Latinos y negros acaparan 90% de las multas a peatones en Nueva York: ¿racismo o realidad?

Critican que NYPD siga siendo más exigente con las comunidades pobres y de color
Latinos y negros acaparan 90% de las multas a peatones en Nueva York: ¿racismo o realidad?
Motores, bicicletas y pies se pelean el asfalto
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

90% de todas las multas emitidas el año pasado en NYC por cruzar la calle fuera de las esquinas, las recibieron peatones negros y latinos, según datos oficiales reportados por primera vez por Streetsblog.

Muchos se preguntan si es un caso más de racismo policial o si de verdad estos sectores de la población son los más desordenados al atravesar las calles sin tener en cuenta los cruces peatonales y los semáforos.

Es un mal hábito que las fuerzas del orden público ignoran en gran medida, pero la policía de Nueva York puede y de hecho entrega cientos de multas cada año.

Incluso el alcalde Bill de Blasio fue consultado ayer sobre los datos en un evento no relacionado.

“Hay un esfuerzo continuo para garantizar que la policía sea justa en todas las comunidades“, dijo, citado por Pix11.  “Tenemos que resolver con desafíos reales con calles más concurridas cómo usar la aplicación de la ley para todos de la manera correcta, pero tiene que ser ​​justa. Entonces, creo que el Concejo (Municipal) está tratando de garantizar que eso sea justo. Los felicito y trabajaremos con ellos”.

El presidente del Concejo, Corey Johnson, denunció la práctica de emitir citaciones a peatones a principios de este mes. “Cualquiera que viva aquí y diga que no practica ’jaywalk’ está mintiendo”, escribió en Twitter. “No tiene sentido multar al azar a las personas por ello”.

El NYPD emite menos de una multa peatonal por día, “Sin tener en cuenta la raza o el origen étnico”, dijo una portavoz. “El Departamento está comprometido (…) con mantener nuestras calles seguras para todos los neoyorquinos”.

Anthony Posada, abogado supervisor de la Unidad de Justicia Comunitaria de The Legal Aid Society, calificó la estadística de “repugnante e indefendible”.

“Deja en claro que la agenda general de la institución es mantener controladas las comunidades de color en todo momento”, señaló.