Por qué siempre debes agregar limón a tus frijoles, lentejas y ensaladas

Las legumbres contienen hierro no hemo, por lo que se requiere de un potenciador para que el cuerpo las absorba mejor
Por qué siempre debes agregar limón a tus frijoles, lentejas y ensaladas
Foto: Pxhere

Las lentejas, frijoles, garbanzos y otras legumbres, tienen un alto contenido de nutrientes, aportan proteínas, minerales y vitaminas. Para que nuestro cuerpo pueda absorber algunos de esos nutrientes necesita de ayuda.

Las legumbres son ricas en proteínas, suelen contener alrededor del doble de la cantidad de proteínas que se encuentran en los cereales de grano entero como el trigo.

También contienen hierro, mineral que apoya el metabolismo muscular y el tejido conectivo sano. Es necesario para el crecimiento físico, el desarrollo neurológico, el funcionamiento celular y la síntesis de algunas hormonas.

De acuerdo a National Institutes of Health, el hierro en la dieta tiene dos formas principales: hemo y no hemo. Las plantas y los alimentos fortificados con hierro contienen hierro no hemo solamente, mientras que la carne, los mariscos y las aves contienen hierro hemo y no hemo.

Eso quiere decir que los frijoles y otras legumbres tienen hierro no hemo. Al cuerpo le cuesta más absorberlo. La vitamina C le ayuda a su cuerpo a usar el hierro de fuentes vegetales.

Crédito: Pxhere

Los alimentos con hierro no hemo deben de combinarse con alimentos ricos en vitamina C (como cítricos, fresas, pimientos dulces, tomates y brócoli) o acompañarse con carnes, aves, mariscos.

Es así como no están en un error quienes agregan limón a sus frijoles y otras legumbres. También hay otras opciones de incorporar vitamina C a sus alimentos con hierro no hemo, por ejemplo:

  • Tome un vaso de jugo de naranja con su cereal de desayuno
  • Cocine sus frijoles con tomate
  • Ponga salsa en sus tacos
  • Dele a su bebé fruta fuente de vitamina C junto con su cereal

Te puede interesar: Mucha proteína y pocas grasas: Sopa de lentejas con jengibre y curry

Se recomienda el consumo de legumbres ya que son un excelente alimento complementario para niños pequeños, mujeres en edad de procreación, que son más vulnerables a la anemia ferropénica, embarazadas y muy beneficiosas también para la dieta de las personas mayores, señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Su contenido alto de nutrientes también vuelve a las legumbres ideales para las personas vegetarianas y veganas.

Crédito: Pxhere

Además de las legumbres, otras fuentes de hierro son:

  • Carnes magras, mariscos y aves
  • Cereales para el desayuno y panes fortificados con hierro
  • Espinacas, acelgas y otras hojas
  • Nueces y algunas frutas secas como las pasas de uva

Te puede interesar: ¿Por qué debemos remojar las legumbres como garbanzos, lentejas y frijoles antes de cocinarlos?