Filas kilométricas de conductores desempleados por coronavirus para buscar alimentos gratis se multiplican en EEUU

El otro problema es que son más las solicitudes que la comida disponible para regalar

Filas kilométricas de conductores desempleados por coronavirus para buscar alimentos gratis se multiplican en EEUU
Los Angeles World Harvest Food Bank es una organización que reparte alimentos a los pobres.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Los bancos de alimentos a través de todo Estados Unidos podrían no dar abasto ante la demanda de productos por parte de desempleados y otros sectores que acuden a su auxilio en medio de la crisis por el coronavirus.

Prueba de lo anterior son las largas filas de vehículos en estados como Pennsylvania, Maine, Washington, Nueva York y California de personas que buscan abastecerse de alimentos con ayuda de organizaciones sin fines de lucro.

El problema es que son más las solicitudes que la comida disponible para distribución.

Organizadores de la entrega ayer en Pittsburgh indicaron que ayudarían a unas 1,300 personas en un periodo de tres horas en PPG Paints Arena.

Imágenes aéreas KDKA-TV muestran la larga línea de visitantes en espera de alimentos.

Charlese McKinney, directora de Great Pittsburgh Community Food Bank, dijo a la cadena que muchos de los asistentes revelaron que era la primera vez que pedían la ayuda.

“Ellos tenían trabajos, ellos podían hacerse cargo de sus familias, pero sus horarios han sido reducidos o han sido temporalmente cesados de sus trabajos”, dijo McKinney.

Una escena similar se veía desde horas de la mañana en Inglewood, California, donde el Banco de Alimentos Regional repartió comida a unas 5,000 familias.

Medios locales reportaron de cientos de conductores esperando en sus autos alrededor de Forum desde las 8 a.m.

En la Ciudad de Nueva York, algunos solicitantes han acudido al exterior de una “soup kitchen” cerca de una iglesia en East Village, en Manhattan.

El panorama es NYC es aún más complicado, ya que el brote en la Ciudad ha llevado a que Food Bank for New York (principal entidad de distribución de alimentos) suspenda en un 40 % sus operaciones.

Sin embargo, el Banco abrió unos 15 centros temporeros de distribución en espacios de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad.

En Washington, funcionarios manifestaron esta semana estar preocupados de que se les acaben los suministros de alimentos en cuestión de semanas.

De acuerdo con un reporte de Crosscut, estos espacios en todo el estado reportan “una crítica insuficiencia de comida”, y la expectativa es de una “significativa brecha en el suministro de alimentos en todo el sistema para mediados de abril”, de acuerdo con un reporte del Centro de Operaciones de emergencia con fecha del 27 de marzo.

Igual panorama se ve en Maine, donde representantes de Good Shepherd Food Bank buscan cumplir con la demanda a pesar del incremento en la necesidad de ayuda.

“Nosotros apenas estamos manteniendo el ritmo”, dijo Kristen Miale. “Pero, nosotros estamos realmente preocupados por los suministros de alimentos en unas pocas semanas”.

El banco ha invertido $1 millón en los pasados 10 días. En condiciones normales, esa cantidad duraría por 10 meses.