La nueva e inusual táctica de ICE para detener a inmigrantes en ciudades santuario

Si las autoridades locales no cumplen con la petición de ICE podrían ser acusadas de desacato
La nueva e inusual táctica de ICE para detener a inmigrantes en ciudades santuario
Foto: ICE

Agentes de la Oficina para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) empezaron a utilizar citatorios judiciales para detener a inmigrantes en Denver, Colorado, una nueva e inusual táctica que pretenden expandir a las demás ciudades santuario del resto del país, reportó este miércoles la agencia de noticias AP.

El recurso implementado en Denver exige a los cuerpos policíacos información de cuatro inmigrantes requeridos para deportación mediante una solicitud administrativa formal que se hizo el lunes, por lo que las autoridades locales tienen 14 días para responder a la petición en tres de los casos y la información del cuarto inmigrante debe ser entregada esta misma semana.

De acuerdo con ICE, se trata de tres mexicanos y un hondureño que han sido arrestados y encarcelados por delitos violentos que ya habían sido deportados.

Si la ciudad no responde, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) llevaría el citatorio a un juez federal, quien puede ordenar su cumplimiento y en caso de que los funcionarios locales no lo hagan, podrían ser sancionados por desacato o desobediencia a la autoridad.

Las autoridades de inmigración han recurrido a esta medida ante la falta de colaboración de funcionarios de condados y municipios, quienes rechazan dar información sobre inmigrantes detenidos en sus cárceles debido a que se encuentran en jurisdicciones consideradas “santuario”.

En todo el país existen 29 jurisdicciones consideradas “santuario”, ya sean ciudadades, condados, estados o áreas metropolitanas, donde se protegen los derechos de los inmigrantes y se rehusa colaborar con las autoridades federales en los procesos de deportación.

“Dado que no tenemos cooperación del centro de justicia de Denver, estamos modificando nuestras tácticas para producir información”, declaró Henry Lucero, subdirector de Operaciones de Ejecución y Remoción (ERO), la unidad de ICE encargada de las deportaciones.

La táctica de ICE es una más de las acciones de la administración del presidente Donald Trump para tratar de frenar la llegada de inmigrantes, tengan o no tengan papeles, como obligar a los refugiados a permanecer en México, aumentar de forma exagerada las tarifas de trámites migratorios o restringir beneficios públicos.