Mantén la calma. Quédate en casa. Mantente sano

Mantén la calma. Quédate en casa. Mantente sano
Una mujer camina a su perrito por la calle 42 de Nueva York.
Foto: Peter Foley / EFE

A medida que COVID-19 da un cambio a nuestras rutinas, me gustaría recordarles a todos los neoyorquinos que cuiden su salud mental tan de cerca como protegen su salud física. Manteniendo la calma y tu fortaleza mental refuerzas tu capacidad para combatir este virus, especialmente a medida que los hechos cambian rápidamente.

Queremos que estés lo suficientemente sano como para levantarte de la cama por la mañana y lo suficientemente enfocado para cuidarte a ti mismo y a tus seres queridos.

Aunque las calles están tranquilas en todos los condados, seguimos siendo una comunidad de neoyorquinos que se necesitan mutuamente. Y aunque la gente de nuestra ciudad se encuentra entre las muchas personas de todo el mundo a las que COVID-19 les ha cambiado la vida, las redes sociales cambian el curso cuando se trata de mantenerse en contacto. Podemos enviar mensajes de texto, video llamadas, llamadas de conferencia, enviar fotos. Podemos conectarnos con grupos enteros de personas en cualquier lugar, en cualquier momento. Conéctate con otros. Establezca un horario para mantenerse en comunicación.

¿Te sientes especialmente deprimido? Muchos terapeutas ahora practican la telepsiquiatría (con video llamadas) o realizan sesiones por teléfono. Y cualquier persona en Nueva York puede llamar, enviar mensajes de texto o chatear al 1-888-NYC-WELL, 24/7 para hablar con consejeros capacitados. Chatee en línea en nyc.gov/nycwell. NYC Well está disponible en 200 idiomas.

También puedes acceder a los recursos de salud mental desde tu casa aquí:

https://thrivenyc.cityofnewyork.us/mental_health_support_while_home

¿Necesitas información práctica? Visita http://nyc.gov/coronavirus o envía un mensaje de texto con la palabra COVID al 692-692, o COVIDESP al 692-692 para obtener actualizaciones en español.

Nosotros, los neoyorquinos, hemos demostrado nuestra amabilidad y resistencia una y otra vez, a través de desastres naturales como el huracán Sandy o los ataques terroristas de 2001. Esa amabilidad e inclinación a ayudarnos también nos ayudará a superar esto.

¿Tienes vecinos que podrían necesitar ayuda para comprar alimentos o pasear al perro? ¿O simplemente cuidando a los niños durante un par de horas? ¿Quizás alguien mayor vive solo y agradecería una nota debajo de la puerta con tu número de teléfono, ofreciéndole recoger medicamentos en la farmacia?

Y cuando veas pasar a tus vecinos, no les pase de largo. Pregunta: ¿cómo estás? Espere la respuesta, ¡mientras practica el distanciamiento social, por supuesto!

No todo el dolor y el miedo son visibles. Demasiados, particularmente en nuestras comunidades asiático-americanas, han sido objeto de lenguaje odioso debido al coronavirus. Hágales saber que tienen su amor y apoyo. Si usted es víctima de un delito de odio, llame al 911. También puede llamar al 311 y decir “derechos humanos” para denunciar un acoso o discriminación.

Con el cierre de nuestras escuelas y nuestros neoyorquinos mayores que no pueden socializar en los centros para personas mayores, muchos de nosotros hemos tenido roles más intensos como cuidadores de niños o personas mayores. Recuerde que es tan importante cuidarse uno mismo como cuidar a sus seres queridos.

Todos sabemos lo básico por ahora. Lávate las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón. Evita reuniones de 10 o más personas. Tose en el codo. No des la mano. Trabaja en casa si puedes.

A eso agrego: respira lenta y profundamente. Adopta una nueva rutina para ti y los miembros de tu familia. Aprovecha el tiempo para leer un buen libro, teje, juega al ajedrez, mira una película. Los niños prosperan con rompecabezas y juegos de mesa, pintando y tomando descansos para saltar la cuerda y andar en bicicleta (a una distancia de seis pies de los demás).

Muchos neoyorquinos viven solos, y sé que no hay soluciones rápidas y fáciles para la ansiedad y la incertidumbre que pueden surgir con el distanciamiento social. Somos criaturas sociales, y puede parecer extraño y solitario estar separado de los demás. Esos sentimientos pueden agravarse para aquellos con condiciones de ansiedad o depresión. Continúe tomando los medicamentos recetados, aproveche NYC Well y no tenga miedo de decirles a los demás si se siente aislado o asustado.

Esta crisis también puede sacar lo mejor de nosotros, nos puede dar una comprensión más profunda de nosotros mismos y nuestras relaciones. También es un período de más tiempo para hablar sobre quiénes somos y volver a conectarnos con nuestras parejas, hijos, hermanos, padres, amigos, colegas. Encuentra tiempo para enseñar a tus hijos una nueva habilidad, cómo jugar Scrabble o preparar un plato favorito. Si vives solo, después de haberte cansado de reflexionar sobre la belleza y los desafíos de la soledad, comunicarte con los demás es una buena excusa para conectarte.

Estos son tiempos difíciles, pero podemos salir de esta pandemia con un nuevo sentido de nosotros mismos y una nueva gratitud por las muchas cosas que con demasiada frecuencia damos por sentado. Echamos de menos la vida pública de nuestros establecimientos de la ciudad, pero somos más que nuestros bares y restaurantes, nuestros estadios deportivos, nuestras escuelas, nuestros centros culturales. Todos somos nosotros mismos, abriéndonos paso a través de este misterio llamado vida.

-Chirlane McCray es la primera dama de NY

Sigue a la Primera Dama de Nueva York:
Twitter: www.twitter.com/nycfirstlady
Facebook: www.facebook.com/nycfirstlady
Instagram: www.instagram.com/nycfirstlady
Tumblr: http://flo.nyc