en un accidente de salto, pero su familia continuó el caso ante el tribunal de Segundo Circuito, a manos de la organización neoyorquina Lambda Legal.

Qué dice la ley en Nueva York sobre despidos por su orientación sexual

  • Bajo la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York, se prohíbe la discriminación en el empleo, la vivienda y los espacios públicos en base a raza, color, credo, edad, origen nacional, estatus de extranjería o ciudadanía, género
    (incluso la identidad de género), orientación sexual, discapacidad, estado civil, y estado de pareja. Además, la Ley brinda protección contra la discriminación en el empleo.
  • Asimismo, a nivel estatal existen protecciones como la Ley de No Discriminación de Expresión de Género (GENDA) que prohíbe la discriminación basada en la identidad o expresión de género e incluye delitos relacionados con la identidad o expresión de género según el estatuto de delitos de odio.
  • Igualmente y como medida de protección a la comunidad LGBT, se aprobó la Ley de Prohibición de Terapias de Conversión que designa como mala conducta profesional, involucrarse en esfuerzos de cambio de orientación sexual por profesionales de la salud mental en pacientes menores de 18 años de edad.