Murió legendario mafioso de ’La Cosa Nostra’ en Distrito de la Moda de Nueva York, Joseph Gambino

"No llamamos a la policía, nos encargamos nosotros mismos" era el lema de sus negocios
Murió legendario mafioso de ’La Cosa Nostra’ en Distrito de la Moda de Nueva York, Joseph Gambino
Oficinas en el Distrito de la Moda de NY
Foto: Google Maps

Joseph Gambino, quien se convirtió en un empresario millonario gracias a la influencia criminal de su padre Carlo Gambino, pero que se mantuvo alejado del resto del oscuro negocio familiar, murió de causas naturales a la edad de 83 años.

El fallecimiento fue el mes pasado, pero sólo se informó hasta ayer, indicó New York Post.

La Cosa Nostra funciona a través de entidades conocidas como “familias”, que en Nueva York son cinco: Bonanno, Genovese, Luchese, Colombo y Gambino. A pesar de ser entidades separadas, los miembros de esta organización colaboran entre ellos en actividades criminales.

Joseph Gambino y su hermano mayor Thomas fueron antiguos propietarios y operadores de numerosas compañías de camiones del Distrito Garment (Moda) en Midtown Manhattan.

El bloqueo de la familia de los camiones que llenaron las calles donde el comercio de ropa de la ciudad alguna vez prosperó, fue tan extenso que los competidores que intentaban estacionar sus propios vehículos se arriesgaban a que sus neumáticos fuesen pinchados o cosas peores, según los funcionarios locales.

A diferencia de Thomas, Joseph Gambino nunca se convirtió en un hombre hecho de la mafia. Abandonó la Universidad de Nueva York (NYU) en la década de 1950 y comenzó a trabajar para Consolidated Carriers Corp., la compañía de camiones que tendría un monopolio virtual en las entregas del Distrito de la Moda hasta octubre de 1990, cuando los hermanos Gambino fueron golpeados con cargos estatales de extorsión.

Durante una investigación de dos años realizada por la oficina del entonces fiscal de distrito Robert Morgenthau, Joseph Gambino le dijo a un oficial de policía encubierto que la compañía tenía dos reglas para sus empleados: no drogas ni robos. Y si alguien era sorprendido robando, le advirtió: “No llamamos a la policía, nos encargamos nosotros mismos”.

Después de una investigación encubierta, durante la cual la Policía del Estado NY plantó un micrófono en el techo de su oficina, Joseph, que entonces tenía 54 años, y su hermano Thomas, 61, fueron acusados ​​de corrupción empresarial y 52 cargos de hurto, extorsión, coerción y restricción del comercio.

Los cargos conllevaban penas de prisión de hasta 25 años tras su condena. Pero en febrero de 1992, después de tres semanas de juicio, los hermanos Gambino se marcharon con un acuerdo costoso, para la mayoría de las personas, pero no para ellos, sin motivo de prisión. Se declararon culpables de un sólo cargo de restricción ilegal del comercio, acordaron pagar una multa de $12 millones de dólares y salir del negocio de camiones del Distrito de la Moda para siempre.

Las autoridades estimaron que en su vida productiva los hermanos recaudaron aproximadamente $70 millones de dólares y se embolsaron $22 millones en ganancias, acotó Daily News.

Thomas aún vive y tiene 90 años.