Violencia con indigentes activa revisiones en salud mental en la alcaldía de Nueva York

Ordenaron una evaluación de 30 días de los programas de intervención psicológica junto a NYPD
Violencia con indigentes activa revisiones en salud mental en la alcaldía de Nueva York
MTA tiene una unidad especial para la gente sin techo
Foto: Andrés Correa Guatarasma

Cuatro indigentes asesinados y un niño brutalmente atacado por un hombre sin hogar dispararon las alarmas en la alcaldía de Nueva York sobre la creciente crisis de personas que viven en las calles de la ciudad.

El alcalde Bill de Blasio está ordenando una “revisión de 30 días” de los programas de intervención de salud mental de la ciudad y la Ley Kendra, que otorga a los jueces el poder de obligar a las personas con enfermedades mentales a someterse a un tratamiento psicológico.

La comisionada de salud de la ciudad, Oxiris Barbot, y el Jefe del Departamento de Policía de Nueva York, Terence Monahan, dirigirán la revisión. Los críticos dicen que el programa de salud mental ThriveNYC, que creó la esposa del alcalde, no está desempeñando su papel.

“El Departamento de Salud y Thrive, por ejemplo, revisarán sus casos para ver si más personas deberían ser tratadas bajo la Ley Kendra”, dijo la alcaldía en un comunicado de prensa el viernes.

“Claramente tenía que haber un cambio de estrategia que involucrara a la policía de Nueva York, y estoy contento de que el alcalde finalmente haya adoptado un enfoque más activo y que deje a ThriveNYC en segundo plano”, dijo el concejal Joe Borelli (R-Staten Island), citado por New York Post.

“Una vez más, nuestro alcalde a tiempo parcial está demostrando que es reactivo, no proactivo”, criticó el concejal Robert Holden (R-Queens). “Muchos más incidentes podrían haberse evitado en los últimos años si la ciudad hiciera un mejor uso de esta ley, que ha demostrado reducir las tasas de falta de vivienda y encarcelamiento entre las personas con enfermedades mentales graves”.

El jueves, un hombre sin hogar atacó al azar a un niño de 6 años que estaba sentado en los escalones de la casa de sus abuelos en Kew Gardens, Queens. El niño fue hospitalizado en condición crítica con sangrado en el cerebro y un pulmón colapsado, dijo su familia.

El ataque se produjo menos de una semana después de que otro vagabundo asesinara al azar a cuatro indigentes en Chinatown.