Contralor insta a proteger los trabajadores que encaran la pandemia de coronavirus

La Ciudad y al Estado deben fortalecer la red de salud y seguridad de más de 1 millón de empleados que salvaguardan a los neoyorquinos y mantienen operativos los servicios públicos esenciales
Contralor insta a proteger los trabajadores que encaran la pandemia de coronavirus
La iniciativa busca garantizae la salud y seguridad de los trabajadores activos en la emergencia.
Foto: Austin Lane / EFE

NUEVA YORK.- La ciudad debe garantizar la asistencia médica, el cuidado infantil y acceso prioritario a las pruebas de COVID-19 para todos los trabajadores que actualmente están en el frente de combate de la pandemia, exigió este jueves el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer.

La oficina del contralor reveló el perfil demográfico de más de 1 millón de trabajadores, o el 25% de la fuerza laboral de la ciudad, de los empleados que mantienen operativos los servicios públicos esenciales como el transporte público, atención médica, cuidado de niños, supermercados, farmacias, saneamiento, limpieza y entregas en las entidades involucradas directamente con la emergencia generada por la pandemia de COVID-19.

Un dato importante revelado por el estudio es el que más del 50 % de los trabajadores activos en la emergencia son inmigrantes y en general, el 75% son personas de color, incluido el 82 % de los empleados de servicios de limpieza. Más del 40 % de los empleados de tránsito son negros mientras que más del 60 % de los trabajadores de limpieza son hispanos.

Stringer propone subsidios para el sector a cargo de la limpieza, la de suministros y el personal de pequeñas empresas y organizaciones sin fines de lucro.

Según el contralor Stringer, el perfil demográfico de estos trabajadores no gubernamentales, y los empleados públicos, servirá como guía para que el gobierno local y estatal, aborde mejor sus necesidades: quiénes son, dónde viven, de dónde son, cómo llegan al trabajo, cuidado infantil, atención médica y sus tensiones financieras.

El contralor está exigiendo a la Ciudad y al Estado que fortalezcan la red de seguridad social y protejan a esta vital fuerza laboral, la mayoría de los cuales son mujeres y personas de color, que dependen en gran medida del transporte público para llegar al trabajo, y a menudo viven por debajo de la línea de pobreza y tienen niños.

“Estos trabajadores en quienes confiamos nuestra salud, nuestra alimentación, nuestros seres queridos y nuestras vidas son a menudo ignorados, mal pagados y sobrecargados de trabajo. Para superar esta crisis, necesitamos respaldarlos, merecen atención médica y cuidado infantil accesibles, tránsito seguro y confiable, estabilidad financiera y caminos hacia la ciudadanía y la naturalización”, insistió el contralor.

Datos y cifras clave sobre los trabajadores esenciales

Más del 60 %de todos los trabajadores que están combatiendo la pandemia en la ciudad de Nueva York son mujeres, incluido el 81 % en los servicios sociales y el 74 % en atención médica. El personal en el sector de tránsito y los que hacen entregas, por otro lado, son el 24 % y el 22 %, respectivamente.

Más del 50 % de los trabajadores son extranjeros. Los servicios de limpieza de edificios emplean la mayor proporción de inmigrantes (70 %), seguidos por los de atención médica (53 %) y las tiendas de alimentos y farmacias (53 %).

En total, el 19 % de los trabajadores no tienen el estatus de ciudadanía, factor que a menudo los coloca en una posición precaria y aterradora en esta era de medidas arbitrarias por parte de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE). Más de una cuarta parte de las tiendas de alimentos y farmacias, el 22 % del servicio social y un sorprendente 36 % de los empleados del servicio de limpieza no son ciudadanos.

Dónde viven

Quienes se preocupan por el bienestar de los residentes son, en la mayoría de los casos, neoyorquinos mismos. Según el documento elaborado por la oficina del contralor, aproximadamente el 84 % de los empleados que trabajan dentro de los cinco condados también residen aquí. El 91 % de los empleados de servicios sociales, el 88 % de que trabajan en los supermercados y farmacias, y el 87 % en el sector de servicios de limpieza viven dentro de los límites de la ciudad.

El condado de Brooklyn es el hogar de la mayor parte de los trabajadores que actualmente encaran la emergencia, con un 28 %, incluido el 31 % de los trabajadores de servicios sociales y el 30 % de los empleados en el transporte público. Le siguen los distritos de Queens y el Bronx, que albergan al 22 %y al 17 %, respectivamente.