Por qué la dieta DASH es mejor y más segura que la dieta keto

La dieta DASH se puede mantener por largo tiempo, sus resultados permanecen y además ofrece beneficios a la salud
Por qué la dieta DASH es mejor y más segura que la dieta keto
Foto: Aamulya / Canva

La dieta DASH es considerada la segunda mejor dieta general después de la dieta mediterránea, mientras que la popular dieta cetogénica o dieta keto se ubicó en el lugar 34, de acuerdo al listado de las dietas mejor clasificadas por US News & World Report.

De acuerdo a la publicación, la mejore dieta deben ser fácil de seguir, nutritiva, segura, efectiva para perder peso, protectora contra la diabetes y las enfermedades del corazón.

En cuanto al listado de mejores dietas para bajar de peso, la Dieta Weight Watchers (WW) se ubicó en el primer lugar, la dieta DASH en décimo y la dieta keto ocupó el lugar 15.

Es una dieta DASH ha sido probada y por ello se clasifica entre las mejores dietas para la salud y para perder peso.

DASH se basa en los siguientes alimentos: frutas, verduras, leche baja en grasa, granos integrales, pescado, pollo, frijoles y nueces.

La dieta DASH, que significa Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión, es promovida por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos para hacer prevenir la presión arterial alta.

De acuerdo a la Escuela de Salud Pública de Harvard, la dieta DASH recomienda reducir: el sodio, los alimentos y bebidas con azúcares agregados y la carne roja. La dieta es amigable con el corazón ya que limita las grasas saturadas y trans, al tiempo que aumenta la ingesta de potasio, magnesio, calcio, proteínas y fibra, nutrientes que se cree que ayudan a controlar la presión arterial.

Por otra parte, la dieta cetogénica es un plan de alimentación con alto contenido de grasas y muy pocos carbohidratos. Acepta tocino, pero prohíbe las frutas (a excepción de las bayas).

Al no obtener suficiente glucosa, en lugar de utilizar carbohidratos para obtener energía, el cuerpo quema un combustible alternativo llamado cetonas, proveniente de la grasa almacenada, y al hacerlo, ingresa en un estado denominado cetosis.

Crédito: Veranika Smirnaya/Canva

Desventajas de la dieta keto

Baja en fibra

“Tiende a ser una dieta muy baja en fibra. Eso es malo para el tracto gastrointestinal”, dice David Katz, fundador del Centro de Investigación de Prevención Yale-Griffin de la Universidad de Yale.

Mayor riesgo de cálculos renales y osteoporosis

Se han sugerido algunos efectos secundarios negativos de una dieta cetogénica a largo plazo, incluido un mayor riesgo de cálculos renales y osteoporosis, y mayores niveles de ácido úrico en la sangre (un factor de riesgo para la gota).

Posibles deficiencias de nutrientes

Es importante no solo enfocarse en comer alimentos con alto contenido de grasa, sino incluir una variedad diaria de carnes, pescado, verduras, frutas, nueces y semillas permitidas para garantizar una ingesta adecuada de fibra, vitaminas B y minerales (hierro, magnesio, zinc): nutrientes que normalmente se encuentran en alimentos como los cereales integrales que están restringidos de la dieta.

Debido a que los grupos de alimentos enteros están excluidos, la asistencia de un dietista registrado puede ser beneficiosa para crear una dieta cetogénica que minimice las deficiencias de nutrientes.

Difícil de cumplir

Es posible que al principio sí pierda peso, pero al ser extrema, es difícil continuar este tipo de dieta. La mayoría de las personas pronto se cansan de seguirlas y vuelven a subir el peso que habían perdido.

Los expertos prefieren las dietas que se puedan seguir por mucho tiempo, sean una manera segura de perder peso y no volver a aumentarlo.

Dura con el medio ambiente

Las personas que siguen la dieta ceto tienden a comer mucha carne. Él dice que lo mismo ocurre con la dieta paleo. La producción de carne utiliza alrededor de 20 veces la tierra y emite 20 veces las emisiones en comparación con la producción de frijoles, por gramo de proteína.

Te puede interesar: Consejos para adoptar la mejor dieta del 2020: la Dieta Mediterránea