Conseguir un seguro médico le cambió la vida a madre inmigrante

Este viernes se cumplen los primeros tres de NYC Care, y ya más 7,500 neoyorquinos se están beneficiando del programa de seguro de salud en El Bronx
Conseguir un seguro médico le cambió la vida a madre inmigrante
En los próximos días en los condados de Brooklyn y Staten Island estarán haciendo divulgación de este plan.
Foto: Michael Appleton/Mayoral Photography Office

Comenzar una nueva vida como inmigrante en este país es una realidad muy dura para muchos, porque además de dejar en sus países de origen a familiares, en algunos casos tienen que abandonar sus profesiones y olvidarse de seguir contando con un ingreso seguro, además de perder beneficios tan esenciales como el cuidado de la salud.

Ese fue el caso de Carmen Rodríguez, quien tuvo que dejar la República Dominicana en el 2016 para venirse a vivir a la ciudad de Nueva York con su hija adolescente, cambió que significó que no pudiera ejercer más su profesión como contadora, y el tener que desempeñarse aquí como cajera, albañil, niñera y ama de llaves, entre otros trabajos, para poder llegar a fin de mes.

“Desde ese entonces, mi estatus migratorio me ha hecho las cosas aquí extremadamente difíciles en esta ciudad”, contó Rodríguez, agregando que “lo más duro no ha sido precisamente mi experiencia de trabajo sino más bien mi falta de acceso a servicios médicos”.

Y es que en su país natal, esta madre estaba acostumbrada a realizarse chequeos rutinarios con su médico y estar al día con su salud. Pero una vez comenzó su vida como inmigrantes en El Bronx, las cosas cambiaron radicalmente para ella. “Cuando llegué aquí, me di cuenta que el acceso a servicios de salud que yo pudiera pagar no iba a ser fácil. Pude aplicar y obtener Medicaid de emergencia a través de un grupo comunitario seguido de un seguro básico a través de ‘Obamacare’, pero pronto estos servicios expiraron. Pasé dos años sin ver a un doctor, a pesar de sufrir de un constante dolor de oído y de preocuparme todos los días por mi salud como mujer especialmente después que cumplí 40 años”.

Pero gracias a NYC Care, el nuevo programa de acceso a cuidado de la salud lanzado por la Administración De Blasio el pasado agosto, y ofrecido a través de la red de hospitales y clínicas públicas de la Ciudad, NYC Health + Hospitals, Rodríguez logró desde hace tres meses conseguir un seguro médico y eso le cambió la vida.

“Me interesé en el programa después de ver anuncios en el Subway y de hablar con una representante de BronxWorks. El programa es de bajo costo o gratis para aquellos que no pueden pagar o no son elegibles para un seguro de salud – como por ejemplo, personas indocumentadas como yo”, contó la dominicana.

Grupos comunitarios: clave de la expansión

NYC Care comenzó a funcionar el 1 de agosto, primero en El Bronx, y como segunda fase será expandido en enero a Brooklyn y Staten Island, y luego al resto de los cinco condados.

Y aunque en sus primeros tres meses ya ha logrado una cifra récord de más de 7,500 inscritos en el Condado de la Salsa, número que representa el 75% de la meta que se propusieron alcanzar de 10,000 inscritos en los primeros seis meses, las autoridades del NYC Health + Hospitals saben que la clave para dar a conocer el programa y expandirlo, y poder alcanzar la meta de beneficiar a más de 300,000 neoyorquinos que califican, es contar con la ayuda de las organizaciones comunitarias que trabajan directamente en los vecindarios con los inmigrantes y en especial con los indocumentados.

El Dr. Mitchell Katz, presidente y CEO del NYC Health + Hospitals.

“Nosotros sabemos que con las políticas de la Administración Trump muchos tienen temor de ir a los hospitales públicos de la Ciudad, por pensar que forman parte del Gobierno federal, y es por eso que tenemos gente de la comunidad trabajando en nuestros hospitales para que los inmigrantes no tengan temor con asuntos como la ‘carga pública’, y asegurarles que aquí estamos para ayudarlos sin importar el estatus”, dijo el Dr. Mitchell Katz, presidente y CEO del NYC Health + Hospitals, durante una junta editorial con El Diario.

El Dr. Katz enfatizó que la clave de la expansión en El Bronx ha sido sin duda el trabajo directo con las organizaciones comunitarias, que han ayuda a dar a conocer la existencia del nuevo programa y los grandes beneficios de poder contar ahora con un seguro médico en la Gran Manzana, sin importar el estatus migratorio.

Cristina Contreras, directora ejecutiva del NYC Health + Hospitals/North Central Bronx, recalcó que se comunicaron con muchas organizaciones que apoyan al hospital “y ellos fueron los que trabajaron con nosotros en ir a sus comunidades, puerta a puerta, y a las estaciones del Subway, a llevar los folletos y hablar directamente con los pacientes. Están presentes en las juntas vecinales, y en donde está el público al que ellos sirven”.

La vocera del NYC Health + Hospitals, Carmen Boon, también destacó que además de ese contacto directo con la comunidad, la fuerte campaña emprendida para dar a conocer el programa ha funcionado y el caso de la dominicana Rodríguez es un claro ejemplo. “Tenemos una campaña en el Subway y un plan de promoción a través de varias de las agencias de la Ciudad como MOIA. Aunque sin duda ha sido el contacto personal, las llamadas y la conexión directa con esta pequeñas organizaciones que hablan idiomas como el vietnamita o laosiano, que ni siguiera forma parte de la lista de lenguas que manejamos en el NYC Health + Hospitals, que hemos alcanzado esa cifra de 7,500 inscritos hasta ahora”.

Otra de las ideas para alcanzar al mayor número de inmigrantes posibles, según explicó Boon, es que pronto se comenzará a promover el programa a través de la aplicación WhatsApp, que es una de la más usadas entre los inmigrantes para comunicarse con sus familiares en otros países.

Inmigrantes son los más beneficiados

Y aunque este programa está dirigido a todos los neoyorquinos por igual, por ser el acceso a la salud un derecho humano universal, sin duda son los inmigrantes los que más se están beneficiando, incluso algunos que llevan décadas sin ir a un médico.

“Yo mismo la semana pasada atendí a un inmigrante que tenía más de 40 años sin ir al médico por diferentes razones, aunque una de las principales era el no ser elegible para un seguro”, contó el presidente de NYC Health + Hospitals, quien además trabaja atendiendo pacientes en el Gouverneur Hospital.

“Y lo más importante es que cada una de esas más de 7,500 personas en El Bronx ahora tienen un doctor personal para su cuidado primario y lo mejor es que consiguieron sus citas en menos de dos semanas desde el momento que llamaron, y hay gente que hasta con sus seguros regulares no puede lograr eso”, indicó el Dr. Katz, agregando que esa es una de la razones principales por la que el programa se está lanzando, condado por condado, para poder atender la demanda de beneficiarios que esperan.

“Teníamos que asegurarnos que cuando recibiéramos esa ola de llamadas estuviéramos listos para atenderlos, tener los médicos y el personal necesario para absorber esa demanda”, explicó, asegurando que la expansión de NYC Care a Staten Island y Brooklyn se dará a finales de enero.

NYC Care en cifras:

  • 70% de los actuales 7,500 registrados, tiene entre 30 y 59 años.
  • 61.8% son hispanohablantes.
  • 70% o más de los registrados, están por debajo del 100% del nivel federal de pobreza.
  • 61% de los inscritos se identifican como mujeres.
  • 2.9% de los habitantes de Brooklyn y el 1.5% de los residentes de Staten Island no son elegibles para un seguro de salud y, por lo tanto, se beneficiarían de NYC Care.