El virus arrecia infierno en el Metro de Nueva York: 55% aumentan robos entre pocos pasajeros pagando y más desamparados durmiendo

NYC Transit no descarta pedir ayuda de la Guardia Nacional para controlar la inseguridad

El virus arrecia infierno en el Metro de Nueva York: 55% aumentan robos entre pocos pasajeros pagando y más desamparados durmiendo
Indigente durmiendo en el Metro
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Aunque el tráfico de pasajeros ha bajado a mínimos históricos por la cuarentena, los robos en el Metro de Nueva York han subido 55% y los delitos mayores no han disminuido, sino mantienen su  misma tendencia, informó NYPD.

El alza de 33 a 51 robos mensuales corresponde a una comparación entre marzo de este año y 2019, destacó The City.

Sarah Feinberg, presidenta interina de NYC Transit, ha dicho que no descarta pedir la ayuda de la Guardia Nacional, pero un portavoz de la agencia indicó que no se tiene prevista la llegada de agentes federales a las estaciones del Metro.

“Hemos analizado una variedad de opciones y continuaremos teniendo otras sobre la mesa”, dijo  Feinberg. “Esto es lo que tiene más sentido en este momento”.

Mientras, 70 policías más de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) están haciendo presencia en las estaciones y los subterráneos. También se ha unido personal de un par de empresas que ya tenían contratos de seguridad con la agencia de tránsito.

Varias razones podrían explicar el incremento criminal, todas relacionadas entre sí: la desolación, la mayor presencia de indigentes y la gran cantidad de agentes de NYPD que se han reportado de reposo por el coronavirus.

Sobre la presencia de desamparados que duermen en estaciones y vagones, Feinberg dijo que está “perdiendo la paciencia”.

“Nosotros instamos a la ciudad a tomar medidas más agresivas para abordar este problema. Es, sin duda, una obligación y responsabilidad de la ciudad”, dijo Feinberg ayer durante una video conferencia de prensa después de la reunión mensual de la junta de la MTA.

“Hay una cantidad astronómica de personas sin hogar ahora en el Metro”, dijo a CBS2 el conductor del de la MTA, Tramell Thompson. “La Autoridad Metropolitana de Transporte es ahora la Autoridad Metropolitana de Transmisión. (Ellos) están transportando este virus”.

En paralelo, el domingo la policía de Nueva York anunció más de 5 mil ausencias entre sus oficiales uniformados, lo que equivale al 14% de su fuerza laboral de calle. Esa cifra llegó a estar en 20% durante la crisis sanitaria. La propia MTA ha sufrido también reposos y muertes por COVID-19 entre su personal.

“Pedí a la policía de la MTA, en la medida de lo posible, que trasladara al personal al sistema de Metro”, dijo previamente Feinberg.

De las seis principales categorías de delitos reportados por la policía de Nueva York a la junta de la MTA, el mes pasado hubo aumentos en el número de robos y homicidios en el subterráneo.

Unos 173 delitos mayores fueron reportados en el Metro en marzo pasado, apenas seis menos que un año antes, cuando la cantidad de pasajeros se encontraba en niveles normales con millones de viajeros al día.

En respuesta al comentario de Feinberg, el Departamento de Servicios Sociales de la ciudad dijo que sus equipos de extensión “continúan su alcance 24/7/365, ayudando a los neoyorquinos que experimentan la falta de vivienda a salir de las calles y los subterráneos hacia viviendas de transición y permanentes”, citó New York Post.

Esta crisis de seguridad y caída en el tráfico de pasajeros agudiza las finanzas ya deterioradas del Metro de NYC, que enfrentaba un déficit multimillonario antes de la pandemia.