Aprende a preparar una frittata italiana perfecta

La frittata es una elaboración clásica de la cocina italiana. Se trata de un platillo cotidiano que representa una extraordinaria alternativa para darle un giro al uso de los huevos, es generoso, económico, versátil y muy fácil de cocinar

Aprende a preparar una frittata italiana perfecta
La frittata es una extraordinaria opción de almuerzo rico en proteínas.
Foto: Pxhere

La frittata es una especialidad de la cocina italiana que forma parte de los platillos más cotidianos y clásicos. Es una receta tradicional que se elabora con productos muy sencillos y su ingrediente estrella es el huevo, que se mezcla con vegetales, carnes, quesos, todo tipo de condimentos y especias e inclusive es bastante popular utilizar sobras de guisados. Una de sus grandes cualidades es que se trata de un plato muy sencillo de preparar, rinde para toda la familia, es económico, es muy versátil ya que puedes agregar todo tipo de ingredientes y crear nuevas versiones. 

En otros países tienen sus propias y populares versiones, como es el caso de España quienes tienen la tortilla de patatas y en Francia el omelette; en el caso de la frittata se prepara de manera similar y con el huevo como ingrediente principal, entre sus más destacadas diferencias es que se sirve abierta y se agregan los condimentos y acompañamientos en la parte superior. Actualmente existen muchas recetas de frittatas, existe una preparación llamada frittata di cipolle (de cebolla), que se considerada de las más famosas y un plato fundamentado en la tradición popular italiana; en Italia este era un alimento para gente humilde que en el siglo pasado era consumida por los trabajadores al final de la jornada laboral. 

Una de las actividades preferidas de la cuarentena es cocinar, por lo que resulta un buen momento para aprender nuevas y sencillas recetas, como es el caso de la Frittata; te presentamos una lista de tips infalibles para cocinarla como un profesional. Es una gran alternativa de picoteo, almuerzo y cena ligera. 

1. La importancia de un buen sartén

La mejor recomendación para obtener éxito al preparar tu primer frittata es que te facilites la vida, utilizando un sartén antiadherente o de acero inoxidable para evitar que se pegue y sea un desastre. Un buen consejo es agregar la grasa y permitir que se caliente a fuego medio, posteriormente se recomienda agregar los ingredientes en capas: inicia con el huevo, luego agrega una capa del relleno, otra de queso y espera aproximadamente un minuto y repite el proceso; es una buena manera de facilitar el proceso de cocción. También una buena opción es saltear los ingredientes mezclarlos con el huevo y hornear.

2. Siempre agrega lácteos, queso o leche

Uno de los tips infalibles de todo italiano es agregar lácteos, en principio es importante hacerlo a la mezcla de huevo puedes agregar leche o mejor aún un par de cucharadas de crema para batir, le darán un toque único y más cremoso. Al momento de la cocción agregar entre capas queso rallado como puede ser mozarrella o parmesano, no sólo es el toque de sabor perfecto actúa como un pegamento para unificar todos los ingredientes. 

3. Utiliza como grasa mitad mantequilla y mitad aceite de oliva

Un buen consejo para añadir mucho más sabor es como primer paso agregar mitad de mantequilla y mitad de aceite de olivo como grasa de cocción al sartén, agrega cebolla blanca fileteada y permite que se dore un poco, cuando estén bien cocidas e inclusive un poco doradas agrega la mezcla de huevo. Es un buen tip que brinda textura y buena presentación a la cubierta.

4. Sé creativo y aprovecha ingredientes que tienes en casa

Una de las grandes bondades de la frittata es que puedes agregar todo tipo de ingredientes y crear nuevas combinaciones. Es una buena manera de evitar el desperdicio de alimentos, agrega los restos de guisos, quesos, carnes frías y vegetales que tengas en casa; acompaña con una fresca ensalada y tienes un almuerzo delicioso y ligero.