Dan luz verde para que trenes del Subway viajen 50% más rápido

Reporte de la MTA recomienda aumentar la velocidad en la mayoría de las rutas
Dan luz verde para que trenes del Subway viajen 50% más rápido
Las vías del tren 7 fueron unas de las que se evaluaron para determinar el aumento de la velocidad.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Además de los retrasos y las aglomeraciones en los vagones del Subway de la Gran Manzana, una de las principales frustraciones que a diario enfrentan los usuarios es la lentitud con la cual viajan los trenes. Pero esto podría ser un asunto del pasado, luego que los resultados preliminares de una investigación están recomendando dar luz verde para que se aumente la velocidad hasta en un 50% en la mayoría de las líneas del metro.

El análisis sobre la velocidad lo realizó el Grupo de Trabajo Especial sobre Velocidad y Seguridad creado por la Autoridad de Metropolitana de Transporte (MTA), luego que hace más de 10 meses se permitiera que los trenes de varias líneas pudieran viajar más rápido. Sin embargo, pese a esa autorización que elevó el límite de velocidad de 15 a 30 millas por hora en algunas áreas, muchos de los conductores de trenes se habían negado a acatar la medida por estar preocupados de tener algún problemas por ir demasiado rápido.

El estudió del grupo de trabajo evaluó específicamente las vías de trenes que funcionan por la Séptima avenida desde la calle 14 y la calle 34, por donde transitan las líneas 1, 2, 3, además de las vías entre Manhattan y la calle 34 en el Hudson Yarks por donde viajan los vagones de la línea 7. En ambas rutas se determinó que la velocidad podía aumentarse hasta en un 50%, algo que es una muy buena noticia para los usuarios, principalmente los del llamado ‘expreso internacional’ de Flushing que recorre los vecindarios más diversos de Queens y que por lo general va abarrotado de pasajeros.

En general, el análisis de la MTA considera el que el aumento en la velocidad podría darse en la mayoría de las líneas de todo el sistema de transporte subterráneo. Las agencia explicó en un comunicado que por décadas la rapidez de los trenes se ha mantenido reducida, algo que fue el resultado de dos mortales accidente, uno ocurrido en la estación 14 St-Union Square en 1991, y otro en 1995 cuando unos trenes chocaron sobre el puente Williamsburg.

Otro factor, según explicó el director gerente de la MTA, Ronnie Hakim, es que “los conductores creían que si viajaban a las velocidades indicadas, operarían sin querer los frenos de emergencia por superar los límites de velocidad máxima y, como resultado, serían disciplinados”.

Y esencialmente la MTA admitió que esos temores estaban justificados, ya que la evaluación descubrió que había cientos de señales de velocidad que estaban calibradas incorrectamente. Eso significaría que los frenos automáticos de los trenes se activarían y los operadores serían amonestados.

Pero ya más de esas 200 señales mal calibradas fueron corregidas, indicó la MTA, agregando que  además se inspeccionarán otras 2,000 para asegurarse que estén funcionando correctamente.

Al reaccionar al estudio, el gobernador Andrew Cuomo insistió el martes que una vez que los conductores tengan más confianza en las señales corregidas, se sentirán más seguros de viajar más rápido, y esto se traducirá en grandes ventajas para los usuarios.